“El caballero de los siete reinos”: La “precuela” de Canción de Hielo y Fuego

Este libro compila en un solo volumen tres novelas cortas ambientadas cien años antes de los acontecimientos narrados en “Juego de tronos”.

Déjenme decirles esto primero. “El caballero de los siete reinos” (Plaza & Janés / $ 12.000) es la lectura ideal, la mejor que se puede encontrar, para los viudos de los libros de Canción de Hielo y Fuego  de George R.R. Martin (O “Game of Thrones”, para los que solo siguen la serie de televisión de HBO).

El caballero de los siete reinos

“El caballero de los siete reinos” / Plaza & Janés.

Es el mismo autor, escribiendo historias en el mismo mundo. Todos los nombres, las casas, paisajes o leyendas te recuerdan a lo que leíste antes en la saga. El lector fanático del trabajo más conocido de Martin puede sentirse en Westeros nuevamente y en esto, “El caballero de los siete reinos” es una apuesta segura.

Sin embargo, hay un pero que considero que los seguidores de la saga deben tener en cuenta. Me parece que la calificación de “precuela” para este libro —destacada en portada— es una exageración. Las historias se sitúan en Westeros, sí, y son anteriores a los eventos que narra Canción de Hielo y Fuego, también. Pero las tramas que desarrolla el autor en este libro no tienen prácticamente ninguna relación con los hechos de “Juego Tronos” y los títulos que le sucedieron. De hecho, las aventuras aquí narradas no tienen gran importancia en el contexto del mundo y la política de Westeros.

Dejando de lado eso, “El caballero de los siete reinos” es un trabajo —tal como nos tiene acostumbrados Martin— con un gran desarrollo de personajes, muy entretenido y con vuelcos totalmente sorprendentes en la trama, capaces de dejarnos sorprendidos y enojados a la vez.

Este libro es una compilación de tres relatos cortos que narran las aventuras del caballero errante Dunk, y su escudero Egg: “El caballero errante”, “La espada leal” y “El caballero misterioso”. Aunque ninguna de las tres historias relata eso, ambos tendrán papeles importantes en el futuro de los siete reinos. (Algo que sabemos porque está esbozado muy ligeramente en algunos de los libros de la saga principal).

Los mejor del libro es que al centrarse en dos personajes —y no en las decenas de protagonistas que tiene Canción de Hielo y Fuego— es muy fácil para el lector encariñarse con los protagonistas. Al adentrarnos en la lectura, llegamos a conocer todo de ellos. Sus inseguridades, sus personalidades, lo que ocultan al resto, sus momentos ridículos o de estupidez (que son muchos) y sus actos valerosos. Pero sobre todo, descubrimos el compañerismo y la química entre Dunk y Egg.

Otro punto destacable es que Martin permite al lector echar un pequeño pero interesante vistazo al Westeros gobernado por los Targaryen. ¿Cómo era la dinastía del dragón en su momento de esplendor? No se resuelven todas las preguntas, pero si se calma un poco la curiosidad.

En resumen, estos tres relatos —en mi opinión el mejor y más relevante es el primero— son compañeros ideales para los muchos que esperamos, y quizás por cuánto tiempo más, el sexto libro de Canción de Hielo y Fuego: “The Winds of Winter”.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X