Inicio » La U »

¿Juega mejor la U del fantasma?

Sin novedades en la cancha sigue la U su paupérrima expedición por Copa Chile. Tres derrotas, dos con equipos de segunda marcan el triste momento de la U.

Guía de: La U

Junto con las públicas excusas, por los errores cometidos desde la dirigencia azul, la U volvió a Santiago intentando exhibir un rostro ganador, algo válido solo para ensayos a estas alturas, frente al bisoño Deportes Temuco.

Tercera derrota consecutiva en Copa Chile, la segunda con equipos de segunda –primera B- y quinta derrota consecutiva en partidos oficiales: el humillante presente azul a comienzos de la segunda temporada de este muy agrio 2013.

“Voy a tratar que el equipo busque presionar, ir a ganar los partidos y jugar un buen fútbol”, fueron las palabras de presentación del nuevo técnico de la U, Marco Antonio Figueroa, quien llega a la U a intentar revertir esta muy negativa situación y devolver a la U al protagonismo y los campeonatos.

Análisis a La U de Figueroa

Foto: El Mercurio

Marco Antonio Figueroa no logró plasmar en pocos entrenamientos su estilo en la U.

Nuevamente es la U el mejor hito en la carrera de un técnico, como antes con Pepe Basualdo y justo recién con Darío Franco. Figueroa llega a la U luego de pasos de discutible éxito como técnico en San Felipe y Everton más el mérito de regresar a Cobreloa a los torneos internacionales.

Doce clubes de Guatemala, México y Chile en doce años hablan muy bien de su regularidad como entrenador y de lo complicado que puede resultarle tener “la idea de hacer una carrera larga en la institución”, que lo cobija hoy.

Sin dudas que pedir notorios cambios en algo más de un día de trabajo con el plantel, antes de saltar al ruedo a la cancha de Santa Laura, es difícil. Como asimismo evaluar su trabajo de solamente horas con el plantel de la U.

Seguramente tendrá mucha tarea en recomponer un esquema táctico con una gran cantidad de jugadores, a los que está pidiendo que le traigan aún más y así tener mejores variantes para decidir su oncena azul.

La U no es Cobreloa o San Felipe donde alcanza con poner dos líneas de cuatro y atacar de contra para llevarse uno o tres puntos. En la U tendrá que controlar el juego del rival e imponerse tanto futbolísticamente como en el marcador, pues con obtener los tres puntos de cualquier forma no le alcanzará.

En lo futbolístico frente a Temuco, la U no mostró ningún progreso. Una derrota donde desatendió la defensa regalándole al rival el mano a mano al delantero centro sin marca frente a Herrera, otras dos ocasiones similares fueron desperdiciadas por  el rival, un equipo de liga lo habría hecho mejor.

Con externos que no se atreven a encarar permanentemente, que al menor roce caen pidiendo falta, que en vez de abrir el ataque cierran sus opciones al virar el ataque hacia el centro, la U estuvo nuevamente lejos de la victoria y también de hacer una buena presentación.

El trio de zagueros con la cobertura del carrilero que funcionaba bien con Sampaoli hoy es una quimera de buen funcionamiento. Si sumamos en las descoordinaciones al recién llegado Sills, que al menor apuro junto a la banda busca habilitar hacia el centro dos veces, mostrándose muy irregular en el fondo de la U por la derecha.

Otro problema para el técnico es recuperar el nivel futbolístico de Charles Aránguiz, un jugador importantísimo en el engranaje de la U.

En fin, solamente dudas e incertidumbres, muchos nubarrones invernales en el futuro de la U.

El fantasma a cargo de la coctelera de jugadores, pero en el período de gracia de los medios hacia él, los mismos que anunciaban desde hace semanas su arribo.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X