Inicio » La U »

¿Le tiene miedo el “Fantasma” Figueroa a la U?

Festival de patadas aconcagüinas en Santa Laura el sábado, pese a la ineptitud de Aranda la U ganó 2-0 pero registró daños con miras a su próximo encuentro en Calama.

Guía de: La U

En el variopinto escenario futbolero chileno, Marco Antonio Figueroa, el entrenador del querible y simpático Uni-Uni, tuvo su rato de furia al despacharse sobre el próximo partido contra la U, ocasión en que dijo los esperaría femeninamente usando “minifalda”, con esto el alterado y calvo entrenador quiso referirse a la legitimidad del uso de la fuerza, incluso brutal, con que sus pupilos intentaron derrotar a la U como visitante, pues según sus actuales códigos ni siquiera empatar es de utilidad para lograr su objetivo de escapar del descenso.

No podemos dejar de reflexionar: ¿cuál es el aporte de Unión San Felipe a la primera y principal división del fútbol chileno?

Después de ver el partido, y apreciar el horroroso arbitraje de Claudio Aranda, hay inquietudes que podrían difundirse post-partido en un ejercicio poco habitual pues la contingencia siempre imperará, como el siguiente partido de la U ahora en Calama, con la dosis de polémica sobre las nominaciones a la selección nacional que aún persiste.

U San Felipe

Foto: Photosport

La U sufrió el juego brusco y malintencionado de San Felipe.

Sería de interés conocer la evaluación que realiza el Comité de Árbitros de la ANFP sobre el cometido del juez Aranda, en sus evidentes y groseros errores no consideró penal la entrada sobre Mena recién comenzado el encuentro, debió sancionar con verdadero rigor el juego muy violento practicado por Acuña y De Muner sobre Christian Bravo y el patadón anterior del mismo Kike sobre nuestro Enzo que no sólo es para roja directa sino que para estar varios partidos inhabilitado de entrar a una cancha a golpear y dañar a sus rivales.

Conocida la debilidad de la U en el puesto de centrodelantero después de la partida de Angelo Henríquez al Manchester United. puesto para el que solamente tiene a Enzo Gutiérrez –quién ahora sí celebró su gol por la U-  llama la atención la libertad del farandulero volante para agredir sin balón, la ineptitud del árbitro para sancionar tal vez temiendo ser tildado de favorecer a la U y la verborrea del “fantasma”, quién intenta asustar por la violencia de su equipo en lugar de mostrar un fútbol digno que honre a quién paga por entrar al estadio o una suscripción al CDF para ver un espectáculo que se llama fútbol y que se gana con goles.

De lo anterior a pensar en la posibilidad que haya concertación de actores para dañar a la U no hay tanta distancia si nos ponemos en la situación de que hay rivales que cada vez tienen menos ilusiones ganadoras y solamente desean ver a la U caer y debilitarse del notable y ganador tranco que ha impuesto en el medio nacional esta temporada y media 2011-2012. Ojalá y por el bien del fútbol chileno que así no sea y no tengamos que recordar épocas algo lejanas donde se arreglaban partidos o los jueces mantenían secretas organizaciones para ganar millones en apuestas deportivas.

Una arista fantasmal sobre el juego violento surgió también en la madrugada en la transmisión de “La Fecha a Fondo” de CDF, donde el comentarista Juvenal Olmos desclasificó decisiones suyas como técnico de la selección nacional, merced a instrucciones que él mismo entregó a Kike Acuña durante un partido contra Argentina mandando a “anular” al payaso Aymar, evidencia de que existe la práctica de mandar a golpear a la cancha -como probablemente se hizo este sábado en el Santa Laura- pero que pública e hipócritamente no se reconoce.

La U dañada va a Calama

A la lista de ausentes (Civelli, Ubilla, Morante, Castro y Ponce) se estima poco probable que juegue en Calama Matías Rodríguez, Pepe Rojas se perderá el partido por su exceso verbal al reclamar destempladamente por la violencia de Acuña y al joven Christian Bravo –desperdició valiosas oportunidades frente al arco rival- quién debe estar siendo evaluado por los médicos azules, luego de su corajuda presentación, pese a los deleznables golpes no pidió cambio y se paró como pudo en la cancha.

Una vez más la U parchada, esta vez por la ineptitud referil y la violencia de los discípulos de Figueroa, irá a la altura del mineral por un resultado que después de la goleada sufrida frente a Unión y el empate con O’Higgins la acerque a la punta del torneo nacional. Algo que al parecer molesta y bastante en el medio nacional.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X