Inicio » La U »

¿Puede Garcés reemplazar a Johnny Herrera en el arco?

La última fecha de la fase regular del Apertura le permitió a Sampaoli rotar el arco de la U después de mucho tiempo: Garcés le sacó ventaja a Conde, también a Veloso y Alfaro.

Guía de: La U

Desde hace más de un año que Johnny Herrera ha monopolizado el arco de la U, su figura y rendimiento excluyente han provocado la partida de porteros como Veloso quién creyó tener mejores chances fuera del CDA, mostrar el profesionalismo de Coco Conde quién lleva mucho tiempo sin jugar un partido oficial o que Carlos Alfaro se enfocara como titular del sub-20 de la U.

En cambio Paulo Garcés (28) la ha tenido aún más difícil, comprado su pase como una opción de inversión por Azul Azul llegó solitario a un equipo con el que antes rivalizó. Identificado con la precordillera, y una vez defenestrado por los cruzados producto de su mal partido en Montevideo contra Peñarol en los cuartos de final de la pasada Copa Libertadores, lejos de renovar y mejorar su contrato debió partir casi sin rumbo.

Garcés U

Foto: Sergio López

Garcés tuvo su esperado debut en el arco de la U.

Primero fue el cordobés Lucas Giovini en Unión La Calera quién le acostumbró a estar un semestre vanamente atento desde la banca a cualquier posibilidad de jugar y después el propio Herrera quién con su rendimiento solamente le dio posibilidades a Garcés de desplazar a Conde del cupo en la planilla y en los premios participando desde banca.

Hasta que llegó el domingo 20 de mayo. La U solamente necesitaba un empate para asegurar el primer lugar de la fase y terminar cada duelo eliminatorio jugando como local, con riesgos controlados y una formación alternativa Sampaoli decidió desplazar a Herrera y poner en el arco de la U por primera vez a Paulo Garcés.

¿Respondió Garcés?

Sin duda que el parralino respondió plenamente, sacó pecho y controló su ansiedad para hacer un partido en el que se le vio muy metido en el encuentro. El irregular trabajo de la defensa de la U le entregó opciones de lucirse achicando y enfrentando a los erráticos delanteros de Huachipato, y como si fuera poco la antes esquiva suerte le hizo un par de guiños a sus postes para entregar el arco de la U en cero pese a los esfuerzos y ocasiones que dispuso el rival.

Garcés hizo un buen partido un año después de su fracaso frente a cincuenta mil manyas en Montevideo y su buen rendimiento en Santa Laura nos lleva a reflexionar si está en condiciones de disputarle el puesto a Herrera, más aún cuando Johnny este último mes ha tapado con declaraciones algunos altibajos en su rendimiento en la portería de la U.

Al menos Garcés está en condiciones de asumir el reto de defender el arco de la U, tal vez no en el mejor nivel al que nos tiene acostumbrados Herrera, pero si con una dosis de regularidad mayor que la que ha ofrecido Conde.

En este tipo de situaciones es deseable que el arquero suplente esté en condiciones de hacer olvidar por un rato al titular y que no se extrañe su rendimiento. Circunstancia que puede surgir por lesiones, suspensiones o convocatorias a la selección nacional, algo que en la U no hay que preocuparse pues “el grupo” y el técnico nacional no desean incluir a Herrera, al menos no en calidad de suplente por respeto a su trayectoria según ha dicho muy serio el propio Borghi.

Al menos, después del domingo Johnny debe tener atención en su propio rendimiento y saber cuidarse de las ganas de Garcés de obtener con trabajo y esfuerzo un lugar en la U. El beneficiado con esta lucha leal es el propio equipo de la U que tendrá en el arco a quien ande rinda mejor. Menos palabras y más y mejores atajadas parece ser la consigna desde ahora.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X