Inicio » La U »

Su derrota y otra más, Unión Española vence a la U

La U estaba haciendo otro partido digno, hasta que Pelusso le dio algo de aire a Unión sacando a Rivarola. Por su lado la dupla técnica de Unión tenía que jugársela refrescando con un Harbottle que consiguió dar vuelta el partido en algo más de un minuto.

Guía de: La U

Grande fue la desolación azul en el Santa Laura el sábado al atardecer, sumando su tercer fracaso luego de caer frente a celestes y tricolores. Los mensajes de texto de los amigos hispanos llegaron pronto con burla y jeringuetti me escribió: “Está listo el Colo, grande unión, sorry”. Un resumen apropiado para quienes no debiesen beneficiarse de nuestro rendimiento.

U-Unión Española

Foto: El Mercurio

Los goles del partido llegaron en el complemento: Bueno puso en ventaja el Chuncho, pero no bastó.

Un partido jugado con orden y algo de actitud le estaba dando al chuncho los tres puntos -que hasta antes del partido continuaban ocultando zonas de rendimiento gris- y la posibilidad de seguir acechando al cacique en su escapada hacia el título iniciada en La Portada. Hasta que llegamos a los minutos claves donde la salida de Rivarola por la U y la entrada del promisorio Harbottle provocaron que Unión diera vuelta el resultado en un minuto y muy cerca del final.

Al orden la U le había agregado la cuota de ganas y fútbol que tiene disponible ante un rival que llegaba mucho menos al área azul, pero sí con peligro al reestrenado arco de Pinto. En un primer tiempo algo flojo de ocasiones claras, desde la apilada y disparo de Seymour del comienzo hasta la pelota que controló Rivarola y que el achique de Marín impidió que se convirtiera en gol al final de esa etapa.

El segundo tiempo trajo la emoción, los tiros en los postes, uno para cada equipo, la apertura de Bueno después de desdoblarse Iturra, el medido centro de Rojas, el apurado y obligado pivoteo de Castro y el oficio del artiguense para marcar.

La dupla técnica de Sierra y Reyes –por su estrecha labor desde el banco-, ambos ex mundialistas de Francia ’98, decidió el ingreso del joven y dinámico Harbottle, quien –según sus propias declaraciones – no recibió instrucciones tácticas e ingresó con ganas y sus ideas en un partido que quemaba los minutos finales.

Harbottle se ubicó abierto por la izquierda, zona de partida para zigzaguear hacia el área azul y ganando las espaldas del codicioso Firulais, al tiempo que desafiaba al agotado Victorino.

La salida de Rivarola provocó desahogo y proyección en la zaga hispana. Victorino no leyó bien las jugadas gol adelantándose, mientras Rojas marcó mal en zona y perdió desairado el cabezazo con Canales. Abarca equivocó su marca luego del pivoteo y, en lugar de ir fuerte a despejar la pelota dividida en plena área chica, vio pasar un balón primero pifiado y luego cazado por Harbottle, quién lo despachó a la red.

U-Unión Española

Foto: El Mercurio

El ingreso de Harbottle marcó el inició de la debacle para los azules.

Al minuto siguiente otra vez Kevin: rápida transición ya en campo azul, pelota contra el piso y encarando para habilitar luego de primera y al espacio a Canales, quien con su puntazo remeció las redes antes de las dudas de Abarca nuevamente en la marca y el festivo cierre de Rojas.

Rápido y sin reacción azul finalizó el partido, los que cantaban mirando la barra se dieron vuelta y dijeron: ¿cómo? si estábamos ganando 1-0 y ahora en un pestañeo perdemos!

No cuidamos el liderato, entramos fríos, jugamos mal y aseguramos la platea para sufrir viendo al cacique celebrando un trigésimo título, esta vez con gran ayuda nuestra perdiendo lastimosamente puntos como local. Quedamos 6 abajo y en un mes en Santiago ¡Concedimos 9 puntos!

El próximo viernes podemos quedar aún más lejos e intentar descontar el lunes frente a un Cobreloa amenazado por la liguilla del descenso: su barra nortina muestra los dientes a sus jugadores, con lienzos en Calama que les recuerdan claramente a los jugadores el pasado glorioso de los ahora naranjas, antes “zorros del desierto”.

Solo queda soñar con un milagro o “lograr” un cupo a la Libertadores 2011, concediendo largas vacaciones al plantel.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X