Inicio » La U »

Los costos para la U de la ANFP y la selección

Los reclamos en plena etapa de definición del campeonato nacional chileno resaltan los costos reales para los clubes de la gestión de la ANFP y el seleccionado nacional.

Guía de: La U

En el campo dicen “otra cosa es con guitarra”.

Muy lindo es armar buenos equipos con cuerpos técnicos y jugadores competitivos, sin gastar locuras para pelear un campeonato y lograr estar en la pelea, llegando a instancias decisivas. Pero otra cosa es tener que sufrir los costos de las programaciones –tan absurdas como que se esté jugando en otoño la Copa Chile del año pasado- y de aportar jugadores para los compromisos del seleccionado nacional.

U Selección ANFP

Foto: EFE

José Rojas es uno de los seleccionados de la U.

O’Higgins y Unión Española son los extremos representativos de esta situación. El Presidente de los celestes ahora está reclamando los perjuicios para su club por aportar tres jugadores al seleccionado esta semana y no disponer de ellos plenos y relucientes para el partido de hoy frente a los hispanos, un partido clave en sus pretensiones de obtener el primer título nacional de su historia. ¿Cómo andaría en su fastidio si le nominaran no ocho, sino que diez u once jugadores de su plantilla?, ¿Qué equipo pone en la cancha el fin de semana?.

En el extremo Unión. Un equipo atildado, bien parado, que se defiende con el balón en campo contrario y que aprovecha los mínimos descuidos del rival para anotar. Por fin le nominaron UN jugador!, en este rubro los hispanos solamente saben sumar y llevárselas gratis, llegando a la final del torneo anterior y punteando éste, pero desinflándose en las últimas presentaciones, y con la novedad de su monserga condicionadora de arbitrajes que no le están cobrando todos los penales.

También hay que incluir en la juguera futbolística que los árbitros y sus colaboradores yerran, y muchas veces groseramente. ¿Cómo estaría Sierra reclamando voz en cuello si le empataran un clásico ganado en el minuto 92’ con un gol off side y con el guardalíneas desenredándose el banderín sin atender a una clara posición de adelanto?

¿Cuánto le ha costado a la U, las programaciones de la ANFP y las convocatorias de Sampaoli, y no hace tanto tiempo de Borghi cuando, por necesidad, dejó de convocar albamente sesgado?

Al chuncho casi le costó un título –Apertura 2012- y ayudaron a acelerar la caída libre del chuncho a fines del año pasado.

Este año, adicionalmente, le han complicado la existencia a un inexperto y confundido Darío Franco para presentar equipos no sólo ganadores sino que también gustadores para la hinchada de la U.

A esto debemos sumar que en nuestro país en los dos principales escalones están los equipos que deben afrontar –hasta ahora- regularmente competencias internacionales además de los torneos domésticos, como el caso de la U ocupando en solitario el primero, y en el segundo los que tienen planteles competitivos, que juegan cada siete días y solamente deben ocuparse de lesiones y suspensiones, casos de Unión, Católica, Unión y O’Higgins.

Equipos que sólo de forma esporádica participan en los últimos tiempos de competencias internacionales. En este análisis claramente el cacique no existe, a la plantilla más cara del fútbol chileno no le alcanza ni para las competencias locales.

Caro le sale a la U la ANFP, sus programaciones y su selección nacional.

La U realmente no reclama y se limita a la emisión de sus comunicados de prensa, a sus entrevistas exclusivas como la de Charles de esta semana. Se comporta con discreción y decoro.

La compensación viene por el lado de la vitrina internacional que ofrece, para ofrecer los productos de la gestión, jugadores para la venta.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X