Divertimento, de Julio Cortázar, fantasmas y espiritismo

En esta novela escrita en 1949, Cortázar hace una primera exploración por el camino bohemio e intelectual, las calles de Buenos Aires, y un misterio que incluye un fantasma, un médium y una sesión de espiritismo.

En 1949 Julio Cortázar escribe Divertimento (Alfaguara), que es publicado recién en 1986, dos años después de la muerte del escritor. Esta novela, reúne a distintos personajes en torno a la bohemia y el cruce entre la literatura, la plástica y la música.

La historia es narrada por Insecto, -una especie de alter ego de Julio Cortázar-, amigo del pintor surrealista Renato Lozano y su hermana Susana y también amigo de los Vigil, Jorge y Marta, una extraña pareja de hermanos, mientras Jorge declama poemas que se le ocurren en el momento, Carmen los debe transcribir a la brevedad para que queden registrados. También están las hermanas Dinar, Laura y Moña, que enredadas en un ovillo son las últimas en hacerse parte de este singular grupo.

Divertimento

Foto: Alfaguara

Divertimento

Todos ellos se juntan en el Vive como puedas, un lugar de reunión en el que hablan de pintura, poesía y música, el centro de operaciones de esta bohemia bonaerense que preanuncia el célebre Club de la Serpiente de Rayuela.

Uno de los misterios principales en Divertimento es la necesidad de descubrir un “algo” en la pintura que realiza Renato en ese momento, un algo desconocido e intrigante, una especie de premonición del futuro que no permite a Renato pintar tranquilo y que se convierte en el gran tema de discusión en el Vive como Puedas.

Es así, como los personajes concluyen que necesitan la ayuda de Narciso, un mago o un charlatán, quien en una sesión de espiritismo convoca a un fantasma para que les entregue la clave que necesitan para que Renato pueda terminar la pintura.

El cruce entre pintura y literatura recorre toda la novela, con reflexiones profundas y entretenidas como la importancia del título en un cuadro “Si hay algo que un cuadro no aguanta bien es el título. Fijate que termina siendo una especie de marco mental para la gente, mucho más durable y peligroso que el de madera”.

Cortázar profundiza en la vida bohemia de Buenos Aires escribiendo esta novela poco tiempo antes de irse a vivir a París, el mundo intelectual, las referencias culturales exquisitas de los juegos de palabras y discusiones de los personajes, y el lenguaje melancólico y armónico de la narración.

Podemos identificar en Divertimento algunos elementos recurrentes de la pluma de Cortázar, como lo es la adelfogamia, presente en el círculo de amigos de Insecto, estas parejas de hermanos en extremo dependientes como las que vimos anteriormente en Casa Tomada y Los Reyes y también la discusión bohemia e intelectual como la que encontramos en Rayuela, sin dejar de mencionar el absurdo y la ironía, ejes fundamentales en toda su bibliografía.

Cortázar aprovecha en Divertimento de incluir algunos poemas propios, versos ingeniosos que demuestran su inagotable creatividad e ingenio. Esta fábula sin moraleja es, sin lugar a dudas, una tremenda oportunidad de profundizar y disfrutar  del talento único de Julio Cortázar.

Más sobre Literatura Contemporánea

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X