Inicio » La U »

Fichajes que costaron caro y sirvieron de poco a la U, ¿quién asume la culpa?

El chuncho suma otro inicio de temporada cosechando fracasos en sus incorporaciones pasadas.

Guía de: La U

Llama la atención que sin ruido y muy escasa publicidad en un equipo teóricamente grande no se cuestione seriamente la política de incorporaciones y tampoco se haga el ejercicio de evaluar la pertinencia, conveniencia o al menos el nivel de éxito alcanzado en los supuestos refuerzos que agrega la U en cada intertemporada. Tal vez tras los herméticos controles y accesos del CDA haya autocrítica.

Nombres que con alguna pompa se agregaron a una plantilla cada vez menos exitosa, muchos de ellos nunca rindieron al nivel que se espera cuando tienen una oportunidad grande, tal vez la única que dispongan en sus carreras.

malos-fichajes-u-1

Ramón Fernández

La U sigue utilizando un esquema de contrataciones de equipo menor, con uno o dos nombres que ilusionen al populacho fanático, pero que al final del contrato solo dejan las cuentas sin cerrar, sumándose al resto de las incorporaciones caracterizada por jugadores de rendimiento promedio que hacen su pasada por La Cisterna para seguir rumbo a equipos o divisiones secundarias de nuestro país.

Se sabe que el fútbol es cruel, más que la vida del ciudadano normal. Detrás de las luminarias que siguen a las estrellas del fútbol internacional hay muchos jugadores que luchan desde el anonimato por ganarle a la vida y saltar a la fama total con sus estampas musculosas, altísimos contratos e ingresos, autos de gran lujo y costo, viviendas exclusivas, viajes a lugares paradisíacos, joyas, mujeres, dinero y más dinero.

malos-fichajes-u-2

César Cortés

No se explica el caso del retorno de Waldo Ponce a la U. ¿A que vino? Sino a recuperarse de su grave lesión? Ya cuando volvió durante un lapso frente a Santiago Morning por Copa Chile a mitad de semana frente a un limitado, pero veloz rival, desnudó su mal estado competitivo, lentitud y mal timing para jugar en espacios abiertos.

César Cortés es otro caso emblemático. Durante todo su contrato tal vez jamás metió desbordes por la banda izquierda, donde sí dispuso de muchísimas oportunidades, sí tuvo cientos de enganches hacia el centro del campo deteniendo el ataque, fallando también muchas veces frente a la posibilidad de terminar la jugada en gol y en su favor solamente registramos una sobresaliente actuación en Antofagasta.

malos-fichajes-u-3

Enzo Gutierrez

Ramón Fernández costó un millón seiscientos mil dólares! Una gran cifra para el medio chileno por un jugador rotulado por entendidos y prensa del medio chileno siempre como “buen jugador”. Cifra récord de costo por un jugador individualista característico de un equipo chico que entusiasma a hinchadas remotas o tribunas semivacías. Otro caso de “enganchitis” deteniendo los ataques de la U mientras la defensa y volantes rivales traspasan la línea del balón para ordenar la doble línea de cuatro.

Así se amontonan los nombres, contratos, pagos regulares, cesiones y rescisiones de contratos de los pasajeros en tránsito azules como Sebastián Zúñiga, Bryan Cortés y Marcelo Jorquera. La paciencia que se terminó para Enzo Gutiérrez, el fracaso total del “cimby” Cuevas y el deambular por otros clubes de Nelson Rebolledo y Juan Abarca. ¿Sirvió de algo traerlos?

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X