Inicio » La U »

Por qué a la U de hoy le haría muy bien contar con Arturo Salah

Ya despojado de su alba caracterización, Salah es un hombre profundamente enamorado del fútbol y de la U. ¿Coincidirán nuevamente sus rumbos?

Guía de: La U

De Salah jugador ya se conoce, de él como entrenador también, pero de Arturo en su nueva estatura como Director Deportivo, se sabía poco…hasta ahora. Pero por más que en Macul lo hayan ungido como un presidente deportivo, pues la figura requería que tuviese las facultades máximas para decidir sobre presupuestos, contrataciones, planificación e inversiones desde un nivel de gestión que no está vinculado con el devenir de cada partido, su desempeño a la larga mostró que lo suyo fue como tener un presidente o un dirigente que entiende de fútbol.

Los hechos son bastante claros. Aunque nos pese como abanderados azules, Arturo hizo una gran labor en Colo Colo en un ciclo que básicamente ordenó la casa luego de un festival de técnicos y contrataciones escandalosamente caras y muy malas en la cancha. De estar en riesgo de descender hace poco tiempo atrás, hoy el cacique está en el primer plano del fútbol nacional, con claras posibilidades de lograr el título y también con la opción vigente de pasar a la ronda de octavos de final en la Copa Libertadores en un grupo complicado.

u-arturo-salah

Y hay más, su plantilla está notablemente revalorizada, más allá de algún término de contrato que complique, tiene nombres jóvenes exportables desde la proyección que da el rendimiento aún con breves minutos en cancha. El negocio del fútbol funcionando con activos crecientes, nada más y nada menos que lo que se espera para una gestión exitosa.

Salah ya consiguió ir un paso más allá, bailando en una baldosa, que su entrañable par jugador y compañero de los ochenta. Manuel Pellegrini, pese a todo lo avanzado como exitoso técnico en su carrera internacional, aún no llegó a ocupar el cargo de Director Deportivo o el nombre que mejor se les ocurra para el cargo clave que tienen las instituciones deportivas verdaderamente importantes en el mundo, lo que es solamente un dato, pues mérito tiene y de sobra, entonces cuando lo desee ejercerá dicha función una vez seducido por un proyecto donde el fútbol tenga algo que ver.

No lo consiguió en plenitud tampoco don Fernando Riera, el mentor y técnico de ambos, a quienes dirigió ya de vuelta por Europa, donde sólo en Portugal dirigió a Belenenses, Benfica, Oporto y Sporting, y América donde dirigió a Nacional, Boca Juniors y Monterrey, entre muchos otros clubes. Manuel y Arturo o Arturo y Manuel aprendieron de don Fernando a convivir con el fútbol, una pasión que naturalmente abandona a casi todos.

Ese legado estuvo ahora en Macul, como ha viajado por tantas partes y debe, algún día llegar al CDA de La Cisterna.

¿Será este el momento que la U vuelva a sus fuentes después de tantos caminos, buenos y malos, recorridos?

En estos nombres Riera, Pellegrini y Salah está aún la esencia del verdadero ser azul, que se encarna con triunfos resonantes, equipos verdaderamente potentes y títulos, esos que extrañará a mitad de año el fútbol chileno. Me consta personalmente lo fuerte que a ambos les tiran los colores e identidad azul, pero trabajar por la U, y en Azul Azul es otra cosa.

¿En que está la U hoy? Tiene la dirección deportiva de Sabino Aguad buscando algo muy improbable de lograr: repetir el éxito económico y deportivo del 2011, en ese orden. Le faltan los jugadores, casi nada. Entonces la duda es si podrá conseguirlos y que después rindan lo que se espera.

Para la U, o mejor dicho, para Azul Azul, primero tendría que ser un buen negocio la llegada de un Director Deportivo como Arturo Salah, una vez agotado el nuevo ciclo de Aguad.

El momento de la U lo necesita, no junto a la cancha sino a cargo de las decisiones deportivas estratégicas, pero las dudas sobre un retorno de este tipo aflorarán en carrasperas y palabras muy bien medidas en el Directorio de Azul Azul y las cosas se dirán como son en otros lugares, en ambientes sociales.

Se me ocurre muchas razones de por qué sí a Salah, bastante más que para decir, no. La palabra la tiene un hombre apasionado por la U y hoy hombre de negocios de la U, como lo es Carlos Heller.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X