Inicio » La U »

¿Qué arriesgan los jugadores azules frente a Colombia?

Algunos chunchos con presente o pasado reciente en la U tienen grados de exposición frente a las decisiones tácticas de Claudio Borghi.

Guía de: La U

En la interminable semana con fecha libre de la selección, el foco de la atención futbolera se lo lleva -sin aparentemente agotar a la opinión pública- el equipo chileno con sus fulgurantes estrellas y aspirantes en promoción en Juan Pinto Durán.

Los noteros esperan pacientemente junto a los hinchas que se acercan por Macul el momento de la conferencia de prensa, donde son los propios cracks junto al cuerpo técnico quienes deciden a quién le toca asumir la vocería, obviamente los más nuevos o semidesconocidos como el caso de Felipe Flores son  “voluntarios obligados2 en la atención de los medios.

La discusión futbolística sobre el único partido de Chile en esta fecha pasa también por la estrategia que el técnico, gustador de un estilo ofensivo y cuyas ocupaciones defensivas no son evidentes, empleará para intentar derrotar a Colombia.

Selección U

Foto: David Velásquez

Mena, luego de toda la polémica, será titular.

En ello va una cuota importante de imagen futbolística de los hombres azules de la selección como es el caso de Marcos González, a quién, para satisfacer el capricho de Borghi de jugar con Vidal como líbero, se le usará –nunca tan apropiado el término- probablemente como stopper por derecha; zona donde los cafeteros pueden hacer jugar al rapidísimo Dorlan Pavón o al fuerte y encarador Teo Gutiérrez, o al también goleador Jackson Martínez.

El riesgoso panorama lo completa la reincorporación, previa absolución disciplinaria,  de Gonzalo Jara, quien escasa o al menos intermitentemente juega en el modesto West Bromwich Albion.

Un planteamiento defensivo que obligará a hacer un extraordinario partido a la zona de volantes, donde jugarían Marcelo Díaz y Eugenio Mena junto a Gary Medel y al recuperado Mauricio Isla, para no sufrir con la velocidad de los cafeteros en su contra con espacios.

El retroceso no sólo ordenado sino que muy veloz de los volantes será una dura exigencia, pues Chile tendrá espacios con el balón solamente hasta la zona de tres cuartos de cancha donde Pekerman intentará clausurar el juego chileno y los arrestos de Matías Fernández, marcando férreamente a Suazo y especialmente a Alexis Sánchez.

El “otro partido”

Esta columna no pretende alentar el triunfo cafetero ni mucho menos, sino que poner el tapete la ligereza como se plantea el “otro partido”, ese que pocos ven y que consiste en jugar sin el balón, achicando los espacios, marcando con consistencia  y procurando recuperar la bocha lo más lejos posibles de la valla de Bravo en este caso.

La Roja parada en terreno rival y recibiendo pelotazos certeros ha sufrido descalabros importantes como el gol de Villa en Sudáfrica, cuando el balón recibido y despejado fuera del área junto a la banda por el mismo Bravo habilitó directamente a un rival de la talla de Villa; o antes, cuando de local un saque del arquero paraguayo permitió a Cabañas recibir boteando el balón y superar al golero con pasmosa facilidad.

En este caso el jugador azul más expuesto, en el caso que Isla resienta su rendimiento producto de su cercana lesión, la falta de fútbol competitivo y especialmente de lo que juegue el rival –algo que siempre ninguneamos-, es Marcos González, quién tendrá que recurrir a vistosas faltas y a recibir amonestaciones, si el contraataque colombiano elige la banda izquierda para superar el enjambre de volantes chilenos.

Ojalá que el martes próximo solamente comentemos lo bien que jugó Chile y los goles anotados por la “roja” y no tengamos que mirar hacia la zaga buscando explicaciones inútiles post partido.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X