Artemis Fowl, los nuevos libros de su creador

“Futuro azul” y “El caso cero” vienen cargados de misterios por resolver, pero también de personajes juveniles inolvidables.

Guía de: Literatura Fantástica

Si eres de ese grupo de lectores que aguarda con ansiedad cada nuevo libro de Artemis Fowl (el mal llamado anti Harry Potter), entonces el nombre de Eoin Colfer no tiene secretos para ti. Pero por el contrario, si no entendiste nada de estas primeras líneas, debes saber que Eoin Colfer es un ex profesor irlandés que creó a uno de los personajes más interesantes de la literatura juvenil mundial de los últimos años: Artemis Fowl. Un muchacho superdotado, hijo de una familia de ladrones de “guante blanco” que logra lo que muchos creían imposible: descubrir el mundo subterráneo de los seres mágicos y robarles sus conocimientos. Al menos en un comienzo, porque de ese encuentro nacieron seis títulos más.

Futuro azul

Foto: Montena

Un misterio futurista esperando ser resuelto

Sin embargo, la bibliografía de Eoin Colfer va mucho allá de Artemis Fowl, el personaje que le dio fama mundial. Y dentro de ella se encuentran “Futuro azul” y “El caso cero”, dos aventuras juveniles que aunque llegaron con cierto retraso a Chile, son igual de interesantes.

En “Futuro azul” (Montena) Eoin Colfer nos lleva hasta el siglo XXI, específicamente a Ciudad Satélite, una urbe de 25 millones de habitantes controlada por el satélite Myishi 9. Pero donde las condiciones de vida están muy lejos de ser ideales, porque el futuro que describe es frío y duro, sin espacio para los más débiles. Y donde Cosmo Hill, un huérfano que ha crecido en el Instituto Clarissa Frayne para Chicos con Dificultades de Relación con los Padres –un orfanato donde usan a los niños como “conejillos de Indias” de nuevos medicamentos– con la eterna esperanza de ser adoptado. Pero sus sueños no se han vuelto realidad.

“Sólo había tres formas de salir de Clarissa Frayne: la adopción, la muerte o la huida. No tenía ninguna posibilidad de que lo adoptasen, no a su edad: los adolescentes difíciles y malhumorados no gozaban de demasiada popularidad entre las clases medias sin hijos (…). La media de la esperanza de vida de un huérfano institucionalizado era de quince años; Cosmo tenía catorce, y eso significaba que le quedaban menos de doce meses para que las estadísticas dictaminasen que le había llegado la hora. Doce meses para planear la opción final, la única forma de salir de Clarissa Frayne con vida: escapando”.

Pero cuando la oportunidad se le presenta, Cosmo descubrirá la existencia de extrañas criaturas azules que parecen tener otros planes para él.

El caso cero

Foto: Montena

Conoce al único detective de doce años que resuelve todos sus casos.

“El caso cero” (Montena) también está protagonizado por un muchacho, en este caso de doce años, llamado Fletcher Moon. Un chico que se siente capaz de resolver los casos más complicados de su escuela y sus alrededores. Y que parece dispuesto a todo con tal de convertirse en un verdadero detective privado.

Pero tal como lo dice él, “todo empezó a ir mal el día que decidí romper la regla número uno de cualquier investigación según Bob Bernstein (legendario agente del FBI convertido en detective privado): Mantente invisible. Haz encajar todas las piezas del rompecabezas, pero nunca te conviertas en una de esas piezas”. Algo que complicará su existencia al investigar una serie de extraños robos en su escuela, que a ratos se parece demasiado al orfanato futurista de Cosmo.

El talento de Eoin Colfer no sólo reside en historias inteligentes o una prosa ágil y amena. También es capaz de crear personajes protagónicos –y también secundarios—entrañables, como lo demostró hace tiempo con la serie de Artemis Fowl y hace poco con “Airman”. Ahora, con “Futuro azul” y “El caso cero”, Colfer construye regala a los lectores dos personajes protagónicos  extraordinarios, con los cuales explorar nuevas tramas y misterios.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X