Inicio » La U »

¿Podrá la U recuperar el tranco frente a O’Higgins?

Santa Laura nuevamente recibe a la U, como local después de la estrepitosa caída 2-5 frente a Unión Española. Hay inquietud en el pueblo azul.

Guía de: La U

Frente a Unión Española no solamente se perdió por goleada echando el resto en la cancha intentando cambiar la suerte de un partido en que la U pagó un alto precio por no renunciar a su forma de jugar. El juego ofensivo está en la molécula de adn de esta U y también está en la retina de sus hinchas desde antes de los tiempos del ballet.

Hay formas de perder y esta pudo haber sido hasta benévola, pues la U nunca renunció a atacar aun perdiendo expresivamente, pero extraviando el equilibrio ataque-defensa. Los contragolpes de Unión llegaban como estiletes a un fondo azul que se encontraba jugado en ataque: fueron solamente cinco y tranquilamente pudieron ser un par más merced el desconcierto y desorden azul sin la posesión del balón.

Unión nos dio de nuestra propia medicina al obturar las bandas marcando con cuatro o cinco hombres cuando se intentaba avanzar por los costados, una vez perdido o rifado el balón los rojos administraron bien sus chances desde los pies de Vecchio, el creador jugó sin marca prácticamente todo el partido y jugó a voluntad con los espacios y los errores en las coberturas de la zaga azul.

U O'Higgins

Foto: Photosport

Cereceda es un aporte... cuando logra terminar bien sus jugadas.

Hay dosis de mérito en el ex volante del Dragón de Belgrano -como se conoce a Defensores, equipo que lucha en el Torneo Argentino A- pero también hubo errores visibles en el orden y en la calidad de la propuesta de un equipo azul que literalmente se perdió en su ida y vuelta en la cancha de Plaza Chacabuco cayendo sin atenuantes ante un buen equipo como lo es Unión Española.

Además de no desequilibrar y regalar espacios para la contra permitiendo el festín hispano, esta vez Herrera recibió demasiados avisos de tormenta que no pudieron ser controlados y tampoco apareció el golero ganador con sus atajadas monumentales que cimentan los excesos de confianza a que nos tienen algo acostumbrados en el fondo azul.

Ya cayendo 1-2 una jugada clave retrata el caos azul: Vecchio suelto se hamaca cerca del área y despacha un colocado tiro sobre la línea de Herrera, providencialmente el horizontal devuelve un gol seguro al juego, el control de Videla que sin ruborizarse entrega el balón a Herrera: el melenudo, que cada vez se muestra más lejos de reemplazar la dinámica de Marcelo Díaz, debía estar precisamente sobre la marca del ahora promocionado volante de Unión.

Las diagonales de Cereceda cuando terminan en una buena asistencia o presencia ganadora en el área son muy útiles para el esquema ofensivo de la U, pero cuando se pierde el balón meridiano en el intento o se habilita mal solamente sirven para que el rival se avive que la U está atacando mal y defendiendo peor.

El ingreso de Morales aportó en la confusión en el juego y a confirmar las dudas sobre la real valía de su aporte este año a la plantilla azul, lejos de adaptarse al juego colectivo insiste en transitar con el balón aletargando y restándole sorpresa a la U.

Enzo Gutiérrez picó una y otra vez, luchando en desventaja y perdiendo la mayoría de las veces, recibiendo habilitaciones en contra de su mejor perfil. Así el zurdo Cereceda electrificaba de izquierda a derecha y Lorenzetti pese a su tanto tampoco pudo gravitar ingresando al área y si equivocando pases importantes.

Se jugó mal y se perdió por goleada, frente a un rival al que no hay que darle ventajas pues las aprovecha. Un partido para el olvido pero también para encender las alarmas pues no hay regularidad por más que no haya estado Marino y que se espere el retorno de González, Civelli y Ubilla: el juego no estuvo y la regularidad del fondo admite cuestionamientos por dejar el equipo al borde de la catástrofe de haber concretado Unión todas las ocasiones que dispuso.

Este miércoles la U se juega otro duro partido con un rival que suele provocar malos ratos: O’Higgins ya nos ganó en Rancagua en la final de ida del Apertura y nos ganaba la final hasta el minuto 92’, en el verano nos aplicó en Rancagua otro cachetazo sufrido esta temporada (0-3). El que viene será un partido para asistirlo o verlo con los dientes apretados y todas las ganas de volver con autoridad al triunfo.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X