Inicio » La U »

¿Es merecido el título de la U? El pedregoso camino de los azules en el Clausura 2017

Cayó el telón del centésimo campeonato del fútbol chileno con la corona azul y es inevitable la polémica en torno a los méritos de la U para estar en la cima.

Guía de: La U

El chuncho partió de menos a más, carburando lento después de jornadas de incertidumbre y escaso gol. La U en las cuatro primeras fechas tenia solamente dos goles convertidos, apenas un triunfo por la mínima y estaba a seis puntos del puntero en un torneo corto.

Ahora con el diario del lunes -o del domingo- bajo el brazo somos todos unos fenómenos y resulta que era tan simple como cambiar el centrodelantero. Que se fuera “la Gata” y que entrara Mora con sus botines cargados de gol. Para información de algunos especialistas Gastón Fernández no es centrodelantero y tampoco volante, tal vez es salida, como lo fue, si es un entreala y habilitador o segundo definidor para un esquema de juego incipiente que buscaba el camino del gol, el que coqueteaba esquivo con la U.

Atrás la cosa tampoco pintaba fácil pues la U acumulaba errores no forzados que le costaban partidos, pero esa salida del plantel por aires más benévolos terminó de solucionar el puzzle con las mejores piezas azules, sacrificando otras que se marchitaron, como Seba Martínez, Ontivero y Briceño, quienes aportaron menos minutos.

la-u-campeon1

Entonces el ordenar la casa, como diría Menotti: “poner la heladera en la cocina y el inodoro en el baño” surtirían positivos efectos en un equipo que se fue armando con el correr de las fechas remando cada vez más fuertes y unidos desde muy atrás en la tabla.

Arriba estuvieron Iquique -que aún tiene Libertadores- bajando a los albos en Cavancha y también solamente se asomaron Unión, O’Higgins, Everton, e incluso levantaron la mano Audax, Católica, Temuco y la U. de Conce. Más en ninguno de ellos asomó la convicción ganadora que permitiera aprovechar este panorama tan revuelto y cambiante fecha a fecha.

Asi que a rio revuelto ganancia del chuncho que después de caer inapelablemente en San Carlos de Apoquindo agarró fuerte esos nueve puntos que quedaban en las tres fechas finales y aprovechó la falta de ambición del cacique que dejó escapar dos puntos claves en el Monumental.

Creo que cuando conozca la perla del norte en una bencinera o bien cuando pise alguno de sus terminales de buses o retire mi maleta desde la cinta de equipaje en Cerro Moreno recordaré estos felices momentos y gritaré fuerte “Villagra!”.

También prometo no volver a decir que no pasan nunca la mitad de la cancha. La U tiene una enorme deuda con el Puma del norte.

Más sobre La U

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X