Inicio » La U »

La U, de pie y tomando aire para sumar otro campeonato

Pese a no marcar la U volvió a su mejor rendimiento frente a Boca, las transferencias y la triste derrota en la Bombonera facturaron nuestra frustrada cuarta semifinal en la Copa Libertadores de América.

Guía de: La U

Se cumplió una de las premisas del partido de vuelta frente a Boca Juniors, que sería un partido imperdible e intenso y lo fue. El xeneise fue un gran rival e insuperable para la U. Ahora los argentinos van por su séptima Copa Libertadores, el empate de anoche pudo ser con goles en un partido que la U jugó al límite de inmolarse intentando atacar todo el partido, excepto en los momentos que Boca pudo salir del fondo y pararse a ratos en terreno de la U.

Se dio el partido que se esperaba: la U buscado la valla de Orión desde los comienzos del encuentro y Boca parándose bien para estocar la contra letal que obligara a convertir cuatro goles a la U con la conducción y talento de Riquelme para habilitar a Mouche y encontrar la bravura del uruguayo Silva, quién incluso llegó a empujar al referee.

Lo tuvo Boca en el primer tiempo con el travesaño del arco sur del Nacional que devolvió una empeinada de primera de Riquelme y después en el mano a mano que le ganó el inmenso Herrera al veloz zurdo Mouche, también Orión sacó un cabezazo a Fernandes que se colaba en su ratonera izquierda.

U Eliminada

Foto: José Alvújar

La U dejó todo en la cancha en el segundo tiempo intentando revertir una suerte que estaba prácticamente echada desde la derrota -inesperada desde la perspectiva de las expectativas internacionales generadas- que sufrió la U en Buenos Aires la semana pasada.

El segundo lapso Boca sufrió y los rostros aliviados de los bosteros del final hablan de haber superado un trance futbolísticamente duro al que los obligó la U en el segundo lapso, etapa en que además se le cerró el arco sur del Nacional al chuncho, ese mismo travesaño salvador caprichosamente albo dos veces devolvió balones que buscaban las mallas y provocar el incendio futbolístico de un gran partido de fútbol con un final de infarto.

Al final, luego del largo pitazo de un muy buen arbitraje las lágrimas de hombre de los azules dan cuenta de la enorme instancia malograda y que pese a haber quedado por cuarta vez en la antesala de una final de este torneo la U está de pie y tomando aire.

No obstante haber jugado esta Copa Libertadores 2012 con un equipo remendado respecto del que logró la Sudamericana hace unos meses solamente atajaron el tren azul en la semifinal y pasando muchos apuros un grande como Boca.

La orden del día y de esta nueva previa es sacudir el overol para volver al trabajo con todas las ganas, dejar atrás el partido y el sabor amargo del empate sin goles, enfocándose las fuerzas, talento y fútbol del plantel en ganar una serie que quedó complicada después de la derrota del domingo pasado en el pantano de Macul.

El fútbol que mostró y al que volvió anoche la U a toda Sudamérica en un partido de interés global no es para estar contento menos por el resultado sino para estar más confiado en que los triunfos, goles y el espectáculo azul volverán!, y mucho más rápido de lo que se espera, para infortunio del convidado de piedra que celebra hoy.

El sabor del triunfo y de las cosas buenas dura tan poco, de la risa al llanto hay un breve tránsito y viceversa, entonces por lo exhibido con la pelotita y frente a un grande como Boca pronto regresará la alegría a acompañar al mejor equipo de Chile, la U.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X