Inicio » La U »

¿Cuándo va a ganar el fantasma Figueroa?

La U volvió a retirarse de la cancha cabizbaja, al menos pudo evitar la derrota frente a un luchador Deportes Concepción.

Guía de: La U

El nuevo técnico de la U consiguió al menos evitar una segunda derrota consecutiva para él y alejar de la directiva de Azul Azul el poseer el muy triste récord de derrotas consecutivas en toda nuestra historia de partidos oficiales.

Después de un vértigo futbolístico, de quince minutos de duración, donde todo es prisa por acercarse al área rival, juego a dos toques y atacar a los espacios: a excepción del discutible nivel futbolístico de Fernández.

Ramón es un buen jugador, que no tiene en sus condiciones futbolísticas o no siente el jugar rápido, compartir la bola con sus compañeros y prender a su equipo. La suerte lo premió entregándole el rebote de un tibio despeje penquista, el que pudo definir al primer palo y empatar en el mano a mano con el arquero lila.

U Figueroa

Foto: Marco Muga

Hasta que el motor azul de baja cilindrada pidió su pausa y bajar las revoluciones, el chuncho fue un torbellino de presión permanente sobre la posesión del balón rival, pero nuevamente sin claridad para habilitar bien en el área y obviamente definir para llegar al gol.

La U con el balón pero sin generar peligro real para el impronunciable Kletnicki.

Un despliegue azul de ganas y esfuerzo colectivo, con un Videla virado que abandonó de urgencia el trotecito. Sin embargo, no tiene equilibrio en la transición ataque-defensa.

A la U le llegan poco, pero letalmente, nuevamente un desacomodo de Sills en su perfil derecho facilita la llegada lila en igualdad numérica defensiva y la U comienza a sufrir la desventaja. La que se repite en el segundo tiempo con un anticipo penquista en la salida azul, un pelotazo de despeje al área azul pilla desatento a Sills en su marca –nuevamente factor desequilibrante- permitiendo el acierto rival y otra vez a sufrir con la desventaja.

La U se fue desdibujando al punto de involucionar lanzando centro tras centro para los centrales penquistas, afortunadamente uno largo de ellos lo capturó Charles quien cambió el palo para que el paraguayo Rojas estrenara su registro goleador en la U, curiosamente con escaso festejo.

El fútbol del verso agresivo duró un rato para dar paso a la fragilidad y desequilibrio perdedor.

El técnico Figueroa, para acercarse a su primer triunfo, deberá ver tranquilo el video del partido un par de veces y sacar sus conclusiones. Lo que mostró la U anoche en Santa Laura apenas alcanza para ilusionarse, el equipo no tiene alma ni convicciones, tampoco demasiada suerte, con la abundancia de jugadores de nivel promedio nacional pueden escasear las oportunidades.

El anunciado gran plantel de la U son los fusibles a los que echará mano Figueroa, como buen técnico deberá buscar que el equipo funcione en sus fases, defensiva primero y luego ofensiva.

Un mal promedio de goles en contra y un plantel abundantemente mal conformado acompañan al fantasma, acechándolo ante una nueva caída.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X