“Capriana: El temple de Monterdal”: Un gigantesco paso adelante en esta saga

Catalina Salem resuelve de forma brillante los puntos débiles de su primer libro, para así entregar una segunda parte que es imposible no devorar como lector. Y con un gran personaje principal.

La primera novela de la escritora chilena Catalina Salem, titulada “Capriana: El despertar de la Hija de Azulia”,  generó reacciones encontradas en mí cuando la leí ya hace un par de años.

En ese momento pensé, por una parte, que había un personaje principal —que era Capriana— con un potencial  enorme, muy bien construido, con un desarrollo realista y que generaba una empatía instantánea en quien lo leía. Un personaje, en otras palabras, que generaba cariño.

Capriana - El Temple de Monterdal

“El Temple de Monterdal” es la segunda entrega de la saga “Capriana”, de la escritora chilena Catalina Salem.

Lamentablemente, junto con esto —y pese a que el libro está muy bien escrito— esta novela carecía (salvo en el principio y el final del libro) de conflicto. Veíamos cómo el personaje se desarrollaba pero, pese a que Capriana —la hija del senescal de Azulia, o sea, una princesa de importancia en el mundo de Ástur— estaba en un viaje inusual para su edad, su evolución era un proceso de maduración absolutamente normal.

No había un detonante especial, no había mucho que la empujara, ni tampoco situaciones muy fuera de lo común. En palabras concretas, la aventura comenzaba, pero no llegaba a concretarse.

Pues bien, en la segunda entrega de esta saga, “Capriana: El temple de Monterdal”, este problema está totalmente solucionado. Y con creces. Tanto así que, de sorpresa, me encontré con una novela llena de acción, entretenidísima e imposible de dejar de leer.

Catalina Salem vuelve a construir, brillantemente, un personaje con el que el lector desarrolla una química instantánea. Para mí, el principal mérito es la forma en cómo se produce su evolución, la forma en cómo termina viviendo todas sus aventuras, de manera totalmente realista.

Y es que Capriana no es realmente una heroína típica. Ni siquiera me queda tan claro que sea una heroína a secas. Ella simplemente cumple el rol que le tocó. Y para eso aprende, se entrena, sufre, siendo —casi siempre— imperfecta en sus acciones y decisiones. No hay aparentemente (menos mal) una “chosen one”. Este es un personaje completamente real.

No todo, claro, son exploraciones, batallas, etc. También encontramos el conflicto en las relaciones personales de Capriana. En este libro, los personajes secundarios son mucho más interesantes que en el primero, siendo muy importantes en el desarrollo de la protagonista. Vale la pena rescatar que también está muy bien construida la relación amorosa del libro. Para Capriana es un oasis dentro de la inminente guerra. Y para el lector funciona igual.

Atención, además, con el final, que es sorprendente, oscuro y atemorizante.

En resumen, un libro muy bien logrado, absolutamente recomendable para todos. Solo un punto de cuidado. La forma en la que el mal, la oscuridad, se manifiesta, me pareció demasiado familiar, quizá muy parecida a otras fórmulas del género.

Pueden encontrar el libro en Amazon.com, tanto en versión papel como en versión Kindle,  y en la página de Buscalibre.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X