Inicio » La U »

Johnny Herrera: Sólo trató de restablecer el respeto

El golero azul se enfrenta nuevamente a la justicia chilena impedido de viajar y jugar por la U en Guayaquil.

Guía de: La U

El largo brazo de la justicia está rodeando a Johnny Herrera, luego de la polémica actuación del superclásico donde el golero azul encaró directamente al portero albo por realizar al público de la U los gestos más obscenos que se tengan recuerdo en el país en una cancha de fútbol hacia un público que paga su entrada y sufre todos los rigores de los controles policiales de esta temporada.

El otro lado de la medalla del clásico, sin justificar en absoluto a los vándalos están las personas que con sacrificio buscan, obtienen y cancelan su entrada, gente que no tiene tribuna ni prensa que empatice con ellos, sino que permanentemente son denostados y tratados en los medios como si todos los espectadores que ponen el marco y realce a un partido clásico se comportasen de la misma forma que los tristemente célebres líderes de las barras bravas ahora proscritos. Como suele suceder, nos vamos de un extremo a otro.

Herrera respeto

Foto: Cristián Carvallo

El clásico de la U – Colo Colo tuvo ingredientes en exceso que calentaron un ambiente del que hay que hacerse cargo:

  • Al delantero Flores –quien anticipó desear poder meter un gol para gritárselo en la cara a Herrera- alguien lo sindica entre los que calentaron el partido?
  • Del portero Prieto, ¿que verosimilitud tienen sus “disculpas públicas”? si se le ve lejos de buscar una actitud conciliadora en el tribunal de penalidades la noche del lunes. Tuvo a la mano retratar física y honestamente las disculpas y buscar un entendimiento de adultos con Herrera, de haber dado él el primer paso, que le correspondía luego de las groserías más memorables que se tengan registro de transmisiones de fútbol por televisión.
  • Los sesudos analistas futboleros que -siempre apegados a la teoría del “empate”- no pierden oportunidad de comparar lo de Prieto con un “pato Yáñez” de Marcelo Díaz.
  • A Sampaoli y su cuerpo técnico se le factura en medios que no se quedó estático, impávido e inmóvil mientras le comienzan a birlar un partido y no se le cobran tres penales a favor y además sufre una discutible expulsión de Mena por doble amarilla,
  • Otra perla de la prensa: que cuando un árbitro no ve o no quiere cobrar penales a favor de la U una tarde de octubre en el Monumental es porque hay “falta de talento” en las nuevas generaciones arbitrales como si lo que pasó con Polic en Osorno no hubiese existido nunca. Simplemente un chiste.

Hay mucho paño que cortar en este tema, obviamente Colo Colo defiende a Prieto, esconden a Ormeño como Labruna lo cambió rápido en el entretiempo, se atenúa el incidente de Fierro en la puerta del camarín de los árbitros y si se destaca las diplomáticas declaraciones del Mena albo. De los muy poco caballerosos gritos de Labruna hacia la U en los pasillos alguien dice algo?

Para pedir respeto como se sugiere desde el Monumental en estos días, hay que antes dar respeto: primero doy y luego exijo respeto. Doy garantías a los asistentes, a los dirigentes del club rival y a todas las personas que van a trabajar al estadio visitante de que se les debe brindar cortesía y trato decente cuando se visita un lugar que se asemeja a un hogar partidario.

Herrera se encaró y pecheó a Prieto sin sacar las manos indicando y pidiendo respeto por el hincha azul agredido con las increíbles obscenidades de un golero que, con pedir disculpas timoratas, hace lo mínimo que debe hacer para reparar el daño causado.

La guapeza de Herrera debe presentarse ahora también que deberá asumir una nueva torpeza al conducir sin una licencia válida, una nueva espina en su ya extensa carrera que ha opacado su memorable recuerdo como jugador y que permite que muchos de los que agreden y piden respeto lo juzguen o pidan sentencia, no siendo parte alguna.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X