Inicio » La U »

Las peores goleadas en contra de la U: Dolorosos recuerdos

Periódicamente el chuncho sale con cuantiosos daños en el marcador final del partido. Un repaso que no querríamos hacer.

Guía de: La U

El horroroso segundo tiempo del pasado fin de semana en Las Higueras nos trajo de regreso un olvidado rubro azul que cada cierto tiempo aparece con enorme crudeza.

Periódicamente el chuncho sale con cuantiosos daños en el marcador final del partido. Tal vez producto del histórico entusiasmo estudiantil por ganar de la U sea el que permea sus líneas y la lleva ocasionalmente al descalabro.

Peores goleadas la U

Foto: Photosport

La U vivió una pesadilla en Las Higueras.

Lo feo, además de la goleada, es recibir cinco goles en un tiempo. Algo que puede ocurrir, pero que debería dejar al técnico y jugadores mudos y sin ganas de salir del departamento al menos por un par de semanas.

En su primera temporada en el fútbol profesional (1938) recibimos sendos 0-6 y 1-6 del cacique y además un expresivo 2-6 de un duro rival de entonces, Badmintos.

Los años cuarenta fueron fecundos en soportar defensas inferiores a los ataques azules recibiendo goleadas de Unión (2), Green Cross, Audax, el Colo y Catolica.

Los años cincuenta nos trajeron a otros «taitas» de quienes recibimos goleadas en la lucha por volver al primer título, ya lejano entonces. Everton (3), Unión (2), el «chago» Morning (2), Ferrobadminton, el cacique, Catolica (2) y Palestino, uff! se frotaban las manos cuando les tocaba la U.

La llegada del «ballet azul» trajo, además de los esperados títulos, cuotas de alivio en lo que a recibir goleadas se refiere, pero no la inmunidad. En 1963 el recordado Rangers del «niño gol» Juan Soto, Scandoli, Rodenack y Porcel de Peralta goleo al ballet 0-5 ante unos sesenta mil espectadores en el Nacional.

La sequía de los años sesenta trajo no aumento los descalabros recibiendo cuatro goles solamente de Catolica, Lota y O’Higgins.

Los memorables años ochenta trajeron nuevos nombres que a lo menos le marcaran cuatro o cinco goles al chuncho: Concepción, Naval, Cobreloa, Cobresal, Wanderers y el cacique.

Este registro, meramente nacional y que omite los cachetazos de tres goles, siguió aumentando en los noventa con las goleadas recibidas de Iquique, la Cato (3), la potente Unión del «toby» Vega y el «coto» Sierra (2) y O’Higgins.

Finalmente, los tiempos modernos nos han recordado nuestra fragilidad defensiva dos campeones de los 70′s: el muy fresco 2-5 de Huachipato, el Uni-Uni y la preocupante registro de cuatro goleadas recibidas de Unión Española desde el 2003 hacia acá.

Parece que defender bien no esta tan bien asentado en el código genético de la U y tal vez haya que aspirar solamente a hacerlo con eficacia mas que con excelencia, como en los tiempos de Sampaoli.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X