Los 10 libros imprescindibles de… León de Montecristo

El autor de "El último rey" nos trae su listado plagado de autores de ciencia ficción, fantasía y terror de todos los tiempos.

Guía de: Literatura Fantástica

Con mucho entusiasmo inauguramos este nuevo espacio dentro del canal de Literatura Fantástica de Guioteca. Lo hemos bautizado “Los 10 libros imprescindibles de…”, porque la idea es que diferentes escritores revelen aquí su faceta como lectores, a través de un listado de sólo diez títulos o sagas que pueden combinar ciencia ficción, fantasía y/o terror. Una decena de libros que pueden servir para conocer más a estos autores invitados, para descubrir nuevas lecturas o simplemente para disfrutar de gustos compartidos.

León de Montecristo, autor de “El último rey” (primera entrega de la saga Codex Draconis) -y que este sábado 17 de agosto estará presentando su novela en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil a las 17:00 horas-, nos revela su selección de títulos imperdibles, los que más ha disfrutado, los que lo marcaron como lector. En estos momentos León trabaja en forma paralela en sus próximos títulos: “El fósil” y “El dragón y la doncella”, la segunda parte de “El último rey” y que debiera publicarse el próximo año. Además, nos cuenta este autor, “tengo en carpeta una trilogía de ciencia ficción, una selección de cuentos en la que trabajo con mi editor, una novela corta de horror antropológico que espero presentar a fin de año a un prestigioso concurso literario y un proyecto a tres manos con dos amigos que espero vea la luz durante este año”.

Las Crónicas de Narnia. El león, la bruja y el ropero“Las crónicas de Narnia”, de C.S. Lewis.

Esta saga fue la que hizo que me enamorase del género fantástico. La disfruté muchísimo, sobre todo la posibilidad de explorar las infinitas posibilidades de un mundo mágico como lector y como escritor. La leí en mi adolescencia y fue fundamental para que me animara a escribir a los 16 o 17 años la novela “Las crónicas de Qaldaë Barei” (nótese la semejanza del nombre), hoy el “Codex Draconis”.

El Señor de los Anillos“El Señor de los Anillos”, de J.R.R. Tolkien.

Cuando me recomendaron esta saga, no tenía idea de lo que iba a encontrar. Ni siquiera sabía que fuese un libro de fantasía. Pero, cuando leí sus primeras líneas (“Tres anillos para los reyes elfos bajo el cielo. Siete para los señores enanos en casas de piedra…”), supe que no pararía de leerlo hasta el final. Hasta hoy es uno de mis libros favoritos, y uno de los que más me ha enseñado a la hora de escribir fantasía.

Drácula“Drácula”, de Bram Stoker.

Antes que se produjera la explosión vampírica de hace algunos años, incluso antes de la película de Coppola, en mis lejanos años de colegial llegó a mis manos una excelente versión de este tremendo título. La novela epistolar ya se usaba hace más de cien años, pero en ese momento a mí me pareció novedoso dicho estilo literario, más aún enfocado desde diferentes protagonistas.

El elfo oscuro“El elfo oscuro”, de R.A. Salvatore.

“La Morada” (la primera entrega de esta trilogía), para mí, fue uno de esos libros que llegan a tus manos en el momento preciso. Me lo prestó un amigo en mis primeros años de búsqueda de novelas de fantasía y combinaba lo que en ese momento estaba buscando como escritor: escenas ágiles, pero bien descritas. Aprendí bastante de este libro y me sentí muy identificado con la manera de escribir del autor. Me gustó mucho la historia de Drizzt Do’Urden, en ese momento la encontré atípica y original, y aún hoy me parece el mejor libro del universo de “Calabozos y Dragones” y “Reinos Olvidados”.

Harry Potter“Harry Potter”, de J.K. Rowling.

Este es un libro que, simplemente, me arrepiento de no haber leído antes. Siempre lo vi como “el libro de moda con fea portada”, y me negaba rotundamente a leerlo. Entonces mi hermana me dijo que para opinar del libro, primero debía leerlo, y le encontré razón. Resultaron tan amenos que, de haberlos tenido en mis manos, me habría devorado cada tomo en un día, pero en ese momento sólo estaban disponibles los cuatro primeros. Cada siguiente entrega se hizo eterna, si bien la misma espera hacía más deseable la lectura. Y ahora adoro cada una de sus siete portadas, sobre todo la primera.

La rueda del tiempo“La rueda del tiempo”, de Robert Jordan.

Esta es una saga que no he terminado, pero recuerdo que mi impresión al leerla fue: “¿Es posible escribir de esta manera?”. Es una de las mejores lecturas que he tenido. La última entrega (de unos no despreciables diecinueve libros, más una precuela) no fue escrita por Jordan, ya que falleció por una extraña enfermedad. Pero dejó instrucciones a otro gran autor para acabarla, Brandon Sanderson, y entiendo que ya fue publicada en español.

El hombre ilustrado“El hombre ilustrado”, de Ray Bradbury.

Mención aparte para este maestro de las letras. Cualquier elogio de mi parte hacia su obra sólo desluciría su tremenda valía literaria. Es uno de mis autores favoritos, y esta es una de sus creaciones que más me gustó. Cada cuento es una joya y el libro completo una obra maestra. No importa cuántas veces lo lea, es un deleite para los ojos. Ray Bradbury es de los pocos autores que puedo releer una y otra vez, sin cansarme.

En las montañas de la locura“En las montañas de la locura”, de H.P. Lovecraft.

Lovecraft no podía faltar. Puse ese título, pero en verdad pude nombrar cualquiera: todo lo que salió de la pluma de este autor es genial. Por supuesto, hay que entender sus obras en el contexto de su época. Pero mi fascinación por Lovecraft está en su modo de escribir más que en sus apasionantes historias, y en su imaginación sin límites. No pierda el tiempo buscando sus novelas: cómprelas todas. O compre uno de esos compendios de obras completas. No se arrepentirá.

Fundación“La Fundación”, de Isaac Asimov.

Alguien me preguntó una vez por mi libro favorito esperando, sin duda, que respondiera: “El Señor de los Anillos”. Pero no: es la saga de la Fundación, una de las obras más ambiciosas de la ciencia ficción de todos los tiempos. Un libro ágil e inteligente, lleno de giros inesperados. Yo aconsejo leerlo en el orden en que fueron publicados, comenzando por “La Fundación” y terminando con sus dos precuelas: “Preludio a la Fundación” y “Hacia la Fundación”. Una lectura imperdible.

Añoranzas y pesares“Añoranzas y pesares”, de Tad Williams.

Dejé este libro para el final precisamente por ser el mejor de todos. La primera vez que lo leí casi caí en depresión: supe de inmediato que nunca llegaría a escribir de esa manera. Ame el estilo narrativo del autor desde un principio, demasiado descriptivo para algunos, pero que provoca sensaciones reales: miedo, angustia, rabia, suspenso. Las escenas oscuras del libro realmente me dieron pavor, algo que nunca antes me sucedió con ninguna novela. Si mis propias obras fueran la mitad de buenas que ésta, me sentiría satisfecho como escritor. Es la joya de mi biblioteca.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X