“El horror de Berkoff”: Monstruos entre nosotros

En su nueva novela, Francisco Ortega plasma un inquietante imaginario que encuentra en el paisaje sureño su mejor aliado. Una historia sobre amistad, amor, muerte y los fantasmas del pasado.

Guía de: Literatura Fantástica

“Los amigos imaginarios existen, todos los niños los tienen. Y aunque algunos no son más que una idea, otros, como los de Pablito Clausen, te pueden matar. Emilia y los chicos no habían cumplido seis años la última vez que lo vieron, una tarde lluviosa que pasaron entera dibujando y pintando el invierno en colores brillantes. Al día siguiente, la tía Sarita, profesora de kindergarten y mamá de Emilia, les contó que algo le había ocurrido a Pablito. No especificó si era algo bueno o malo, sino simplemente algo”.

El horror de Berkoff

Foto: Editorial Forja

Así arrancan las primeras líneas de “El horror de Berkoff” (Ed. Forja), la nueva novela del periodista, escritor y editor Francisco Ortega, quien con este libro ambientado en el sur de Chile, se aventura de lleno en el terreno del terror, género con el cual ya había experimentado previamente en formato de relatos breves. Basta recordar el cuento de vampiros “Santa Graciela” (publicado en la antología “Alucinaciones.txt”) y “Setenta y siete” (“Cuentos chilenos de terror”), protagonizado por un ejército de zombies.

Ortega, autor de “60 kilómetros” y “El Número Kaifman” —además de la coautoría de la exitosa novela gráfica “1899”—, define “El horror de Berkoff” como “una novela sobre fantasmas, sobrenaturales y morales, que se pueden tocar. Una novela con terror, no de terror”. Y eso se explica porque si bien existen una serie de elementos sobrenaturales que siembran la muerte y el horror, también es una historia acerca de los fantasmas del pasado que nunca te abandonan, de la amistad por encima de los años y la distancia, y sobre todo de las segundas oportunidades.

A Salisbury, una pequeña ciudad ficticia del sur de Chile —inspirada en la natal Victoria del autor— regresa después de muchos años Martín Martinic, un actor de televisión que alguna vez fue famoso, pero que no ha logrado nuevos éxitos. La idea de volver a aquella ciudad lejana y oscura, plagada de ratones gigantes, no lo atrae. Pero lo hace porque va al funeral de su mejor amigo.

A partir de este episodio comienza a estructurarse una historia de antiguas amistades, un amor que nunca se olvidó y el regreso sempiterno de aquella apuesta que obligaba a entrar a una aterradora casa.

“El horror de Berkoff” comenzó siendo un proyecto cinematográfico, porque lo que primero fue un guión, hasta que en 2009 Ortega lo retomó para transformarlo en una novela en la que se pueden descubrir influencias como Stephen King, José Donoso y guiños a un impresionante bagaje cinematográfico.

Si en Chile puede existir alguna clase de terror ancestral escondido en lo más remoto del sur del país, “El horror de Berkoff” es el atajo más directo para llegar a él.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X