Inicio » La U »

¿Se puede soñar con la U con lo que está mostrando en la cancha?

Pocos elementos rescatables del debut azul en el torneo oficial donde apenas salvó la ropa y hasta pudo obtener el triunfo.

Guía de: La U

Más que una pasión… letra y melodía a la que habría que ir poniéndole notas acerca del negocio deportivo en su contenido, ese que gobierna a la U y al resto del fútbol en el futbol mundial. Si la fórmula deportiva para el producto estelar no funciona en espectáculo y títulos vamos con las escuelitas y el futbol formativo a la deprimida Argentina a ver si nos sacamos el loto y nos llega de casualidad un Messi, un Kun o un Tévez.

Ayer en el Nacional la U puso en cancha casi todo lo mejor que tiene. ¿Quién no estuvo como para relativizar tan pobre desempeño? Apenas el retornado Matías Rodríguez, el veterano Pepe Rojas y lo que aporta con sus veintiún años Fabián Carmona. Nada que haga mirar las cosas de forma más optimista.

sonar-u

Pese al entrenamiento semanal y los cuidados de estrellas del futbol criollo la U, en cada uno de sus ataques en los primeros setenta minutos de juego, prácticamente en todos los ataques no pudo dar más de dos o tres pases seguidos sin fallar en la conducción o en entregarle la pelota al rival. Así no hay ilusión que aguante, imposible.

La vergüenza de asistir a una bien planificada victoria nortina –Cantillana tiene muy bien trabajado su modesto plantel- pudo más que el concierto de errores frente a unas doce mil personas en el Nacional, sólo entonces la U se arremangó la camisa y comenzó a luchar con tesón cada balón para intentar llevarse por delante a la bien plantada batería antofagastina.

Y casi lo consigue a pesar del muy mal partido de Canales, de la intrascendencia de Rubio –quien pareciera pedir nuevamente dieta y motivación- de las intermitencias e individualismo de Valencia, favor que entrene los servicios libres pues no logra levantar el balón.

Pareciera que no entenderemos nunca que el fútbol en su fase ofensiva es rendimiento colectivo dentro de esquemas tácticos para administrar espacios frente a la marca y tener eficacia frente al arco rival. En la otra fase no hay que relajarse mientras dure el partido como para recibir un gol después de un lateral, algo que le pasa a la U y a cualquier equipo amateur si no se está plenamente atento.

Más allá de la anécdota del penal, que Canales pudo convertir para disimular el muy mal desempeño suyo y el colectivo, la U de ayer apenas si tiene para intentar prenderse en la  lucha por el título, viniendo desde un séptimo lugar en el torneo pasado. Tampoco saca nada con clasificar a torneos internacionales si presenta este nivel de juego apreciado desde las perspectivas futbolísticas y tácticas.

Receta para el sufrido hincha que resiste yendo al estadio, ya sea hombre o mujer, quienes van a distraerse o bien para no aburrirse en casa y respirar algo del mal aire de Santiago: lleve un buen producto para el pelo y asi aprovecha de masajeárselo, no menos de doce o quince veces por partido llevará sus manos a la cabeza.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X