Inicio » La U »

Eduardo Gamboa: ¿Puede arbitrarle nuevamente a la U?

El triunfo de la U sobre Unión ocultó en los resúmenes deportivos del fin de semana una antojadiza y parcial actuación del árbitro.

Guía de: La U

Unánime. Después del fin de semana, las opiniones de los arbitrajes coincidieron en lo mal que anduvieron los multicolores jueces de nuestros tiempos, retratando sus groseros errores y también de sus colaboradores.

Osorio en Iquique se comió un gol enorme y legítimo para los celestes durante el primer tiempo, anotación que era el empate de los nortinos y con mucho tiempo de partido por jugar. Después, y de contragolpe, Católica anotó por segunda vez, dejando muy calientito el ambiente.

Casi cerrando la fecha 9, le toca a Gamboa en Santa Laura impartir justicia entre la U y el local, Unión Española.

Eduardo Gamboa

Foto: El Mercurio

Eduardo Gamboa, árbitro profesional chileno.

La fecha anterior el mismo árbitro, quién es segunda generación de referee de primera división, le había hecho sentir el rigor de sus caprichos arbitrales nada menos que al puntero O’Higgins. Después de cobrar erróneamente como penal una aparatosa caída de Calandria en el área sur de San Carlos de Apoquindo, con todo lo que significa mostrarse mal en un partido estelar, frente a los propietarios de la gestión de la señal emisora del futbol chileno (CDF).

Después del gran error del primer tiempo, el fastidio de Gamboa omitió todo roce y faltas en favor de los celestes, interpretando que en el desmayo de Calandria había un componente de engaño que lo perjudicaba a él y dando chipe libre a la zaga y volantes cruzados para incluso intentar con golpes descontar la ventaja rancagüina, la que finalmente provocó cambios en la punta del torneo 2013.

Este domingo Gamboa continuó con sus caprichos, amplificando cualquier falta azul frente a Unión y llenando de tarjetas amarillas al juego recio pero no mal intencionado de la U, a diferencia de sus reiteradas omisiones en favor de Unión Española. Una fuerte plancha de Jaime debió recibir el castigo de la expulsión pues su agresión pudo tener consecuencias mayores.

Fue evidente el descriterio y parcial arbitraje del juez de los ampulosos gestos en favor de Unión, ejerciendo una presión alejada de la neutralidad y que se sumó a la de los hispanos con su atildado juego. Los rebotes en jugadores azules si eran cobrados como manos intencionales o que impedían el juego mientras que todas las de los hispanos fueron consideradas casuales aunque las provocaran con los brazos cruzados. De los planchazos hispanos, apenas cobró las faltas sin amonestar.

Los hispanos no contaron con oportunidades claras de gol, sino que solamente dispusieron de buenas aproximaciones al área azul, cuando no levantaron el balón y dispusieron de espacios para quebrar la defensa azul sus delanteros se equivocaron penosamente.

El chuncho, apremiado por la tabla y sus lejanas chances de título, se defendió bien y con guapeza e intentando evitar roces, pues cada falta contaba con el plus del arbitraje de Gamboa que llevaba el balón por aire a la zona de riesgo de la U. Finalmente la U en los descuentos se encontró con la única jugada bien finalizada por Farfán del partido y la genialidad de Charles Aránguiz para habilitar a Rubio y reencontrarlo con el gol.

Un partido que dejó la lamentable lesión de Sills en el mejor momento de su carrera y de la que le costará mucho regresar con éxito.

Hay que seguir a Gamboa y sus veleidosos arbitrajes esta temporada, pues, pese a sus esfuerzos, no decidió nada la semana anterior en San Carlos y estuvo cerca de hacerlo en la Plaza Chacabuco. Es cosa de tiempo.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X