Inicio » La U »

La U en su hora crucial: ¿Levantará hoy la triple corona?

Más allá de los baches del final del camino de este 2011, la U sale a la cancha esta tarde a levantar su tercer título de este 2011.

Guía de: La U

Culminando el año probablemente más exitoso de un equipo chileno de la historia, el bulla tiene la oportunidad histórica de retirarse de Ñuñoa esta noche con el bicampeonato de los torneos nacionales de este 2011. De lograr mantener la ventaja que ya tiene frente a los loínos acompañaría a su Copa Sudamericana con una decimoquinta estrella.

Los naranjas asustan con sus números y récords de su técnico en finales, pero no con su rendimiento: sólo es un buen equipo que desde la solidez defensiva intentará contragolpear bien y aprovechar cualquier desaplicación local, repitiéndose el esquema que enfrentó la U contra la Liga de Quito, que viniendo desde atrás intentó lastimar y buscó solamente en los balones detenidos arrimarse con peligro al arco de Herrera: la marca de Marcos González sobre Roco es una clave de esta final.

U Clausura

Foto: AFP

La U merece cerrar un año histórico.

Si les alcanzase con las contras a los loínos sería una lástima que nadie dijese que se pueden ganar campeonatos jugando arratonados, pues a Cobreloa no le conviene jugar abierto y expuesto a los relampagueantes piques de Eduardo Vargas o al fútbol de los volantes azules, sino que espera empatar en el medio con cuatro volantes, tres de lucha y llegar al área por intermedio del empeine de Lusardi o los solitarios piques -y esta noche los piscinazos- de Trecco.

El mentado gol anulado a Barrios en Calama no es otra cosa que el cobro de la plancha amenazante de Roco que buscaba por cualquier medio anotar la apertura. Las infinitas repeticiones de la cámara y los esfuerzos de noticiarios encorbatados basados en una imagen -que por su perspectiva ocultan y minimizan la entrada en plancha que provoca el cobro de la primera jugada-, no calzan con la óptica de Gamboa, quien de frente a la jugada, advierte la infracción y no la posterior seguidilla de patadas sobre Herrera.

Indudablemente que la campaña pesa en la U y que deben tener ganas de irse de vacaciones con la familia, pero más ganas y deseos deben tener de beber nuevamente el néctar de la gloria y sellar sus nombres en el recuerdo eterno de la agradecida hinchada de la U.

Por eso la U saldrá a ganar el campeonato, que no quiere decir en este caso ganar necesariamente el partido. Sin regalarse atrás, jugando bien parados en el medio con un equipo corto y manteniendo la posesión del balón para atacar frente a un rival que golpeará para recuperarlo.

Nuevamente esperamos que la presión de los medios, que machacaron tres días ininterrumpidamente la falta bien cobrada en el norte, no incida en errores o burdas compensaciones referiles. Ya nos tocó lograr el empate en un clásico con dos hombres menos producto de horrores referiles. La aplanadora informativa hace su trabajo de llamar al olvido situaciones groseras como cobrar penal y segunda amarilla a un rebote en la mano de espaldas.

La U tiene el fútbol y la clase para ganar bien a los naranjas esta noche, también lo que se necesita para cerrar un partido si es necesario.

En la noche de despedida de Eduardo Vargas, un canto bullanguero eterno lo acompañará en Europa, el de los azules de pie agradeciendo las alegrías que nos dio este 2011. El problema va a ser no extrañarlo demasiado.

Ya se acaba la espera. Saltamos a la cancha por el campeonato.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X