Inicio » La U »

¿La U de Becaccecce no tiene jerarquía? Dolorosa derrota en Uruguay

Un fuerte cachetazo recibió anoche el chuncho en el verano charrúa. Ahora busca cómo levantar un 0-2 en la vuelta del próximo martes.

Guía de: La U

Después de cuatro partidos de la U de Beccacece, uno llega a la conclusión que el partido frente a O’Higgins fue sólo un espejismo, pues anoche por televisión se comprobaron las limitaciones futbolísticas que tiene permanentemente la U ante rivales teóricamente inferiores: dos equipos colistas del torneo criollo como Antofagasta y San Luis y un River Plate uruguayo que no pasa de ser un equipo del montón en este torneo.

Merced a los despropósitos de la U en la cancha, los uruguayos celebraron como una hazaña el triunfo sobre la U. De más está decir que no lo esperaban y que se consideraban tremendamente afortunados de recibir a un equipo “grande” y quedarse con el botín de la recaudación de alrededor de diez mil espectadores, una multitud para ellos.

El modesto rival hizo lo suyo, meter más fuerza y tesón que fútbol frente a un rival que sintió el cambio de ritmo entre la predecible parsimonia del torneo chileno y una competencia internacional.

Increíblemente, cuando ya se estaba en serios problemas como visitante, después del infantil error de Monzón en plena área chica y de atragantarnos con el despeje con el pie de Herrera hacia propia su valla, y se necesitaban fuerzas y lucidez para buscar al menos un descuento que allanara en algo el camino a la fase de grupos, el equipo se derrumbó físicamente.

becca-1

Gonzalo Jara, Fariña y el juvenil Ramírez evidenciaron la incompleta preparación física para afrontar un partido internacional jugado en serio. Si en el segundo gol el desborde charrúa ni siquiera fue amagado por el zaguero azul. Pudo ser peor y traernos una boleta inolvidable de recuerdo desde los balnearios orientales.

Algo pudo jugar la U frente al modesto rival, pero cuando tuvo posibilidades claras se encontró con el habitual gesto de llevarse las manos a la cara del Pato Rubio o el despeje de palomita de Ubilla cuando si conducía quedaba con todo el arco, ahogó el @goldeUbilla. Delanteros de incompetencia total.

Sobre el final con variantes como Suárez en el fondo, para afirmarlo un poco! o de Guzmán Pereira para nublarse armando cerca del área y terminar por hacerle un delicado pase al buen arquero riverplatense cuando ya no quedaba tiempo para nada, se termina jugando de grande a chico con el fondo abierto.

Ahora, ya se sabe lo que viene: a lavar heridas, el “vamos que se puede” o que circule el #lodamosvuelta para el martes con un Nacional lleno de ilusión pero vacío de buen fútbol. Hasta cuando?

La U no mostró jerarquía alguna frente a un equipo chico uruguayo, el que retrató el invento o locura de algunos comentaristas chilenos que cacarean “el fútbol ofensivo de Juan Ramón Carrasco”, nada de eso sino pragmatismo puro.

En caso de llegar a pasar a la fase de grupos, pues si el rival no anota la U incluso puede hacer más de dos goles en la revancha, el chuncho tiene muy poco que ofrecer frente a un trío que jugará en el ritmo de ayer pero con mejor fútbol y hombres desequilibrantes como Palmeiras, Nacional de Montevideo y Rosario Central. Lindo grupo con tres salidas bravas para solamente adornar la corta tabla al fondo.

Yo cantaría #cuidemoselceroatrás que así habrían posibilidades mientras mantengamos incólumne el nuevo peinado de Johnny Herrera.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X