“La Liga del Tiburón”: Una novela simple, pero que cumple con entretener

Tras dejar de lado una portada muy poco atractiva, el lector se encuentra con una novela que entretiene rápidamente, con personajes que si bien no soy muy complejos, sí son bastante queribles.

Debo reconocer que tuve algunos prejuicios a la hora de comenzar a leer “La Liga del Tiburón” (Ediciones SM / $ 9.760), este primer libro de una saga de fantasía juvenil escrita por el novelista inglés Conrad Mason. Esta sensación venía, principalmente, del diseño e ilustración de la portada; de un foco claramente infantil, más que juvenil. Sin embargo, como tantas veces me ha enseñado la experiencia, en la fantasía la portada no es un parámetro seguro en el cual basarse.

“La Liga del Tiburón” cuenta las aventuras de un grupo de justicieros de diferentes razas que viven en la ciudad de Port Fayt, un refugio para las criaturas mágicas, mestizas o monstruosas del mundo, que huyen del fanatismo de un poder político llamado “Alianza de la Luz”. Este grupo se encuentra con un enemigo inesperado, y deben luchar para evitar que explote sobre Port Fayt un desastre mucho más grande de lo que parece.

La Liga del Tiburón

Foto: Ediciones SM

La novela es bastante simple. Las ideas y los giros no son necesariamente muy diferentes a las cosas que hemos leído antes en historias así. Además, los protagonistas tienen arquetipos bastante reconocibles, tanto en su raza como en su carácter, como si estuviéramos participando en un juego de “Calabozos y Dragones”.

VEA TAMBIÉN EN LITERATURA FANTÁSTICA:


¿Quién entiende a J.K Rowling?: La polémica por sus últimas declaraciones


“Jonathan Strange y el Señor Norrell”: Dan ganas de entrar en este libro


“La Rosa Blanca”: el mejor libro de la saga de “La Compañía Negra”


El libro no parece, entonces, tener más ambición que la de ser entretenido. Y funciona. El lector navega con total fluidez por las páginas de una novela fácil de digerir, incluso a veces fácil de predecir, pero que tiene buen ritmo y personajes que resultan bastante queribles para el lector promedio de fantasía.

Si bien la trama es sencilla, el desarrollo de la historia —de trazos policiales— no mira en menos la edad del público potencial al que va dirigido y el resultado no es obvio, aunque podría serlo para un adulto. Otra cosa buena es que hay un buen villano, bastante oscuro, de apariciones bastante siniestras, lo que genera un muy buen contraste con la “luminosidad” de los personajes principales, en general. Asimismo, el clímax, sin ser algo que deje en shock al lector, cumple con ser sorprendente y la parte más emocionante del libro, que es lo que se espera.

En mi opinión, esta saga tiene un buen futuro. Sobre todo considerando un par de factores que podrían estar más desarrollados. Uno es el lugar donde ocurre todo —Port Fayt— que tiene características muy interesantes que debieran ser más y mejor tratadas en su secuela: “El Regalo del Goblin” (todavía no disponible en las librerías chilenas). Por otra parte, los personajes creados por el autor dan para mucho más, pues los caracteres de los más interesantes apenas fueron esbozados.

En resumen, un libro muy recomendable para los que recién se inician en el género. E incluso un buen rato garantizado para el lector adulto.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X