Inicio » La U »

Lo que viene para la U, la urgencia del recambio

Fichaje de nuevos talentos, competencias internacionales y la pelea en el campeonato nacional figuran en el horizonte inmediato del club azul.

Guía de: La U

Normalmente en Chile las decisiones de compras y refuerzos se adoptan a comienzos de temporada, cuando el cuerpo técnico parte trabajando con un reducido grupo de jugadores cuyo pase es propiedad del club al que se van incorporando las contrataciones en diverso nivel de aporte en relación al equipo.

El Futuro de la U

Foto: Reuters

Pinto y Victorino, dos de los jugadores que la "U" tiene en vitrina.

Producto del exitoso primer semestre que vivió la U y las pregonadas transferencias, como si no se tratase efectivamente de una pérdida de capital humano y deportivo para esta pequeña industria local, se debe abordar con carácter de urgente y a mitad de camino una renovación positiva en términos económicos, deportivos y bullangueros, pues la hinchada en todo el país debe encantarse y aprender a querer y a soñar con los que llegan.

El balance post Chivas es muy positivo, especialmente en los aspectos económicos, pero tiene importantes desafíos:

1) Alcanzar un exitoso recambio por la partida de los valorizados jugadores que, a gran diferencia de otras pasadas administraciones, son patrimonio de la institución y dispondrían de importantes ofertas (Pinto por ejemplo) o producto de transferencias ya concretadas (Estrada, Olivera y Montillo).

2) Continuar compitiendo en torneos internacionales para mantener el nivel de los ingresos financieros y mantener a lo menos la valorización de su plantel por el caso de eventuales ventas, como la que se espera de Victorino;

3) Continuar peleando arriba en el campeonato nacional, en la lucha por la única estrella disponible este 2010 y la clasificación para la Copa Libertadores 2011.

El recambio dispone de muy poco tiempo, buscar con prisa las nuevas contrataciones, ojalá en un nivel de costo de adquisición, salario y rendimiento similares a los valores pagados por los jugadores que tienen posibilidades de partir o bien transferencias concretadas, su integración a una mecánica de juego sin provocar trastornos que se traduzcan en puntos perdidos que la alejen de la aspiración del campeonato.

El futuro de la U

Foto: El Mercurio

La “U” cerró dos grandes negocios con las ventas de Montillo y Olivera.

Estos días deben existir apresurados contactos con representantes de jugadores que escasean, quienes pueden hacer un lindo agosto, negociando con una contraparte que dispone solamente de una semana para todo: ubicar posibles reemplazantes, sino refuerzos, acordar con el técnico Pelusso los nombres a contratar, para recién después reunirse con los representantes e intentar acordar los términos contractuales, de intereses claramente divergentes entre las partes que negociarán, jugadores que desean contratos más largos que cortos versus gerencia o dirigencia que desea zafar del problema, por la envergadura de las remuneraciones, ofreciendo contratos por lo que resta del 2010, recuperando su capacidad de maniobra a final de año.

No se ve nada fácil este escenario, hay posibilidades de que a lo anterior se sume durante la segunda mitad del año un bajón en el rendimiento físico o que recrudezcan las lesiones por la carga e intensidad de los partidos, como en el caso de Olarra, o que la sapiencia de Pelusso y la buena estrella que acompaña a Valdés consigan rearmar a los gladiadores azules y reinventar los sueños de la fiel y leal hinchada, que sigue con fervor y devoción dondequiera que vaya el Romántico Viajero. Las penas del fútbol se pasan con fútbol y se comprobará contra La Serena e Iquique en los próximos partidos.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X