Inicio » La U »

¿Tiene sentido para la U transferir hoy a Johnny Herrera?

El insomne chuncho se desvela ante una hipotética partida de Johnny Herrera del arco de la U.

Guía de: La U

Hay jugadores que se ganaron con memorables actuaciones el constituirse en símbolos o banderas de un club, este es el caso de Johnny Herrera. Pese a lo logrado con la U entre el 2011 y 2012, el angolino por estas días estaría considerando seriamente una tentadora oferta de hacerse del arco de River Plate, la valla que defendieron con enorme gloria Amadeo Carrizo y Pato Fillol, por nombrar los más importantes.

Un arco importante argentino en una situación de retorno a su primera división aún con restricciones económicas puede ser valorado por el jugador (31), quién tuvo antes un paso algo olvidable por la portería del Corinthians. Además se sabe que allende los andes a los refuerzos y figuras de nivel se les paga -o mejor dicho- se les promete pagar en cantidades que superan notablemente lo que se puede ganar en Chile.

Es el momento de ponderar lo que valen para la U, Azul Azul y su hinchada nacional las atajadas y muy sólido rendimiento de Johnny. Cuesta mucho en estos exitosos tiempos imaginar a la U sin Herrera en el arco, desde él transmite más y mejor fútbol que lo que descuelga, atrapa y desvía con gran calidad desde el arco: proyecta permanentemente una actitud ciento por ciento ganadora, acrecentando la imagen de la U como la más importante, obligando a enfocarse en lo que haga el chuncho y dejar el interés por los rivales para comentaristas y relatores.

Johnny Herrera

Foto: El Mercurio

Herrera, por el momento, se quedaría bajo los tres palos azules.

Johnny volvió a la U en el momento justo cuando la directiva de Azul Azul entonces encabezada por Federico Valdés -después de unos amistosos post partida de Miguel Pinto- decidió pagar a Audax Italiano alrededor de 700 mil dólares por hacerse de los servicios del mejor arquero chileno y hoy, sin duda, de uno de los mejores de Sudamérica. Una muy buena y eficiente contratación a la luz de todo lo que le ha dado Johnny a la U este último año y medio.

También se debe mirar con detención las informaciones sobre las tratativas de River para su arco:

1) La oferta es de un club que no tiene demasiadas holguras económicas y que debe pagar altas cotizaciones a sus jugadores.

2) Las gallinas ofrecen apenas un millón de dólares o poco más a Azul Azul para que se desprenda de un gran golero y una de las mejores figuras del hoy gran campeón que tiene el fútbol chileno, casi ridículo, mejor ni preguntar cómo pretenden pagarlo.

3) En paralelo una vieja chicana rioplatense para ajustar a la baja los precios a pagar: también están negociando un préstamo por el esmirriado, frágil y muy ágil “trapito” Barovero, el arquero del Fortín –tres años menor- representa una mejor opción de negocio futuro por el uso de la vitrina de River.

Con este panorama, aparentemente Johnny Herrera no se va… ahora, pero lanza una potente señal de que si es necesario atenderá a otros pagos futboleros para incrementar su patrimonio cuando ya viene iniciando el giro de la curva hacia la larga recta que marcará su futuro retiro del fútbol, aclarando que hoy se encuentra en el mejor momento de su carrera.

El contrato de Herrera

El Presidente Yuraszeck y la directiva de Azul Azul tienen la oportunidad histórica de revisar diligente y proactivamente el contrato de Herrera y prolongarlo más allá del 2015, condicionado a su titularidad y rendimiento.

Desde ya deben ir buscando fórmulas de gestión para sus derechos de imagen que potencien la explotación económica de Johnny Herrera y que, de este modo, ayudaría a acercar sus actuales ingresos mensuales a lo que River –sin ruborizarse- solamente promete pagar.

En la U, Johnny Herrera es una columna.  Y pese a que en ocasiones hay que guardarse y masticar la rabia de algún error suyo dentro de la cancha poniendo, se debe poner en la balanza todas y cada una de sus enormes atajadas. En la U de hoy, el arco azul sería otra cosa sin él.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X