Inicio » La U »

Triste debut copero de la U: ¿Podrá repetir su exitoso 2011?

La U develó su momento internacional en el Girardot, una pálida caricatura del brillante equipo del 2011, su alabado juego colectivo solamente apareció por escasos momentos.

Guía de: La U

Se veía venir y llegó, una derrota internacional dura e inapelable. La U recibió un cachetazo copero en Medellín que no le viene mal a su plantel, cuerpo técnico, dirigentes e hinchada, porque es la triste comprobación que las ganancias económicas de los jugadores claves que partieron, de sus anónimos representantes y el timbrazo de la caja que Valdés y Yuraszek, que discretamente silencian con la frase “no se puede cortar la carrera del jugador”, en la práctica ha desarmado el gran rendimiento del 2011 y su principal fortaleza: el solidario juego colectivo que tenía la U.

Triste Debut de la U

Foto: Agencias

Universidad de Chile perdió por 2-0 ante Atlético Nacional en Colombia.

No todo son fallas azules, por ahí el equipo del año anterior tampoco salía airoso del Atanasio Girardot frente a las cerca de cuarenta y cinco mil almas verdolagas que vieron cómo los dirigidos por Santiago Escobar –hermano mayor de Andrés Escobar, nacido y asesinado en Medellín y gloria del verde paisa- superaron el juego que planteó la U y establecieron diferencias ya en el primer tiempo, indudablemente -y aunque nos cueste reconocerlo- hay mucho mérito también en lo que puso el local para ganar tres puntos importantes en el grupo 8 de esta Libertadores 2012 y que por ahora dejan a la U apuntando al segundo cupo clasificatorio de esta ronda.

Debo aclarar que esta columna tiene limitaciones formales en su extensión y no así en sus comentarios, entonces hay que entrar a lo relevante, lo medular de la pálida performance azul allá en el departamento de Antioquía colombiano.

En jugadas claves: mejor Tula recibiendo de frente y con los brazos abajo un tremendo pelotazo que buscaba el empate azul, a contraparte de Mena que ofreció su espalda al ambicioso empeine de Juan David Valencia en la apertura del marcador (27’), en los momentos que Atlético con mucha actitud buscó el arco de Herrera desde todo ángulo y distancia.

La defensa azul fue durante varios pasajes “un verde parque de diversiones”, sin contención ni anticipación Macnelly recibió de espaldas en forma permanente, Rojas fue recurrentemente desbordado en línea de tres en el primer tiempo y varias veces ganaron sus espaldas en línea de cuatro en el segundo, amén de varias jugadas del antiguo Pepe, ese que agregaba emoción y riesgo a su propia portería. Lo de Osvaldo González fue impresentable y solamente se podría entender de haber jugado lesionado o disminuido, para rematarla Acevedo se cayó picando con Dorlan Pabón en la jugada del 2-0 final (80’).

Lo rescatable fue el trabajo de la zona de volantes en el segundo tiempo, una vez intervenido el feble planteamiento azul inicial Aránguiz, Díaz y Mena controlaron el juego gran parte del lapso final y obligaron a los locales a refugiarse en su zona.

Los mayores problemas –junto a la defensa de la U- estuvieron en la fase ofensiva: Morales está lejos de conducir con eficacia el ataque azul, juega para él, al igual que Cereceda y su eléctrico despliegue, dosis de individualismos que son la antítesis de la fortaleza colectiva tricampeona de la U.

Junior Fernándes buscó desbordar por ambas bandas perdiendo en la mayoría de sus intentos, ante su fracaso y cansancio solamente al picar 20-25 metros comenzó reiteradamente a centrar para el pequeño Ruidíaz, quién luchó en inferioridad numérica sin resultados, Castro escasamente justificó su presencia en este partido, participa de la elaboración pero si no tiene buenas asistencias simplemente desaparece, en la confusión apareció recuperando un balón detrás de Magalhaes (¡).

Sin futbol y dejando el resto en la cancha la U lanzó decenas de centros para Lorenzetti y Ruidíaz, como si estuvieran el Palote y el Cuqui para bajarlos, con la ilusión de llegar al empate y superar el orden y planteamiento de Escobar.

Hay que decirlo, luego de las millonarias ventas el cacareado equipo que aspira por la Libertadores no está y lo que es peor, es muy difícil que aparezca. Desde estas líneas azules nos conformamos con pelear el Apertura y los clásicos, si es que no es mucho pedir.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X