Inicio » La U »

Diego Rivarola, el Gokú de la U

El interminable mendocino de entre sus prendas en la banca sacó la polera ganadora de Gokú para ingresar y regalarnos otro triunfo memorable.

Guía de: La U

La vista nublada de Diego con las tribunas cantándole y agradeciendo su histórica performance frente al cacique, que el mendocino emocionado recibe, es una postal eterna, ganadora e imborrable del corazón azul de la U. En su segundo retorno a la U ha consolidado su fama de terrible goleador frente a los albos, los desafía abiertamente sin recibir respuesta desde el rival que una vez más lo ve salir ganador, conocedor de su fama de verdugo de indios.

Clásico

Foto: Felipe González, El Mercurio

Goku Rivarola volvió a ser el salvador de la U.

Sus compañeros, agradecidos después de llegar revoleando las camisetas -en celebración luego del pitazo final de Osses- para regalarlas al León, intentan levantarlo en andas de frente a la hinchada, la que goza el triunfo y le muestra a sus jugadores el rostro de Gokú tatuado para siempre en los hombros y la piel de la sufrida y prejuiciada barra de la U.

Amor azul es como podríamos denominar el de Diego con la U, el lugar donde se consolidó como jugador y desde donde partió a México y regresar a la Argentina para continuar haciendo diferencias económicas que aseguren un futuro sin zozobras de este moderno gladiador. La U es el lugar donde siempre ha querido volver y desde donde no quiere tener que partir, un jugador metido en el alma e ídolo de la hinchada de la U.

En su décimo sexta temporada anual como profesional y su segundo regreso a la U (2003 y 2010) después que arribara nuevamente desde Santiago Morning, el Gokú otra vez nos conmueve con su impronta para ayudar a dar vuelta un difícil clásico estirando su registro de hazañas futboleras por la U en su ya dilatada carrera. Misma que lo ha visto jugar además en Venezuela y Chipre.

El retiro deberá indefinidamente continuar esperándolo como destino inexorable de todo futbolista, mientras él lo mira de reojo y se banca ser reserva, pese a tener pocos minutos en la cancha, pero está en la U, en el club con el que inició un romance allá por el año 2000, sus casi ochenta goles por la U lo encuentran aún dispuesto a ser alternativa en un competitivo plantel que lo tiene por uno de sus principales referentes, si no el más decisivo en los clásicos de la U frente a los albos.

Los siete goles por partidos oficiales de Diegol Rivarola a Colo Colo lo ubican en un selecto pódium de glorias de la U que jugaron más de una década en la U: 1° Carlos Campos, el inolvidable “tanque” con 16 goles; 2° el gran Leonel Sánchez, con 13 goles; 3° el osornino Rubén Marcos, con 9 goles frente a los albos y, 4° nuestro Gokú, con 7 en siete años conforman el olimpo de jugadores de la U goleadores frente a los albos.

Aún le queda hilo en la carretilla como para continuar prolongando su exitosa carrera y tal vez continúe brindándole satisfacciones a la hinchada de la U, al menos por este año 2011 y tal vez el 2012 también. Tenemos Diego Gabriel Rivarola para rato: aprovechémoslo en los clásicos y clamemos porque tenga más minutos en cancha, que bien ganado lo tiene.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X