Inicio » Los 80 »

El día que Nelson Piquet agredió a puñetazos a Eliseo Salazar

En 1982, durante un Gran Premio de la Fórmula 1, el piloto brasileño Nelson Piquet, campeón del mundo en ese momento, agredió físicamente al piloto chileno después de una confusa maniobra.

Guía de: Los 80

Eliseo Salazar, el único piloto chileno de la historia que ha corrido en la Fórmula 1, competía en 1982 en esa categoría en la escudería alemana ATS, considerada de nivel medio, y compartía pista junto a verdaderos titanes del automovilismo mundial. Uno de los más renombrados era el piloto brasileño Nelson Piquet, quien en esa temporada se había juramentado para defender su título de campeón mundial de la especialidad.

El mejor lugar de Salazar hasta el momento había sido un quinto lugar en el Gran Premio de San Marino de 1981, pero las constantes fallas mecánicas de su auto lo obligaban a veces a abandonar las carreras, lo que conspiraba contra un mejor desempeño.

Durante el Gran Premio de Hockenheimring, disputado en Alemania, ambos pilotos sudamericanos se encontrarían, aunque en circunstancias no muy amistosas. Piquet disputaba el campeonato de la Fórmula 1 y lideraba esa carrera con holgada ventaja, pero cuando se disponía a adelantar al auto de Salazar, para sacarle una vuelta de ventaja, el auto del chileno obstruyó la entrada a una curva al monoplaza del brasileño. La maniobra derivó en un violento topón, lo que terminó de sacar a los dos pilotos de la carrera.

Salazar Piquet

Foto: El Mercurio

Este momento es uno de los que marcó la carrera de Salazar.

Piquet, hecho una furia al ver que Salazar había ignorado las banderas azules que le obligaban a abrir paso a su vehículo, se bajó de su auto y caminó muy iracundo en dirección al chileno, quien también se había apeado del suyo. Sin siquiera sacarse el casco, el brasileño se acercó a Salazar y le propinó una andanada de sorpresivos puñetazos y manotazos. El chileno, descolocado por la agresión, no hizo amago de devolver los golpes, quizás porque sabía que involuntariamente le había robado un triunfo seguro al piloto brasileño.

Lo curioso es que, varios años después, el propio Salazar confesaría que Nelson Piquet no sólo era uno de los pilotos que más admiraba, sino que éste incluso lo había ayudado a principios de su carrera. “Mi historia con Nelson nació en la Fórmula 3 británica. Yo siempre tuve una gran admiración por él y justo el día de mi primera carrera allá, en 1979, me encontré con él llegando en un Alfa Romeo. Para mí fue como la aparición del Señor, me llevó y después de eso nos hicimos amigos. Y me ayudó y se convirtió en uno de los factores clave de mi carrera en Europa. Lo del choque fue una desinteligencia de ambos y por supuesto que fue un momento muy difícil para mí, ya que él era mi ídolo”, relató Salazar.

Los dos protagonistas de esta historia se volverían a encontrar dos décadas más tarde y sellarían las paces con un gran abrazo. Y, para graficar que el incidente era cosa del pasado, en tono de broma ambos pilotos hicieron una especie de recreación de la pelea para una cadena deportiva internacional. Posando en actitud de boxeadores, muy sonrientes y con los puños en alto, ambos pilotos se dejaron fotografiar, como si volvieran a estar de nuevo frente a frente en la pista alemana de Hockenheimring.

Salazar Piquet

Foto: Christian Soto, El Mercurio

El reencuento de Salazar y Piquet.

La agresión de Nelson Piquet a Eliseo Salazar:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X