Inicio » La U »

Las dudas del arranque de Heller y Lasarte en la U

Lejos de proponer una plantilla estelar, el primer equipo que ofrece la presidencia de Carlos Heller es una apuesta por donde se le mire.

Guía de: La U

Después de varios torneos decepcionantes, la esperada llegada de Carlos Heller a la presidencia de Azul Azul solo ofrece un estilo pragmático desde los aspectos financieros y también desde el ámbito futbolístico.

No hace mucho tiempo atrás algunos llamativos titulares anunciaban a la plantilla de la U como “el mejor plantel del fútbol chileno”. Puesto así, pareciera que la obtención del campeonato para la U era casi algo lógico y obligatorio.

Lejos de colmar esa expectativa inflada, exagerada y muy poco realista sin duda, tanto el rendimiento estadístico como lo que ofrecía la U en la cancha era pobre, débil y lastimosamente predecible.

La U derrapó y volcó hasta incendiarse después de salir del tobogán donde la subieron su presidente, directivos y sus técnicos (Franco, Figueroa y Romero) para detenerse 12° en el último torneo.

Foto: El Mercurio

En su última temporada el chuncho era como esos boxeadores que iban hacia adelante recibiendo cada vez más castigo de sus rivales y con un rincón alentando al reloj para que se apurara en detener una masacre.

Hay que mirar disimuladamente el promedio del descenso.

El mundial y el foco nacional en la selección chilena le dieron aire y tranquilidad al arribo de Martín Lasarte, cuyo antecedente en el fútbol criollo es muy reciente en los contrafuertes cordilleranos. Es un buen técnico el uruguayo, serio, conservador y más apegado a un estilo práctico que al lirismo ofensivo. Tampoco es un mago de la banca que saque conejos sin tener una vistosa galera.

En cuando a las movidas del plantel se retiraron una docena de jugadores a vestir rápidamente los colores de turno para su próxima temporada. Que poco dejaron!, la excepción es “Pepe” Rojas y tal vez el lungo Lichnovsky, ambos referentes del chuncho quienes si dejaron al menos alguna liquidez en las necesitadas arcas de la U.

Las llegadas son apuestas y no ofrecen demasiado interés por ver sus atractivos:

• Canales: un nuevo retorno a la U y las dudas sobre su tolerancia física y rendimiento frente a las exigencias de la alta competencia.

• Revanchas: Las de “cimby” Cuevas y Duma luego de sus pasos por Europa y Palestino respectivamente.

• Estilo uruguayo por la derecha: “chiche” Corujo y Guzmán Pereira procedentes desde Cerro Porteño y el Wanderers charrúa. ¿Serán la proyección del técnico en la cancha? ¿Transmitirán orden y garra para luchar y jugar sin fracasar frente al desafío que es hoy para la U volver a ganar?

• Incorporaciones por justificar: el rudo zurdo Suárez, el esperanzador marcador Vidal, el chileno-argentino Gonzalo Espinoza.

• Módicos y semidesconocidos: Joao Ortiz y el aconcagüino Sebastián Zúñiga.

Una danza de nombres que no hace olvidar el rendimiento financiero del 2013, donde cuatro de los siete jugadores citados y que respaldan $2.457 millones de inversión pasada no estarán en la U este año reflejando una utilidad contable en moneda internacional de apenas un dígito.

A la U no le ha ido bien en la cancha y tampoco fuera de ella.

Todo un desafío para quienes hoy arrancan un nuevo torneo defendiendo al chuncho.

Ya se hizo una costumbre, extraña, que la casa azul sea generosa en ofrecer crédito para nuevas Apuestas.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X