“Nacidos de la bruma”: La consolidación de Brandon Sanderson

Tres voluminosos tomos ofrecen una trama épica en la que su autor construye un complejo sistema social, político y religioso.

Guía de: Literatura Fantástica

El imperio final

Foto: Ediciones B

La literatura fantástica hoy vive uno de sus mejores momentos, con millones de ejemplares publicados en todo el mundo. Nombres como Steven Erikson, autor de la saga “Malaz. El libro de los caídos”; George R. R. Martin, creador de “Canción de Hielo y Fuego”; y Patrick Rothfuss, que ya publicó las dos primeras entregas de la trilogía “Crónica del Asesino de Reyes”, acaparan la atención de los medios y los lectores. Una prueba de que el público no le teme a los libros extensos ni a las sagas prolongadas. Y en este contexto existe un cuarto nombre que ya tiene un espacio asegurado: Brandon Sanderson.

Gracias a novelas como “Elantris” y “El aliento de los dioses” ganó lectores dentro y fuera de Estados Unidos, así como el favor de la crítica especializada. Sin embargo, fue la trilogía Nacidos de la Bruma (Ediciones B) la que lo encumbró dentro del género fantástico.

“El imperio final” es la primera entrega de esta saga y en ella Sanderson introduce al lector en un mundo semimedieval, gobernado por el implacable Lord Legislador. El mismo que desde su llegada al poder —mil años antes— ha mantenido a este mundo bajo una constante lluvia de cenizas. Allí impera una sociedad dividida entre esclavos, los skaa, y los nobles, que poseen el poder de la “alomancia”; la capacidad de “quemar” algunos metales que han ingerido y transformarlos en poderes sobrehumanos. En otras palabras, un tipo de magia que Sanderson prefiere no llamar magia.

El pozo de la ascension

Foto: Ediciones B

Pero también existen los “nacidos de la bruma”, que son capaces de quemar cualquier tipo de metal. Y aunque la relación entre ambas castas está prohibida, esporádicamente nacen niños producto de uniones entre ambos, y que tienen algún poder. Uno de esos “afortunados” es Vin, aunque no lo sabe hasta que Kelsier, un rebelde con planes ambiciosos, le revele la naturaleza de sus “talentos”.

El “Pozo de la ascensión” es la segunda entrega de la saga y pone a sus protagonistas —responsables de incitar a la rebelión en contra del Lord Legislador— en un escenario de gran complejidad, tratando de lidiar con las consecuencias de esta insurrección, que tras mil años de cruel estabilidad ahora enfrentan el caos social. El antiguo imperio se ha fracturado en diferentes reinos y Elend es un nuevo rey dentro de una frágil monarquía parlamentaria. Sin embargo, la mayor amenaza para este joven monarca vendrá de Straff, su padre, quien ha llegado con sus fuerzas hasta las murallas de Luthadel para quitarle el poder.

La libertad tiene un alto precio y los skaa lo descubrirán de la forma más difícil.

“El héroe de las eras”, el tercer y último volumen, introduce en todo este complejo escenario a dos seres divinos llamados Conservación y Ruina (que podrían interpretarse como el Bien y el Mal), cuya aparición amenaza con ser tanto o más desastrosa que el mismísimo Lord Legislador. Por lo mismo, resulta difícil decir más sobre este tercer libro sin caer en el peligro de revelar antecedentes clave.

Brandon Sanderson demuestra que sabe cómo construir mundos fantásticos diferentes y atractivos, así como personajes a la medida de los grandes desafíos de sus novelas. Sin duda, un autor que vale la pena conocer.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X