Inicio » La U » Blog

La U versus un débil Huachipato en el sur

Se viene un partido de visita con un otrora grande del sur. Huachipato viene en bajada en la tabla y cayéndose de los play offs.

Guía de: La U

A diferencia de la U, Huachipato reposa sin expectativas o aspiraciones de marcar algo grande como alguna vez lo tuvo. Nada menos que como el primer campeón del sur chileno y un equipo poderoso futbolísticamente.

En el sur y en el nivel regional de la zona del Biobío, la macrozona de Concepción-Talcahuano y sus bellos alrededores de costa, del importante río, con bosques y campos, es considerado como “la Católica del sur”, pues posee la mejor infraestructura. Cuenta con numerosas ramas deportivas que funcionan bajo el alero de una institución seria –según la imagen corporativa que proyecta- como lo es la usina de Huachipato, donde incluso cabe, al estilo de los grandes de España, tener un Huachipato “B” compitiendo en Tercera División.

Huachipato-U

Foto: El Mercurio

Este podría ser el último partido de Puch frente a Huachipato con la camiseta azul, si se concreta su venta.

En los últimos quince años cuántos técnicos han pasado por Huachipato para hacer una labor tranquila, incluso quitada de bulla, con la misión de no caer en el descenso, que en tres oportunidades ha sufrido (1978, 1990 y 1992), épocas en que han aprovechado nuestros neroazzurri para reducir gastos, reorganizarse institucionalmente y volver cada vez sin la frente marchita a la primera división.

¿Pero qué hay del glamour que tuvieron los acereros en 1974 y 1975? Nunca más volvió a llenar los cerros tras las tribunas colmadas, no volvió a la Libertadores, se retiró para siempre de la fiesta grande del fútbol, la que solamente en ocasiones como la de este fin de semana reaparece, pero con grandes reguardos.

El partido de Huachipato vs La U de este fin de semana ha sido declarado de alto riesgo, por lo que el aforo de 10.500 personas será reducido debido a las medidas de seguridad en los estadios.

En lo que respecta a los éxitos y palmarés en el fútbol profesional está al debe el acerero. ¿Qué obtiene con todo el despliegue de ramas deportivas si no está el despegue futbolístico de una institución que es modelo de organización?

Huachipato puede y debe, si no puede pasarle lo que le ocurrió a Ferrocarril Oeste en Argentina, que de ser un club modelo –pero de un barrio de clase media de la capital federal bonaerense- con veintisiete mil socios al día!, campeón argentino en fútbol y básquetbol de ligas nacionales, donde ahora languidecen sus añosas estructuras y se hamaca en la medianía de la tabla en el Nacional B argentino.

También sería bueno que apareciera por el Nuevo Estadio CAP en Las Higueras un fiscal de turno para que se interiorice de los procedimientos empleados por las fuerzas policiales y resguarde la integridad de todas las personas que concurran al estadio, especialmente de los espectadores que con sacrificio e ilusión de ver un buen espectáculo pagan su entrada. La realidad es que el espectador es objeto de controles, revisiones físicas -que incluso pueden ser antojadizas- y maltratos.

Lo típico: pagan justos por pecadores, todo lo aguanta la pasión del hincha de la U, incluso ser golpeado o maltratado cuando se rebela por el autoritarismo policial que busca mantener el orden público.

Gratis este sábado la U lleva la fiesta bullanguera al Nuevo CAP, esperemos que Sampaoli y el plantel no se duerman en el pequeño lauro –pero muy esperado- de ganarle al modesto cacique actual- y siga perseverando en su juego ahora como preparación de los play offs.

Que los partidos perdidos en el Nacional dejaron una clasificación internacional pendiente. En fin, la Sudamericana no es la Libertadores, pero igual se anota en el palmarés.

De impecable blanco la U en el verde y lluvioso sur puede darnos una nueva alegría, como la aplastante victoria en Collao. Vamos con todo, ojo la defensa con Huachipato que puede dar una sorpresa, la U saldrá a ganar nuevamente en Talcahuano.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X