Heath Ledger y la macabra historia de la famosa cicatriz en forma de sonrisa del Joker

El aspecto del personaje fue tan logrado que incluso asustó a algunos de sus compañeros de reparto en la película “The Dark Knight”.

Guía de: Los 2000

Una de las actuaciones más memorables del cine del nuevo milenio fue, sin duda, la del fallecido actor Heath Ledger cuando encarnó al Joker, el desquiciado y psicopático archivillano de Ciudad Gótica en la película “Batman: El Caballero de la Noche” (2005), cuyo rasgo más distintivo era una espantosa cicatriz en forma de sonrisa a ambos lados de las comisuras de su boca, la cual supuestamente se la había hecho su padre con un cuchillo tras preguntarle: “¿Por qué tan serio?”.

Lo-que-le-sucedio-a-Joker-en-la-fiesta-de

Como los fanáticos de la saga de Batman ya sabrán, el actor Heath Ledger, prematuramente fallecido en enero del 2008 y quien recibiría un Oscar póstumo por su soberbia interpretación del Joker, se preparó a conciencia para este papel, aislándose en una habitación de hotel durante 43 días, escribiendo un diario con toda clase de locuras y extravagancias e inspirándose en personajes como Alex De Large de “La Naranja Mecánica” e, incluso, en el bajista Sid Vicious de la banda Sex Pistols.

Además, improvisó varias de sus escenas como la secuencia en que aplaude en la comisaría o su divertida reacción cuando, vestido de enfermera, intenta hacer explotar un hospital y el detonador no funciona.

Puedes-reconocer-la-pelicula-de-Heath-Ledger

En cuanto a la repulsiva cicatriz de su personaje, al parecer, se basó en la llamada “sonrisa de Glasgow”, una cicatriz que ciertas pandillas de Glasgow, Escocia, solían infligir a sus enemigos en la década de 1920, cuando usaban cuchillos e incluso botellas rotas para esbozar una sonrisa de oreja a oreja a los miembros de pandillas rivales.

Se cuenta que la combinación de maquillaje y la cicatriz en forma de sonrisa del actor australiano resultó tan convincente y repulsiva que los actores Michael Caine (quien interpretó al mayordomo Alfred) y Maggie Gyllenhaal (la amiga y ex novia de Bruce Wayne) tuvieron reacciones bastante adversas la primera vez que lo vieron ataviado y maquillado como el Joker: Gyllenhaal no podía mirar directamente a Heath y Michael Caine incluso olvidó sus líneas.

f1280x720-1055194_1186869_5050

Como anécdota se puede mencionar que el famoso gesto del Joker de “The Dark Knight” de pasarse la lengua por los labios, uno de los rasgos más distintivos del personaje, tuvo un origen más práctico que artístico. En el documental “I Am Heath Ledger” (2017) se reveló que lamerse los labios fue una ‘técnica’ que el actor desarrolló para pasar menos tiempo en la sala de maquillaje.

Ledger debía usar unas prótesis sobre los labios que simularían las cicatrices del Joker, pero las mismas podían caerse fácilmente cuando hablaba. Por ello, y para evitar estar sentado en la sala de maquillaje varias veces al día, el intérprete optó por lamerse los labios para evitar que sus prótesis se cayeran. De ese modo, casi sin quererlo y con la aprobación del director Christopher Nolan, creó uno de los rasgos más distintivos de su memorable y malvado personaje.

Heath Ledger test photo with Joker prosthetics but no makeup.  15 Genius Details You Probably Missed In the Popular Movie

Más sobre Los 2000

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios