Inicio » La U »

La U en la hora de Romero, ¿da para ilusionarse?

Hasta cinco contó el debut del “relojito” Romero frente a un débil Ñublense.

Guía de: La U

Una reconfortante brisa con mucho aire fresco recorre la U por estos días.

El enésimo error comunicacional de Marco Antonio Figueroa provocó su insólitamente abrupta salida, pese a que era esperada por muchos hinchas desde hace meses, su ninguneo y agravio a una plantilla completa y dos malos resultados en el arranque del presente torneo colmaron la paciencia de la directiva de Azul Azul quienes decidieron su salida. El ciclo del “fantasma” no tenía otro destino.

Desde la presidencia de la U, junto con el reconocimiento de sus fallos en el proceso, designaron un director técnico interino recayendo la pesada responsabilidad de dirigir a la U en la cancha a Cristian “relojito” Romero. Un rendidor defensor y lateral por izquierda, campeón del 94 y 95, quién recorre esperanzado la senda hacia la banca azul que antes transitaron ex símbolos de la U como el “zorro” Alamos, Ulises Ramos, Luis Ibarra, Leonel Sánchez, Alberto Quintano, Jorge Socías, Arturo Salah y Víctor Hugo Castañeda.

u romero

Foto: Cristián Carvallo

Calma y crédito abierto para el nuevo técnico azul, un hombre de la casa y conocedor del entorno y exigencias de la U.

Sin ser un mago del fútbol y trabajando firme en los primeros días, Romero dispuso algunas medidas que no se permitió el anterior técnico, como convocar e ilusionar nuevamente con la U a Luciano Civelli y aceptar sin poner objeciones o entrabar la llegada de jugadores que no fuesen gestionados desde la Dirección Técnica o su dinámico entorno.

Los conocedores de Romero comentan que por su labor en inferiores es muy apegado a conceptos clásicos del fútbol, algo que los medios han llegado a llamar como un apego a la “escuela de Salah”, siendo de sus preferencias el jugar con línea de cuatro defensores en el fondo de la zaga.

En la cancha, no obstante, frente a un débil Ñublense, la U mostró flexibilidad para manejar un esquema táctico nutriéndose de un fútbol rápido, fresco y vertical, donde la excepción es la forma de jugar de Ramón Fernández. El juego del trasandino anuncia el ataque de la U procurando el orden en la zaga y líneas rivales, lamentablemente por su forma de jugar no concibe jugar a menos de cinco toques salvo que esté cansado en la cancha.

La rapidez y verticalidad provocaron el negativo lucimiento de Isaac Díaz. El corajudo y luchador delantero además de luchar contra la defensa rival debe hacerlo contra sus propias limitaciones.

El fresiano desperdició ocasiones muy claras en minutos del partido con el marcador final incierto. Sus groseros errores en el finiquito de ayer probablemente limitarán sus futuras presencias en la cancha y debería ser una precaria alternativa cuando la U no encuentre el arco y opte por el penoso “ollazo”.

El hombre de la cancha en Santa Laura fue Gustavo Lorenzetti.

A diferencia de su par en la labor creativa el diminuto volante tocó rápido y bien la mayoría de los balones que dispuso, agilizando el necesario tránsito del balón por el mediocampo y habilitando con precisión al gol como en la habilitación al cabezazo de Rubio luego de recibir verticalmente desde Farfán.

La U de Romero juega y tuvo llegada frente a un equipo que opuso escasa resistencia y menor llegada a la portería de Herrera, especialmente en el segundo tiempo.

Con la ventaja en el marcador, y numérica por expulsión de Cisternas, la U saludablemente siguió llegando en el segundo lapso, rápidamente volvió a marcar con la precisión y fortuna de Rubio y luego por un puntazo de Cereceda en el área chica de Giovini.

El 3-0 parcial, espantó los anteriores temores e hizo olvidar las dificultades de los tres partidos anteriores. Las huestes del “relojito” se soltaron y el adelantamiento de los chillanejos proveyó espacios para el veloz fútbol de la U.

Desde la banca saltaron los estrenos del uruguayo Mora y del juvenil Carmona, completado con el debut de Caruzzo.

El oriental obviamente se mostró mejor que Díaz y un vertical evitó que coronara su participación con un gol, Carmona continuó agilizando el juego anotando el cuarto y el quinto de Castro puso cifras definitivas para un marcador que suena demasiado holgado pero que fue la expresión final para un partido ofensivamente unilateral.

Las claves con miras al debut en la Libertadores y la visita a Antofagasta

  • El chuncho recuperó su tranco ganador y supo poner cifras expresivas frente a un rival inferior.
  • Puso buen fútbol en la cancha, algo que el hincha de la U siempre valora.
  • Hay alegría futbolera nuevamente en el camarín azul, tranquilidad para el trabajo semanal y optimismo renovado en un plantel anteriormente castigado.
  • La U necesita salir a repetir cifras expresivas frente a Guaraní como local esta semana. Algo de lo que depende, y en mucho, el futuro de la U para llegar a la fase de grupos de la Libertadores.
  • Es un buen comienzo. Esperanzador, pero que deberá ratificarlo partido a partido.

No se ha inventado nada mejor que ganar. Entonces también es muy válido, soñar y disfrutar del 5-0 a Ñublense!

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X