Inicio » La U »

¿Llegará la U a jugar de local en San Eugenio?

El alcalde de Estación Central acusa sondeos de la gente de la U, pero no descarta la posibilidad que el estadio de la U llegue a su comuna.

Guía de: La U

La gente de la U, sus hinchas siguen soñando con su estadio, son décadas de esperanza desde que la U perdió, o bien cedió, sus terrenos en el Parque Araucano junto a la Avenida Kennedy.

Ese terreno perdido habría sido un fantástico emplazamiento para un estadio azul, con amplios accesos, cercano a avenidas y autopistas en una zona que absorbe diariamente grandes flujos viales. Lo claro es que no fue el terreno que acogiera el estadio de la U, tal vez demasiado respingón y alejado del pueblo de la U.

Por estos días el alcalde de la comuna de Estación Central, Rodrigo Delgado, ha dado respuestas a la consultas sobre la posibilidad que el estadio de la U llegue al barrio de San Eugenio.

estadio u

Foto: LUN

El viejo y deshuesado estadio de madera tuvo un aforo en sus comienzos para 31 mil personas en sus aposentadurías. El poder y la pasión de un gremio, como el ferroviario de entonces, lograron concretar la aspiración de los “tiznados” de tener su casa en el barrio cercano a la gran estación de trenes del país.

Pero el suelo con voz débil aún reclama su destino y las almas errantes futboleras suspiran por el retorno del futbol los fines de semana a Ramón Subercaseaux y Conferencia.

Por ahora es solamente otro sueño.

La U tuvo mucha relación con ese estadio. Según “Uestadísticas” la U inauguró en 1953 el estadio Hugo Arqueros Rodríguez en en el profesionalismo con un 3×3 con goles del argentino Russo, Braulio Musso y Santiago Quintana.

También algunos de los ilustres restos del “ballet azul” llegaron a ponerse la camiseta tiznada y saludar a sus hinchas en un césped que ya comenzaba a perder la lucha por la supervivencia frente a la tierra arenosa que hoy gana en la cancha de Ferro.

En 1972 el derrotero que inició Leonel Sánchez, marchándose al cacique disgustado con la U en 1970,  lo llevó a Ferroviarios junto al “pluto” Contreras y el “fifo” Eyzaguirre. Un lujo que se dio el Ferrito subcampeón de ese año: tener a tres glorias mundialistas del ’62 en sus filas.

Hoy, la zona que en descampado recibe al viento que recorre los viejos rieles escucha con algo de interés que la U se sume a las reinvindicaciones históricas de un barrio que la modernidad y el emprendimiento privado han ido dejando a un lado.

El barrio es de sus gentes. El colectivo por el patrimonio “Rescata” y la ONG Barrio San Eugenio luchan por preservar estos valores patrimoniales y tienen entre sus tareas el avanzar con un proyecto inmobiliario, viabilizado por subsidios habitacionales aprobados y que beneficiaría a 441 familias originarias de esta comuna.

El proyecto habitacional se realizaría en 43 hectáreas correspondientes a la Maestranza de EFE colindantes con el terreno donde agoniza lo que fue un estadio de futbol y que además acogía a otras disciplinas como la natación, el hockey y el tejo.

La U, en este caso Azul Azul S.A., debe y puede participar de los sueños dispersos en torno a este barrio, pedir permiso para ayudar y aportar capacidad organizativa, de gestión y sumarse a lo que el barrio y su comunidad demandan.

Es mucho lo que puede contribuir una gran institución con su comunidad vecina, además de manejar las externalidades negativas que un estadio trae con seguridad. La U puede.

Mi sueño es volver a emocionarme con la U de local ahora en San Eugenio o en el Nuevo y Azul Hugo Arqueros Rodríguez, o como se llame, para terminar con la burla de los adversarios o la sorna de los comunicadores, hasta hoy nos la merecemos.

Yo aprendí a querer al fútbol entre otras cosas conociendo esa cancha con ojos de niño al trepar por los viejos tablones de la mano con papá (Aquiles), para ver el fútbol y asombrarme con el espectáculo, la pasión de los hinchas, los colores y los jugadores. Por recuerdos como éstos amo al fútbol. Gracias Papá!

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X