“La Torre Oscura” y su monumental precuela en formato de novela gráfica

Publicada hace años en once entregas, finalmente ahora está disponible en dos tomos recopilatorios de 800 páginas cada uno.

Guía de: Literatura Fantástica

Para muchos lectores y críticos en todo el mundo, la saga de “La Torre Oscura” representa uno de los puntos más altos dentro de la extensa bibliografía de Stephen King. Una historia de características monumentales que, hasta la fecha, se extiende a lo largo de siete volúmenes, junto con “El viento por la cerradura”, novela breve que cronológicamente se ubica entre el cuarto volumen, “Mago y cristal”, y el quinto, “Lobos del Calla”.

“El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él”, fue la frase con la que King  inicio “La Torre Oscura” en 1974 (publicada recién en 1982) y el origen a un universo alterno llamado Mundo Medio (“una tierra muy vieja, pasto de las ruinas, plagada de monstruos y magia traicionera”, afirma su autor), que en ciertos puntos se intersecta con el nuestro. Y cuyo protagonista es Roland Deschain de Gilead, quien es el último de los pistoleros; una especie de caballero errante, un héroe marcado por la virtud y la tragedia, cuya misión es evitar que el Rey Carmesí conquiste la Torre Oscura: el epicentro de una serie de universos paralelos.

Sin embargo, no todo estaba dicho. Y así fue como en 2007 surgió la idea de una precuela, pero en formato de novela gráfica. La misma que ahora se puede encontrar en las librerías nacionales en dos tomos recopilatorios de gran formato y cuidada impresión.

La Torre Oscura - La canción de Roland

“La Torre Oscura. La canción de Roland” (DeBolsillo, $18.000), reúne a lo largo de sus casi 800 páginas, los títulos “El nacimiento del pistolero”, “El largo camino a casa”, “Traición”, “La caída de Gilead” y “La batalla de la Colina de Jericó”. Y que dan cuenta de episodios apenas mencionados en las novelas ―muchos, incluso, a modo de flashbacks― y que permiten ahondar en la juventud del protagonista y su camino hasta convertirse en el Pistolero.

El segundo volumen, “La Torre Oscura. El pistolero” (DeBolsillo, $18.000), compila los títulos “El viaje empieza”, “Las hermanitas de Eluria”, “La batalla de Tull”, “La estación de paso”, “El hombre de negro” y “Últimos disparos”.

Su lectura sorprende no solo por la calidad gráfica, sino también por su trama, épica y dramática, que se alinea de forma magistral con las novelas ya publicadas, y que complementa la historia de Gilead con numerosos detalles. Un verdadero deleite para los que ya recorrieron las páginas de las siete novelas ya publicadas. Y, para aquellos que no han incursionado aún en el mundo de “La Torre Oscura”, sin duda se trata de una obra de lujo a través de la cual conocer una de las creaciones maestras de Stephen King.

La Torre Oscura - El Pistolero

En ese contexto, vale la pena mencionar que a cargo de estas novelas gráficas encontramos al propio King como director creativo y ejecutivo; a Robin Furth, autor de la enciclopedia “The Dark Tower: A Concordance”, a cargo del argumento; a Peter David en los guiones; y Richard Isanove en las ilustraciones. Aunque a partir del sexto tomo, Jae Lee (quien trabajó con Isanove en los primeros cinco) deja paso a Sean Phillips y a Luke Ross como nuevos ilustradores.

En otras palabras, ambos tomos representan un viaje por el mundo de “La Torre Oscura” como no se había hecho antes. Dos joyas literarias ―sí, aunque sean novelas gráficas― que merecen un lugar destacado en el librero de cualquier lector ávido de una gran historia.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X