La historia del frustrado matrimonio de Iván Zamorano y “kenita” Larraín: ¿Por qué se canceló “La Boda del siglo”?

¿Qué desató el quiebre entre ambos? Estos son los hechos.

Guía de: Los 2000

Para el 14 de febrero del año 2004, el Día de los Enamorados, estaba programado un mediático casamiento que la prensa chilena bautizó como “La Boda del Siglo”. El famoso ex futbolista y seleccionado nacional Iván Zamorano Zamora se iba a casar con su novia, la bella modelo María Eugenia “Kenita” Larraín, para lo cual habían invitado a lo más selecto del jet set criollo e internacional (como el reputado diseñador italiano Giorgio Armani y el cantante español Alejandro Sanz), así como a algunos compañeros de equipo del ex jugador del Real Madrid y el Inter de Milán (entre los cuales se encontraba el famoso futbolista brasileño Ronaldo).

zk 10

La soñada boda y la posterior fiesta –que iba a tener un costo de 240 millones de pesos- que se celebraría en el bello y señorial Palacio Cousiño de Santiago, prometían ser el acontecimiento del nuevo milenio. Sin embargo, para consternación de todo el país, la boda jamás se llevaría a cabo. El 12 de febrero de ese año el vespertino La Segunda impactó con uno de sus titulares más recordados: “Zamorano y Kenita Larraín cancelan su boda”, informando en sus páginas interiores que el anunciado matrimonio había sido definitivamente cancelado, al parecer, debido a “imprevistos de última hora que obedecerían a problemas de la pareja”.

ZK

De inmediato surgieron las especulaciones del porqué no se había realizado la boda. Se habló de una infidelidad de la modelo de ojos azules, quien antes de conocer a Iván Zamorano había sido vinculada sentimentalmente con artistas como el cantante Enrique Iglesias y otros conocidos personajes del fútbol nacional, como el arquero de la selección chilena Nelson Tapia, el delantero Sebastián Rozental, el mediocampista Jorge “Kike” Acuña y el técnico Jorge “Peineta” Garcés. También se especuló que “Kenita” había exigido administrar parte de los millonarios negocios de Zamorano, algo a lo que el ex jugador –y su familia- se negó de plano. El fallecido periodista Italo Pasalacqua incluso llegó a poner en duda la sexualidad del ex delantero.

Zk 1

Ante estas especulaciones, la agencia que asesoraba al jugador más tarde emitiría un comunicado dando escasas explicaciones sobre el oscuro asunto: “Somos personas públicas, pero también somos seres humanos. De manera que les rogamos que entiendan, en estos duros momentos, nuestra decisión de no hacer públicas las razones que nos han obligado a dar este paso. Esperamos que comprendan que no ahondaremos en más razones en torno a algo que pertenece a nuestro ámbito más íntimo. Sabemos que algunos nos reprocharán que cuando tuvimos buenas noticias que comunicar estuvimos dispuestos a compartirlas. Sólo les podemos pedir como hace una semana al visitar el palacio Cousiño, que recen por nosotros”.

El más afectado por el quiebre, sin duda, fue el propio Iván Zamorano, quien había invitado a salir por primera vez a María Eugenia Larraín pese a que estaba al tanto que ella ya se había vinculado sentimentalmente con otros ex futbolistas. “El arquero Nelson Tapia, amigo de Zamorano, le había advertido que ella y él ya habían tenido algo, pero aún así Zamorano le dijo que de todas maneras la iba a llamar por teléfono para conocerla e invitarla a salir”, se publicó en un conocido programa de farándula de la época.

z kenita-zamorano

Zamorano, incluso, una vez le escribió un poema que se transformó en el comidillo de la prensa rosa de la época, que decía así: “No existe en este mundo algo más hermoso que estar contigo, sentir latir tu corazón junto a mi mejilla, besar tus hermosos labios, llena mi alma… Te amo mi amor, te amo tanto, que cuando estás ausente, no encuentro solución para mi respiración… Gracias amor, por compartir conmigo el resto de nuestras vidas”.

Debieron pasar 14 años para que la modelo María Eugenia Larraín, en una entrevista concedida al programa televisivo “Primer Plano”, entregara su versión de porqué se había cancelado la boda con el mediático ex futbolista. Según la rubia, antes de la boda, había sufrido un supuesto maltrato psicológico y físico por parte del ex futbolista, por lo que, ni corta ni perezosa, no encontró nada mejor que tomar un avión y pasar unos días con el tenista español Carlos Moyá, con quien había tenido un romance seis años antes.

kenita-zamorano-1

“Habíamos peleado con Iván y yo me sentía muy mal, destrozada. Chateamos mucho tiempo por Hotmail con Carlos y al final él me dice ‘¿quieres venir a España?’, para que no estuviera tan mal, tan sola. Y yo le dije ‘bueno’, y me tomé el avión y me fui a España. Iván y yo éramos muy inmaduros. El día que terminamos discutimos y acordamos que no nos íbamos a casar. Fue de mutuo acuerdo. Para mí fue una ruptura definitiva, aunque quizá él siempre tuvo la esperanza de que no fuera así. Después de lo que pasó muchos empezaron a criticarme; para la gente pasé a ser la ‘princesa de Chile’ a ‘la mujer más mala del mundo’ “, relataría “Kenita” Larraín, la misma que en tono de burla comenzó a ser llamada María Eugenia “Larruín”.

Sin embargo, muchos periodistas y panelistas de los programas de farándula de la época no tardaron en salir a desmentir a la modelo, afirmando que el matrimonio no se había cancelado de mutuo acuerdo, sino que había sido Iván Zamorano quien se había visto obligado a cancelar la boda debido a la infidelidad de su novia con el tenista español. Raquel Argandoña en el matinal “Buenos Días a Todos” relató que “como Kenita se fue a Madrid con el tenista Carlos Moyá días antes del matrimonio, a Zamorano no le quedó otra que acabar con los planes de boda. Por eso no se casó”.

La animadora y modelo Pamela Díaz también confirmaría esta versión, agregando que “así fue como pasó todo. Fue Iván el que canceló el matrimonio, pero es un caballero y nunca ha hablado de la Kena; además, a los seis meses ya estaba saliendo con María (Alberó)”.

Según pudo saberse después, el quiebre entre Iván Zamorano y Kenita Larraín se había originado tres meses antes de la boda, cuando ambos asistieron a un concierto del cantante mexicano Luis Miguel, célebre por sus numerosas conquistas femeninas. Después del recital, Luis Miguel envió a uno de sus colaboradores a entregarle a “Kenita” una tarjeta con su número privado, algo que desató una escena de celos por parte de ex delantero.

kenita-zamorano-2

Un molesto Iván Zamorano, tras discutir con “Kenita” en el mismo lugar del recital y llevarse a la modelo del brazo, continuó la discusión en el departamento de ella, pronunciando airadas frases como ‘¿qué te pasaron?’, ‘te pasaron el teléfono para que lo conozcas, ¿cierto?’, ‘él es mejor que yo, anda para allá entonces’. La discusión, que incluyó improperios, habría terminado con un zamarreo por parte de Iván que dejó a “Kenita” perdiendo el equilibrio.

Iván Zamorano, después de la cancelación de su boda, comenzaría a salir con la modelo argentina María Alberó, con quien vive en la actualidad y con la cual tuvo dos hijos: Mía Pascale e Iván de María.

kenita_1143

“Kenita” Larraín, por su parte, saldría de un escándalo para meterse en otro. Después de romper con Iván Zamorano, y tras enamorarse y casarse en tiempo récord con el ex tenista Marcelo “Chino” Ríos, se divorciaría al poco tiempo aduciendo que era maltratada por su pareja. Después de una pelea durante unas vacaciones en el extranjero, “Kenita” tomó un avión de regreso a Chile y, sabiendo que allí la esperaba la prensa de farándula, apareció en silla de ruedas, con un cuello ortopédico y con el pantalón de buzo subido para que se pudieran ver unos supuestos moretones que el ex tenista había dejado en una de sus piernas.

Luego de confesar que había tenido un romance oculto con el fallecido animador chileno Felipe Camiroaga, “Kenita” finalmente se casaría el año 2015 con el empresario Sergio Ader, con quien tiene una hija, Sophia.

Más sobre Los 2000

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X