Inicio » La U »

¿Por qué la U de Hoyos tiene tan poco gol?

La U tiene menos de un gol por partido como promedio, apenas tres en cuatro encuentros, incluyendo amistosos.

Guía de: La U

Tres goles en cuatro partidos, incluyendo dos amistosos jugados en La Serena, es la muy escasa muestra del poder ofensivo de la U. Si a esto agregamos que el gol de Taiva fue en el séptimo y último minuto de descuento, el que generó Matías Rodríguez contó con la complicidad del portero y el restante lo anotó sin perfil el lateral izquierdo Schultz, se llega a una conclusión alarmante: La U de Angel Hoyos no tiene gol.

Y no podemos hablar que los rivales han sido equipos poderosos o inabordables: La Serena con otra promesa de ascender jugando de local, un Belgrano en rodaje de pretemporada y Temuco amenazado por el promedio del descenso son los rivales a los que la U anotó apenas un gol. Iquique asoma como el equipo más potente enfrentado. Por algo está en Copa Libertadores este año, y la U, no…

dt-hoyos-la-u

¿Que pasa en el fútbol de la U?

Se pueden esbozar algunas teorías acerca del por qué la U celebra tan poco y no sólo eso, llega poco, genera poco riesgo real y se aproxima escasamente a la valla visitante.

Sin adornar los argumentos y yendo al fondo del problema, a la U le faltan: jerarquía, calidad, agresividad y fundamentalmente jugar con el arco rival en mente cada uno de los minutos de los partidos.

En lo técnico hay un aspecto que roza lo insólito por lo básico: ¿cuántos controles de balón con defectos tienen los jugadores azules en cada partido?, algo que el técnico increíblemente puede trabajar más, pero que es impensado en jugadores profesionales estelares. Cada mal control del balón lejos de lograr apurar el juego es una carta abierta para el contragolpe y llegada rival, o bien tener que recurrir al foul de amonestación que se traduce en una pelota que estará en el área azul.

El fútbol de la U es un concierto de pases sin profundidad: El control del balón versus la predecible fase de transición hacia la zona rival. El jugador de la U está cómodo sin asumir riesgos, si es mejor pasar el balón cortito hacia el lado o bien llegar a los pies del portero, quien busca habilitar a cuarenta metros.

La U apenas desborda y encara para atacar y cuando lo logra no genera peligro, tampoco hay desdoblamiento de los volantes para avanzar sin balón y copar los escasos espacios que se le conceden a la U. Para atacar por las bandas el jugador azul debe contar con el pase libre a las espaldas de los zagueros, si no puede atacar viene otro pase hacia atrás y luego el consabido pelotazo.

La U no lastima, no se ve como un equipo al que hay que temer por algo, basta con parar bien la defensa activa atrás y presionar sistemáticamente sobre el balón para complicar y maniatarla.

Así como va Hoyos y la plantilla de la U, ya con cuatro presentaciones, no se ve una mejoría, sino que muy por el contrario, se ve otro semestre/temporada/año perdido perdido en la mediocridad.

El verso pre y post partido apenas pueden sostener lo que está mostrando el equipo en la cancha. Poco, muy poco.

Si ésto es todo lo que tiene que ofrecer Hoyos sería mejor dar el paso al costado y endosarle la oportunidad a otro técnico.

Más sobre La U

    Tags:
Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X