Inicio » Los 80 »

Samantha Fox: la historia de la cantante considerada un sex symbol que terminó siendo lesbiana

Esta cantante británica fue en los 80’s un verdadero ícono sexual para millones de hombres en todo el mundo.

Guía de: Los 80

En la segunda mitad de los años 80’ unas de las cantantes británicas pop más conocidas en el mundo era Samantha Fox. Y las razones no eran estrictamente musicales, pues “Sam” (como la llamaban sus cercanos) ya se había hecho una gran fama mediática en Inglaterra luego de posar semidesnuda en algunas publicaciones británicas. Su figura, donde destacaba su exuberante busto, la habían hecho conocida para el gran público, lo que ayudó a conseguir su primer contrato discográfico en 1986, debutando como cantante con el single “Touch Me (I Want Your Body)” (“Tócame (quiero sentir tu cuerpo”) ), que llegó a los primeros puestos de los charts del Reino Unido y Estados Unidos y fue número 1 en 17 países, consiguiendo por sus ventas varios discos de platino, oro y plata.SEx samantha-fox-fb

 

Su imagen fuertemente erotizada y el picante contenido de la letra de esta canción pronto la convirtieron en una de las sex symbol de los años 80’ y en la fantasía sexual declarada de los varones de la época. Por ese entonces, fue declarada oficialmente en Gran Bretaña como la mujer más fotografiada de los años 80′, compartiendo este honor con Margaret Thatcher y Lady Di.

Sam_Fox_WP-10-samantha-fox-27463569-800-600-e1402473591408-790x410

 

Samantha Fox posteriormente mantendría su fama gracias a otros singles de sus dos siguientes discos, como “Nothing’s Gonna Stop Me Now” , “Naughty Girls (Need Love Too)” (“Las chicas traviesas también necesitan amor”) y ” I Wanna Have Some Fun”, que siguieron la línea melódica y temática de “Touch Me”. Por entonces Samantha Fox ya era una de las figuras del incipiente movimiento dance pop europeo, junto a cantantes como Rick Astley y la italiana Sabrina Salerno, otra bomba sexual de la época.

Sex Samantha 3

 

En plena guerra fría Samantha Fox dio que hablar, pues se atrevió a ir de gira por alejados lugares como Bosnia, Rusia, Ucrania y Siberia. Su carisma y sex-appeal derribaba muros y traspasaba fronteras, y no respetaba creencias religiosas o ideas políticas. En la India llegó a actuar ante 70 mil personas durante tres noches consecutivas, rompiendo el récord que ostentaba el mítico Bruce Springsteen en este país. En los años 90’, no obstante, su fama comenzaría poco a poco a decrecer, aunque a principios del nuevo milenio obtendría cierto suceso en su país natal gracias a tres discos recopilatorios.

Samantha Fox sale del clóset

Mientras era una de las mujeres más deseadas del mundo, a Samantha Fox se la atribuyeron romances con hombres de varias nacionalidades, entre los que se encontraban el español Rafi Camino, el australiano Peter Foster y el norteamericano Paul Stanley, cantante y guitarrista del grupo Kiss. Por aquella época, la cantante hablaba en las entrevistas de su deseo de sentar cabeza, casarse y tener hijos, aunque confesaba que no le iba muy bien con los miembros del sexo fuerte: “Toda la vida me ha pasado lo mismo. Ser una mujer famosa, adorada por tantos hombres, es algo muy difícil de manejar para cualquier novio. Todos mis novios han terminado con mucha inseguridad”.

Fue a finales de los años 90’ que empezó a circular un sorprendente rumor. Samantha Fox, la sex symbol por excelencia y objeto de deseo de millones de hombres a lo largo del planeta, era lesbiana. Samantha, de hecho, había participado como jurado en un concurso de belleza para lesbianas y en ese momento la prensa amarilla se enteró que compartía su casa con Cris Bonacci, guitarrista de la banda de rock Girlschool. Los periodistas insinuaron que eran amantes y Bonacci confirmó en una entrevista que estaban juntas, aunque Samantha no desmintió ni confirmó jamás la verdadera naturaleza de esa relación. Algunos periodistas posteriormente averiguaron que Samantha ya había compartido su casa con otra mujer llamada Debbie Connor, aunque ella siempre aseguró que eran “buenas amigas”.

En febrero del 2003, Samantha Fox decidió poner fin a todos los rumores sobre su vida privada y salió oficialmente del armario. En un sorprendente comunicado confesó que estaba enamorada de su agente, Myra Stratton, una mujer once años mayor que ella. “Me he acostado con otras mujeres, pero nunca había estado enamorada antes de conocer a Myra Stratton. La gente dice que soy lesbiana…. No sé lo que soy. Lo único que sé es que estoy enamorada de Myra, la amo por completo y quiero pasar el resto de mi vida con ella “, dijo en esa oportunidad.

fotos de Samantha Fox

Samantha Fox junto a su manager Myra Stratton, con quien se casó el año 2003.

El mismo año 2003 Samantha Fox se casó con su manager. El matrimonio entre ambas duró 12 años, hasta la muerte de Myra por un cáncer el año 2015, tras batallar durante dos años contra esa enfermedad. Sorprendentemente, después de la muerte de su pareja, Samantha Fox, de actuales 51 años, confesó públicamente que se había enamorado de otra mujer. Se trataba de la noruega -y madre de dos hijos- Linda Brigitte Olsen.

fotos de Samantha Fox

Samantha Fox y su nueva novia, la noruega Linda Brigitte Olsen.

“Ahora me he enamorado de otra mujer. Conocí a alguien hace un par de meses y estoy muy feliz. A medida que envejeces, la vida pasa más rápido. Sólo creo que el amor es mucho mayor que cualquier otra cosa, no se puede evitar. Mi relación con Linda está funcionando muy bien y estamos muy contentas. Es una chica encantadora y no está en el negocio del espectáculo, cosa que es genial”, aseguró la mujer que en los años 80’ gracias a su uerpo y sus picantes canciones fue el sueño erótico de millones de hombres en todo el mundo.

Video de Samantha Fox: “Touch me (I want to feel ypur body”):

 

Video de Samantha Fox: “I wanna have some fun”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X