Inicio » La U »

Pizarro anticipó el “18″ en la U que ahora espera al archirrival

El pequeño genio de la U decidió un partido complicado frente a Huachipato.

Guía de: La U

Lo de Quillota fue un buen mazazo en el espíritu de la U, quedaban atrás los triunfos estrechos y una imagen llena de interrogantes luego de caer sin apelación en el valle del Aconcagua con San Luis.

Ayer, el Nacional, o “el Pasional” como les gusta llamarlo a los hinchas azules, volvió a rugir con 37 mil espectadores que confiaban en la rehabilitación de la U. Las cosas iban bien con los goles de Seymour y Ubilla en el primer tiempo, los que pavimentaban anticipadamente un seguro triunfo para la U, no obstante, el buen juego de los acereros comenzó a perforar desde el lateral derecho el arco de Herrera, lográndolo con sendos cabezazos, uno de ellos con revancha de Valber Huerta.

pizarro-18-1

Así que a empezar de nuevo, perdida la importante ventaja, los carrerones largos y de acero de tanto en tanto inquietaron -y hasta el final- a la audiencia azul, que ya comenzaba a fastidiarse con los yerros frente al arco de Pinilla. También con los centros y ataques dividiendo el balón después de retroceder para volver a intentar entrar, la ventaja que no llegaba y lo vulnerable que se volvía a ver el fondo azul con los interminables amagues y gambetas del diminuto Sotelo.

Hasta que apareció ese as bajo la manga que tiene Hoyos, el ya tradicional ingreso de David Pizarro en el segundo tiempo comenzó a darle claros tintes de control del ataque y a escoger el momento de lanzarlo. Esto, hasta que “Pek”, bien parado como volante central y unos buenos metros más adelante, recibió y volvió a buscar armando todo con su derecha, en una jugada de gran calidad y digna de su nivel.

Recibe la marca, pero gira controlando el balón rotando hacia la derecha. Después de zafar, se arrima hacia el área encarando y pasando hacia la izquierda. Cuando debía volver a enganchar hacia su perfil, y sin aún poder habilitar a un goleador de los tres disponibles, apuró la definición con un puntazo de derecha teledirigido hacia la ratonera opuesta de Lampe, decretando una nueva ventaja y definitiva de la U.

Allí el estadio festejó, se gritó en las casas y en medio Chile en el cálido atardecer de un domingo de agosto, celebrando el pañuelo y el poncho imaginario del “Fantasista”!, el que adelanta las fiestas que nos rodearán en algunas semanas más.

Algarabía desatada, nuevamente cerca de la punta y ahora metiendo ruido antes de ir al Monumental a pagar una vieja deuda, la que tal vez podamos cumplir y disfrutar!

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X