Inicio » Los 80 »

Corazón Rebelde: el rock chileno del exilio de los años 80’

En París, mezclando punk y ritmos latinos, tres hijos de un exiliado chileno y un francés formaron un grupo que grabó un famoso cassette lanzado en 1985.

Guía de: Los 80

A fines de 1980, cuando el invierno comenzaba a instalarse en París, Cacho, Luis Emilio y Rodrigo Vásquez, tres jóvenes hermanos chilenos, hijos de un ex militante de izquierda exiliado por el gobierno de Augusto Pinochet, cansados de la falta de canales de expresión para su emotividad latina, decidieron formar junto al franco tunecino Cyril Noaco un grupo al que bautizaron como Corazón Rebelde, una banda cuya original propuesta mezclaba el punk, elementos del rock tradicional y música como la rumba y otros ritmos latinos y folklóricos.

0174_9681046

 

crEl líder de la agrupación, el cantante, guitarrista y compositor Cacho Vásquez, un inquieto y carismático joven que gracias a su apariencia física y su 1.90 de estatura trabajaría ocasionalmente de modelo publicitario y lograría cierta fama literaria en Francia en 1985 gracias al libro “Sebasto´s Angels”, uno de los libros mejor acogidos ese año por la siempre exigente crítica gala (coescrito junto a su madre), relató que el momento en que decidieron fundar el grupo fue cuando escucharon a The Clash, uno de los grupos emblemas del punk británico. “Los Clash nos abrieron una puerta. Al principio no sabíamos ni tocar. Formábamos parte del movimiento punk sin tocar como ellos, no sabíamos usar la distorsión. En la creación musical comenzamos a mezclar estilos porque nosotros éramos así. Todavía soy una persona multi historia, multi países y multi idioma. Éramos buenos por el tipo de propuesta, de mezcla entre culturas e historias. En mi casa de París había fotos de Carlos Gardel en la pared y los exiliados chilenos escuchaban a grupos como Quilapayún e Inti Illimani, mientras que a nosotros nos voló la cabeza el rock y el movimiento punk y nos gustaba algunas cosas del jazz como Miles Davis, así que nos salió naturalmente esa cosa medio punk-folklórica-latino-electrónica. Esa mezcla todavía la mantengo y me reivindico no como punk, sino que como punkie. Sigo sin saber leer ni escribir música. Tengo experiencia para cantar y lo mío es la canción simple”.

Decididos a armar una banda igual de furiosa y comprometida que The Clash, de quienes heredaron gran parte de la dureza del estilo y el espíritu intransablemente comprometido con la rebeldía juvenil, Corazón Rebelde grabó en 1983 un primer maxi-single compuesto por las canciones “Adónde van/ Barcelona”, con el que pudieron conseguir tocatas en clubes nocturnos de París y en establecimientos donde se juntaban algunos chilenos desterrados.

Si bien Cacho Vásquez y sus hermanos habían pasado toda su juventud en Francia, decidieron cantar todas sus letras en español, en las cuales se aludía continuamente a Chile y su situación social y político en curso. Las canciones “Adónde van”, “Santiago”, “Desaparecidos” y “Valparaíso”, por ejemplo, aludían al golpe militar, los detenidos-desaparecidos y el exilio, mientras que “Tíos de acero” hablaba de cómo la marginación social destruía progresivamente la infancia (“Y los niños en las calles juegan a vivir”, decía una parte de la letra). Otros temas, como “Radio Bemba” y “Barcelona”, en tanto, se referían a temas más lúdicos o insólitas y divertidas situaciones (“Francisco Franco y el Che Guevara sentados en un bar se venden… por igual”, cantaban en esta última). “Había una rabia inconsciente que queríamos escupir. Rescatábamos lo que éramos en cada una de nuestras canciones, pero asumido desde una perspectiva viva. El rock era nuestro elemento mediador y nuestra auténtica motivación”, explicó el mismo Cacho Vásquez, compositor y vocalista de Corazón Rebelde, banda que, según la prensa francesa, formaba parte del movimiento musical conocido como “rock del exilio”.

corazon rebelde

 

R-3144964-1317838531Un sello independiente europeo financió la grabación del primer disco homónimo de Corazón Rebelde, un notable trabajo que incluía 10 canciones (“Radio Bemba”, “Tíos de acero”, “La muerte (García Lorca)”, “Desaparecidos”, “Valparaíso”, “Barcelona”; “Santiago”, “El ejército del Ebro (Tradicional)”, “Adónde van” y “Muñeca”) y que se editó en Francia en 1985. Este disco debut, que contó con la producción del músico uruguayo Carlos “Pájaro” Canzani, colaborador de Los Jaivas, llegó ese mismo año a manos de Ricardo García, fundador del sello nacional Alerce, quien decidió editarlo en un cassette. Este cassette tuvo un impacto limitado, sobre todo por la situación política reinante en Chile (léase gobierno militar en el poder) y porque Corazón Rebelde nunca visitó Chile para presentarlo, pero se popularizó sobre todo en el ámbito universitario y por el famoso sistema “de boca a boca”, es decir, la persona que lo compraba se lo recomendaba a alguien más o bien lo hacía escuchar a sus amigos.

Corazón Rebelde grabaría posteriormente algunos singles aislados, nuevas versiones de sus temas clásicos y en 1988 un segundo maxi-single en Los Ángeles, California, que incluyó los temas “De quoi je me mele” y “Soledad”, que se transformó en su última publicación antes de la disolución oficial del grupo, ocurrida ese mismo año. En 1995 Corazón Rebelde fueron incluidos en el disco compilatorio del sello Alerce “Rock chileno. Una década: 1985-1995”, con los temas “Santiago” y “Adónde van”.

Después de la disolución de Corazón Rebelde los hermanos Luis Emilio y Rodrigo Vásquez permanecieron en París, dedicados a labores ajenas a la música, mientras que Cacho Vásquez se avecindó en 1997 en Cuba por algunos años y visitó Chile en el 2001 para presentar su primer álbum solista, “Cacho Vásquez”, un trabajo de fusión entre ritmos caribeños y algunos elementos rock. Al año siguiente publicaría un libro autobiográfico con la historia del grupo, junto a su madre, la psicóloga y ensayista Ana Vásquez.

El sello Alerce, haciéndole justicia a una banda formada por tres jóvenes exiliados y un franco-tunecino que, paradójicamente, era profundamente chilena, y conjugó en sus canciones una inteligente lectura rock de la política al ritmo de una propuesta punk y alegres ritmos latinos, reeditó en el año 2003 en formato de disco compacto el primer disco de Corazón Rebelde. Si bien debido a la distancia geográfica y su mirada política no disfrutaron de la fama que obtuvieron en nuestro país grupos como UPA!, Electrodomésticos, Viena o Los Prisioneros, su nombre todavía se evoca como una de las minileyendas más significativas del rock chileno de los años 80’.

 

Entrevista a Cacho Vásquez, vocalista y líder de “Corazón Rebelde” (edición: Miguel Angel Soto Vidal ; Fuente: Teleanálisis).

 

Corazón Rebelde: “Barcelona”:

 

Corazón Rebelde: “Radio Bemba”:

 

Corazón Rebelde: “Valparaíso”:

 

Corazón Rebelde: “De quoi j’me mele”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X