Inicio » Los 80 »

George Michael: Historia del ex sex symbol que pasó de ídolo juvenil a ícono musical adulto

Tras formar el exitoso dúo Wham!, debió lidiar con una polémica imagen pública, debido a sus escándalos relacionados con sexo y abuso de drogas.

Guía de: Los 80

Georgios Kyriacos Panayiotou, quien se haría conocido en el mundo de la música popular con el nombre de George Michael, nació en Inglaterra el 23 de junio de 1963, en el seno de una familia de origen grecochipriota. Su padre era un restaurador de esa nacionalidad que se había mudado a Inglaterra en la década de los 50’, mientras que su madre era una bailarina inglesa.

George Michael pasó gran parte de su infancia en el norte de Londres y, dotado de un innato talento musical, comenzó a los 13 años a escribir sus primeras canciones. Por esta misma época, Michael asistió a la Bushey Meads School, lugar donde conocería a Andrew Ridgeley, otro joven que también ambicionaba ser un músico.

george-michael-1

Junto a Ridgeley, el hermano de éste y otros dos jóvenes, Michael formaría el grupo de ska “The executive”, una banda de corta vida y que pasaría sin pena ni gloria por algunas discotecas y locales nocturnos londinenses. Michael y Ridgeley, tras esta experiencia, decidieron en 1981 formar un dúo llamado Wham!. George Michael, por cierto, era el alma de la agrupación, pues aparte de ser el vocalista era el compositor de todas las canciones, mientras que Ridgeley sólo se limitaba a participar en los coros y tocar la guitarra eléctrica.

Tras presentarse en varios clubes, la alegre propuesta musical del dúo y la indudable calidad de las composiciones de Michael les permitió llamar la atención de varios ejecutivos de la industria, lo que les permitió conseguir su primer contrato discográfico. El disco “Fantastic”, lanzado por Wham! en 1983 en el Reino Unido, tuvo un inmejorable recibimiento en las radioemisoras, posicionando dos singles (“Club Tropicana” y “Wham Rap! (enjoy what you do”) en el Top Ten de las listas. Semanas más tarde, gracias a otros dos singles desprendidos de esa placa, el disco debut de Wham! alcanzaría sorpresivamente el número 1.

“Make it big”, el segundo disco de Wham!, lanzado al mercado en 1984, transformaría al dúo en superestrellas internacionales. “Wake me up before you go-go”, el primer single que se lanzó a fines de ese año, se convirtió en número 1 a ambos lados del atlántico. Otros dos singles (“Everething she wants” y “freedom”) que también treparon al Top One ayudaron a popularizar el disco, aunque sin duda que la canción que terminó por consagrarlos fue “Careless whisper”, una hermosa balada compuesta por George Michael cuando sólo tenía 15 años, que alcanzó el número 1 en más de 20 países (incluyendo el hot 100 de la revista Bilboard), vendería más de seis millones de copias y que, pese a estar incluida en “Make it big”, fue considerada por la crítica como la primera canción solista de George Michael, quien, gracias a este álbum, ese mismo año ganaría el prestigioso premio Ivor Novello como “mejor compositor del año”.

Con su segundo disco encaramado en el número 1, Wham! emprendió una gira a China, en la primera visita que un grupo de música occidental hacía a ese país comunista, lo que generó una gran cobertura de los medios de comunicación de todo el mundo y ayudó a incrementar aún más la fama del dúo. Sin embargo, era más que evidente que George Michael era el alma y el corazón de la dupla, mientras que Ridgeley sólo se limitaba a tocar la guitarra y posar en las fotos promocionales. Todo esto acrecentó los rumores de una inminente separación, lo que se confirmaría en 1986 con el lanzamiento de “Music from the edge of heaven”, el último disco de Wham!, cuyo primer single, “I’m your man”, trepó en forma directa al número 1 del ranking Bilboard. Otros tres singles (“The edge of heaven”, “A different corner” y “Where did your heart go”, número 1 en el Reino Unido), consolidarían las ventas de este disco. Wham!, finalmente, se despediría oficialmente a fines de 1986, con un concierto en un repleto estadio de Wembley y el lanzamiento del disco compilatorio “The final”, que reunía todos sus éxitos. Wham! ya era historia, pero George Michael se aprestaba a iniciar una carrera en solitario y a vivir una fase mucho más exitosa que la anterior.

El suceso mundial de “Faith” y el inicio de su carrera solista

Después de separarse de Ridgeley, Michael se sintió en la necesidad de evolucionar y componer e interpretar música para un público más maduro y sofisticado. Por lo pronto, su primer paso como solista lo dio haciendo un elogiado dueto con Aretha Franklin, ícono de la música soul americana, interpretando la canción “I knew you were waiting for me”, que se transformó en número 1 tanto en las listas estadounidenses como inglesas y le permitió ganar su primer premio Grammy, por mejor interpretación Rhythm & Blues vocal, de un dúo o grupo.

george-michael-2

En el otoño de 1987 George Michael publicó “Faith”, su esperado primer álbum en solitario, donde no sólo escribió y produjo todos los temas, sino que también tocó un gran número de instrumentos. El primer sencillo, “I want your sex” (“quiero tu sexo”), causó bastante polémica por su video, donde proponía “explorar la monogamia”, y que fue censurado por varias cadenas de videos musicales (MTV lo transmitió sólo en horario nocturno y en el programa American Top 40 su conductor se negó a pronunciar el título de la canción, anunciándola sólo “como la nueva canción de George Michael”). Este sencillo se mantuvo en el Top 10 durante seis semanas y sólo anunció el éxito del siguiente single, “Faith”, un tema pop con astutos toques de rockabilly que se encumbró en forma directa al número 1 en el Hot 100 Bilboard por cuatro semanas consecutivas. En el videoclip de esta canción George Michael impactó por su agresivo cambio de imagen: barba de varios días, pendientes en forma de cruz, gafas de aviador, chaqueta de cuero y jeans ajustados, esgrimiendo una guitarra y cantando al lado de una rockola.

Gracias a otros tres singles que también alcanzaron el número 1 (“Father figure”, “Monkey” y “One more try”), el álbum “Faith” llegaría a estar 12 semanas en el número 1 en Estados Unidos, puesto que también alcanzó en el Reino Unido y otros países. El disco vendería en su momento 10 millones de copias sólo en América (en la actualidad y hasta la fecha lleva vendidos más de 20 millones de unidades) y le darían a George Michael más reconocimientos por parte de la industria de la música: Dos premios Ivor Novello como “éxito del año” y “compositor del año”, un premio Brit Awards como “mejor intérprete británico masculino” y un premio Grammy al mejor “disco del año”.

Disputa con el sello Sony y silencio musical

Después de embarcarse en una gira mundial en 1988, y pese al éxito colosal que había alcanzado su carrera, George Michael se mostraba cada vez más reticente a seguir los pasos de una estrella del pop. Sintiéndose agotado y frustrado, le notificó a la compañía discográfica Sony que no estaba cómodo con la maquinaria comercial que le rodeaba y que, en su opinión, coartaban su creatividad. En septiembre de 1990 fue lanzado al mercado su segundo disco, “Listen without prejudice Vol. 1”, un producto mucho menos comercial que, a diferencia de “Faith”, no fue muy apoyado en términos de publicidad, aunque el mismo Michael no ayudó mucho en ello, pues se negó a hacer cualquier tipo de promoción para este álbum, incluyendo videos musicales para los singles. Pese a ello, los tres primeros sencillos (“Praying for time”, “waiting for that day” y “Freedom 90’”) lograron aupar el disco, que vendería 8 millones de copias y obtendría un premio Brit Award como “mejor álbum británico”.

george-michael-3

Como las ventas de “Listen without prejudice Vol. 1” no habían sido las esperadas, Sony suspendió el lanzamiento del volumen 2 del disco, lo que desencadenó una agria disputa entre George Michael y el sello discográfico. Como resultado de esto, George Michael no pudo editar un álbum en los siguientes cinco años, aunque en 1991 obtendría otro número 1 en América y Estados Unidos (el primer single número 1 en ser grabado en un lugar al aire libre) tras interpretar y grabar en vivo el tema “Don’t let the sun go down on me”, junto a Elton John en el Wembley Arena. Al año siguiente, en el mismo escenario, George Michael, junto a otros artistas como Gun’s roses, Elton John y David Bowie, participó con el grupo Queen en un concierto tributo al fallecido cantante Freddie Mercury. La interpretación que Michael hizo del clásico tema de Queen “Somebody to love” fue sencillamente antológica y muchos aseguraron que, al contrario que otros artistas que también homenajearon a Mercury ese día, cantó la canción incluso mejor que el fallecido cantante británico.

A fines de 1994 George Michael lanzó su nuevo disco “Older”, que posicionó dos singles (“Jesus to a child” y “Fastlove”) en el Top 10. En 1996 realizaría un concierto en Three Mills Studios de Londres para MTV Unplugged, en su primera actuación larga en años. Entre la audiencia se encontraba Lesley Angold Harrison, su madre, quien moriría al año siguiente de cáncer. Michael posteriormente lanzaría otros trabajos de excelencia, como “Songs from the last century” (1999), “Patience” (2004), “Twenty five” (2006, otro recopilatorio de grandes éxitos, tanto de su época con Wham como su carrera solista) y “Symphonica” (grabado durante la gira del mismo nombre entre los años 2011 y 2012), además de aparecer en el concierto global Live 8 en el año 2005 junto a ex beatle Paul McCartney para interpretar el tema “Drive My Car”.

Llegan los escándalos

En 1998, el mismo año en que lanzó un disco de 28 grandes éxitos llamado “Ladies & Gentlemen: The Best of George Michael” (que lleva vendidas más de 10 millones de copias hasta la fecha), el cantante se vio involucrado en un escandaloso episodio, tras ser arrestado por un policía encubierto por cometer «actos lascivos» en un urinario público en un parque de Beverly Hills, Este incidente lo obligaría a declarar públicamente su homosexualidad, algo que muchos sospechaban desde hace años. “Estuve a punto de hacerlo a los 19 años, pero en ese tiempo no lo tenía claro. La verdad es que no estuve seguro de mi homosexualidad hasta los 24 años y no lo hice en ese momento porque no quería darle un disgusto a mi madre”, relataría el artista, que, después de este episodio, seguiría metiéndose en problemas, aunque esta vez por culpa de las drogas.

En febrero de 2006 George Michael sería arrestado por posesión de drogas blandas. Meses más tarde fue encontrado inconsciente por la policía en su automóvil bloqueando un cruce en el noroeste de Londres. Al año siguiente, después de quedarse dormido en su auto esperando que cambiara un semáforo, reconoció que su consumo de cannabis sativa “era un problema”. En el año 2008 sería nuevamente arrestado por posesión de drogas. En el año 2010, después que declarara en un tabloide británico que “ahora me fumo siete u ocho cigarrillos de marihuana, en vez de los 25 que solía fumar diariamente”, estrelló drogado su coche contra una tienda de fotografía, por lo que fue condenado a pasar ocho semanas en prisión, pagar una elevada multa y la prohibición de manejar durante 5 años. “No me gustó ir a la cárcel, pero era el único lugar en el que merecía estar”, declararía en esa oportunidad a la misma prensa británica.

george-michael-4

Según admitiría en posteriores entrevistas el mismo cantante, recurrió a las drogas (marihuana, prozac) para combatir una depresión casi crónica, enfermedad que, a su juicio, era de origen genético. “En mi familia hay un terrible historial de depresión. Mi madre se encontró a su padre y a su hermano con la cabeza dentro del horno de gas y uno de mis tíos se suicidó el mismo día que nací. Intenté pensar en positivo, pero debí sufrir la muerte de amigos, de mi pareja y, finalmente, de mi madre, la gran constante de mi vida. Fueron años de depresión, miedo y un montón de otros problemas. Juro por Dios que fue como si me hubieran echado una maldición. Había tanta muerte a mi alrededor que era asombroso. Pensé que era un castigo, que todo se debía a que yo no me había mostrado agradecido por mis talentos y estuve cerca de decir que no quería seguir viviendo. Tenía la sensación de que había dejado atrás todo lo bueno, pero afortunadamente comencé de a poco a recuperarme”.

Con más de 100 millones de discos vendidos y una fortuna estimada en más de 100 millones de libras esterlinas, este artista inglés de origen grecochipriota, cuyas canciones fueron las más tocadas en las radios británicas en el período 1984-2004, aseguró hace poco estar viviendo «un estilo de vida más sosegado». Algo bastante recomendable para alguien que en tres décadas de carrera pasó de ser ídolo juvenil de calcetineras a sex symbol e ícono musical adulto, cultivando géneros tan dispares como las baladas, el soul, el rythm and blues, el funky y el dance, transformándose de paso en uno de los artistas pop más importantes de las últimas décadas.

Video de Wham”: “Careless whisper”:

 

Video de Wham: “Everything she wants”:

 

Video de Wham!: “I’m your man”:

 

Video de George Michael: “Faith”:

 

Video de George Michael: “Kissing a fool”:

 

Video de George Michael & Queen: “Somebody to love”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X