Inicio » La U »

La U 2013: Una liquidación de invierno que hace sufrir

Un más que tibio presente sin reencuentros alegres de los directivos marcarán una gestión enfocada en lo comercial por sobre lo deportivo.

Guía de: La U

Azul Azul sin darse cuenta le viene bajando el techo y vuelo al equipo azul, un chuncho que siempre está siendo observado, pero que no brilla y está lejos de las jornadas de gloria vividas el ya lejano 2011.

No se trata de vivir del pasado, sino de comprender por qué nos alejamos tanto de éste, de haber existido recambio no habrían incomodado las ventas y todos nos felicitaríamos por estar enamorados de una pasión tan exitosa.

Pero el fútbol es una montaña rusa donde hay que ver con qué le alcanza a cada uno para seguir encendiendo el fuego sagrado de la pasión futbolera. A la U le alcanza y tiene reservas lípidas para este frio presente.

U sufrir

Foto: LUN

De las palabras repetidas de Yuraszeck diciendo “vamos por la Libertadores” a una expedición desierta al sexto partido y final del grupo frente al modesto Lara venezolano hay un abismo de realidad, más sincero es expresar sus limitaciones como Franco y decir “que intentará” hacer su juego. Lo primero fue muy parecido a una mentira.

Algo que no deberían hacer es imitar al cacique finiquitando caro y contratando mal: jugadores, entrenadores, cuerpos técnicos y gerentes técnicos. Pero algo harán.

El flash del Estadio Azul puede reaparecer viralizado como maqueta o en powerpoint, ilusión que dura una semana en la gilada hasta que los directivos se acomoden nuevamente ahora a presupuestos de ventas mucho menores, entonces ya el coqueto y muy acotado modelo “San Juan” sería como soñar con un Maracaná azul.

Ganar plata sin poner más parece ser el diseño, pues para estar sentado en el Directorio ya se hizo una inversión cuantiosa, pues ahora prevalece la fase de recuperación de la inversión, antesala de la salida grossa a un proyecto nuevo.

Lo concreto es que como Azul Azul no tiene nadie al lado puede hacer lo que se le dé la gana. Qué lejos estamos de la pasión expresadas en agrupaciones y facciones que enriquecen la interna de muchos clubes.

En el segundo semestre tal vez llegue ayuda en la cancha para el técnico, un par de nombres que mejoren el rendimiento ofensivo, el hombre con garantía de gol que necesita la U y quien lo habilite, prueba que el infructuoso exceso de elaboración y amontonamiento de nombres en la sala de espera de las ventas azules no tiene resultados hoy.

Los representantes de jugadores tendrán trabajo asegurado apurando las ofertas por Aránguiz, Mena, Lorenzetti, Rojas e incluso Herrera o Garcés, la liquidación final azul.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X