“Choque de Reyes”: Gran proyección de “Juego de Tronos”

La continuación de “Juego de Tronos” sigue la misma línea de su antecesora. Conflictos políticos, personajes corruptos y la sensación de que viene algo muy malo. La tragedia es cada vez más inminente.

Al terminar de leer “Juego de Tronos” —primer tomo de la saga fantástica Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin— o de ver la sensacional adaptación para realizada por HBO, es inevitable preguntarse cómo va a seguir esta historia.

Claro, “Juego de Tronos” finaliza en un punto en el que la tormenta parece a punto de llegar, para cambiar radicalmente las vidas de la amplia gama de protagonistas creados por el escritor, todos los cuales están al borde del abismo, tras sufrir grandes tragedias y cambios definitivos en sus vidas.

Choque de reyes

Foto: Gigamesh

Sin embargo, el desarrollo de “Choque de Reyes” no presenta esa explosión que se espera. El libro mantiene, en gran parte, la misma estructura que su antecesor. La trama gira en torno a múltiples complots y rencillas, que a lo largo de las páginas se enredan cada vez más y más, hasta descubrirse todo de golpe, en un final tan sorpresivo como brillante.

La gran diferencia de este tomo con su antecesor está en los personajes que nos presenta Martin. Algunos fueron apenas nombrados en “Juego de Tronos” y hoy son protagónicos. Otros son totalmente nuevos. También hay sorprendentes matices en aquellos a quienes ya conocemos. Algunos, los menos, son queribles. La mayoría, corruptos, peligrosos, traicioneros. Tal como parece gustarle a Martin.

Los eventos finales de “Juego de Tronos” ocasionaron una guerra. Tras eso, en los Siete Reinos, ahora en vez de un rey, hay cuatro. Uno muy joven, movido por la familia. Otro malvado y mezquino. Un tercero que busca recuperar glorias antiguas, y el último, que tiene poderosos y oscuros aliados. Toda la obra parece girar en torno a que estos líderes se enfrenten y eliminen mutuamente.

Las historias de los personajes que conocimos antes se desarrollan más. Catelyn sigue tratando de salvar y unir a su familia, cosa cada vez más difícil. Bran comienza un viaje para descubrir qué significan sus extraños sueños. Ayra y Sansa están solas en mundos desconocidos y crueles. Jon Nieve y la Guardia de la Noche cruzan el Muro para enfrentarse a los peores temores del mundo. Daenerys logra la fama y de a poco consigue respeto, pero no tiene los medios para cumplir con sus sueños.

Nuevamente, el personaje más atractivo es Tyron Lannister. Sus luces y sombras lo hacen ser impredecible, fiel reflejo de los constantes vuelcos de esta saga. Tyron trata —de verdad trata— de hacer lo correcto. Porque su inteligencia le dice que es lo que dará los mejores resultados. Pero su cultura, su familia y lo que lo rodea, le dice lo contrario. El suyo es el viaje más duro. Y también el más dramático.

Si bien lo más esperable es el conflicto total, la solución de Martin es aún mejor. “Choque de Reyes” lleva las intrigas, que ya sorprendieron en “Juego de Tronos”, a un nivel más enrevesado, sorprendente y oscuro. Mientras más se lee el libro, menos cerca se está de entender hacia dónde va. Por eso, cada vuelco, cada desenlace, resulta sorprendente.

Ahora, ¿cuándo comenzará el desastre que parece a punto de acaecer? Paciencia, el próximo libro cambia todo.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X