Inicio » Los 80 »

“Blue Monday”: el single independiente más vendido de la historia de la música

Lanzada por la banda inglesa New Order en 1983, esta célebre canción llegó a vender más de un millón de copias y se transformó en un verdadero himno de las pistas de baile y discotecas.

Guía de: Los 80

En 1980 los días de gloria del legendario grupo inglés Joy Division tuvieron un abrupto fin. Tras el sorpresivo suicidio del vocalista Ian Curtis, los restantes tres integrantes del grupo –el guitarrista Bernard Sumner, el bajista Peter Hook y el baterista Stephen Morris- quedaron virtualmente a la deriva y todos apostaban al fin de su carrera artística, pues un implacable axioma musical afirma que, salvo raras ocasiones –como el caso de Van Halen, por ejemplo-, ninguna banda de música pop o rock es capaz de reponerse de la muerte o el alejamiento de un vocalista célebre.

blue monday

Foto: Agencias

Pero los tres músicos no sólo le demostraron a todo el mundo que estaban equivocados, sino que además se aprestaban a grabar una canción que los haría famosos en todo el planeta. Luego que el trío incorporara a la tecladista Gillian Gilbert a su nueva formación –bautizada ahora como New Order-, el guitarrista Bernard Sumner asumió la función de vocalista y dirigió los esfuerzos del grupo en su álbum debut, “Movement”, un trabajo que aún tenía reminiscencias del oscuro y gótico sonido de Joy Division.

El segundo disco del grupo, “Power, corruption & Lies”, les ganó los primeros elogios de la crítica y le dio nuevos aires de identidad y creatividad al grupo. El primer sencillo de ese disco, que al cabo no sería incluido en el mismo, era una visionaria canción cuyos primeros acordes y letra fueron compuestos por Sumner llamada “Blue Monday” (“Lunes triste”). Se trataba de un tema de siete minutos de duración caracterizado por un pegajoso sample inicial de batería, una base de teclado, el raspador bajo de Peter Hook y una letra que hablaba del hastío existencial de un joven inglés en la década de los 80’ (“Dime, ¿Cómo crees que me siento?”, decía una de las estrofas de la letra), aunque muchos especularon que se refería al suicidio de Ian Curtis o al conflicto bélico que enfrentó a Inglaterra y Argentina por la posesión de las Islas Malvinas.

Número 1

“Blue Monday” fue lanzado por el sello discográfico Factory Records en 1983 y de inmediato alcanzó el número 1 en las listas “indie” del Reino Unido, causando sensación en las radios inglesas y extranjeras pero, sobretodo, en las discotecas. Con el correr del tiempo vendería la friolera de un millón de copias, una cifra realmente insólita para una de las bandas más puristas y emblemáticas del movimiento “indie” inglés. En la actualidad, “Blue Monday” tiene el honor de ser el single lanzado por una discográfica independiente más vendido de la historia.

En nuestro país, que en ese lejano año de 1983 se veía invadido por el sonido radial del break dance, gracias al impacto en la taquilla de dos películas (“Break dance y “Beat Street”), la canción también fue tocada sin cesar en las radios, pero se asoció erróneamente con el sonido de ese famoso baile quebrado. Sin ir más lejos, en el popular programa televisivo chileno “Sábados Gigantes”, animado por el ubicuo Don Francisco, se usó la canción “Blue Monday” como fondo musical en un concurso que buscaba elegir al mejor bailarín de break dance en Chile. Todo ello, por supuesto, contribuyó a que la canción ganara todavía aún mayor popularidad.

Con el paso del tiempo, “Blue Monday” se transformó en una de las mejores canciones radiales de los 80’, en una gema musical del pop electrónico y en un verdadero himno de las pistas de baile y discotecas. Como curiosidad, tal como describe la notable película inglesa “24 hours party people” (conocida en Chile como “Manchester: la fiesta inolvidable”), de Michael Winterbottom, que describe la historia del auge y caída de la escena musical manchesteriana ochentera con grupos como Joy Division, New Order y Happy Mondays, se afirma que el sello discográfico Factory Records perdía dos peniques por cada copia de “Blue Monday” que se vendía. Lo que sucedió fue que el sello, pensando que la canción no tendría mayor repercusión comercial, escogió para el sencillo un sobre y una carátula con un diseño y un material carísimos, lo que encareció notablemente los costos del single. Es decir, mientras más unidades del single vendía el sello, más dinero perdía. Sólo una de las tantas anécdotas asociadas a una de las canciones más reconocibles y emblemáticas de la historia.

VEA TAMBIÉN EN LOS 80:


El cubo de Rubik: el famoso rompecabezas que revolucionó los años 80’


Las mejores canciones que fueron número 1 en los 80’ (I)


“La voz de los 80’” cumple 30 años: La historia del emblemático debut de Los Prisioneros


Versión original “Blue Monday” 1983:

Video oficial “Blue Monday” 1988:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X