“Wool”: La novela de ciencia ficción que arrasa en formato digital

La escritora Catalina Salem descubrió este libro en Amazon y aquí cuenta de qué trata y por qué no hay que dejar de leerla.

Con la abrumadora oferta de libros que hoy existen en formato digital, debo reconocer que me fue relativamente fácil llegar a la obra del estadounidense Hugh C. Howey: “Wool Omnibus Edition, Saga Silo 1-5” (2012), libro de ciencia ficción número uno en ventas a través de Amazon.

Ganador del premio Kindle Book Review’s Best Indie Book de 2012, tiene más de 6.800 reseñas y una calificación altísima de 4.7 estrellas. Se trata de un libro autopublicado por entregas —por eso la compilación de las primeras cinco partes—, cuyo éxito y reconocimiento se debe exclusivamente al valor compartido que le han asignado sus miles de lectores.

Tras su éxito digital, tuvo un tiraje limitado en formato impreso en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. Y ahora la editorial Planeta lo ha publicado en español, bajo el sello Minotauro, con  el título “Espejismo”.

Wool

Foto: Broad Reach Publishing

Es difícil describir la trama de Wool sin caer en spoilers. Porque si bien una sociedad distópica confinada en un silo bajo tierra —que la protege de un mundo desértico e inhabitable— puede parecer un lugar común en una obra de ciencia ficción, la verdad es que “Wool” es absolutamente impredecible en los escenarios en que va sumergiendo al lector.

La historia comienza cuando Holston, el comisario del Silo, decide —por voluntad propia— salir al exterior. A nadie se le prohíbe abandonar el Silo, pero quienes deciden hacerlo, deben cumplir con una última obligación social: limpiar los sensores de las cámaras que permiten captar las imágenes del exterior. Entonces, los exiliados son provistos de un traje que les permite sobrevivir exclusivamente el tiempo suficiente para limpiar dichos sensores con un paño de lana (wool).

¿Por qué alguien ocuparía sus últimos minutos de vida en limpiar unos sensores en beneficio de una sociedad que los condena a muerte? Eso es precisamente lo que se pregunta Holston antes de salir, y en su cabeza ronda la idea de no hacerlo, de perderse rápidamente en el horizonte y dejarlos sin limpiar. Pero una vez fuera, Holston limpia, tal como lo han hecho todos los limpiadores del Silo a lo largo de su historia.

Si ya están elucubrando teorías explicativas a partir de lo poco que les acabo de reseñar, créanme que yo me equivoqué en todas ellas. Incluso cuando uno cree haber resuelto todos los enigmas, la trama nos sorprende con giros inesperados y nuevos secretos por descubrir.

Vale la pena mencionar que la lectura fluye entre la dicotomía de la curiosidad que nosotros, como lectores, tenemos del mundo de los personajes del libro —el Silo— y por otra parte, la ignorancia que la sociedad que habita el Silo tiene del mundo exterior; el mundo que conocemos o suponemos conocer.

Wool

Foto: Minotauro

Así, la tensión de la historia se centra en aquellos personajes que de pronto se ven compelidos —voluntaria o involuntariamente— a saber qué hay allá afuera, en ese mundo tabú y muerto al cual acceden solo aquellos que están condenados a morir; y la de nosotros, los lectores, que queremos saber cada vez con mayor interés qué es lo que hay dentro del Silo.

La genialidad de la obra está precisamente en que, tratando de descubrir cada uno el mundo del otro, finalmente terminan (terminamos) conociendo las mentiras del propio.

Es esta constante tensión por saber más, por tener herramientas para discernir qué es lo verdadero y qué es lo falso, lo que hace de “Wool” un libro tremendamente adictivo. Los sucesos son de una claridad cinematográfica que literalmente nos dejan sin aire.

Un aire que no existe, salvo al interior del Silo.

En fin, “Wool” se cuenta como uno de los buenos libros dentro de la actual oferta de  literatura de ciencia ficción en inglés y desde hace poco en castellano, aunque todavía no ha llegado a Chile.

Y quién sabe, quizá pronto también tengamos noticias desde el mundo cinematográfico, pues Howey firmó recientemente un contrato con 20th Century Fox y el nombre de Ridley Scott ya se menciona para dirigir la adaptación.

Como ven, un libro que los amantes de la ciencia ficción no deben dejar de leer. Yo, al menos, lo recomiendo cien por ciento.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X