Inicio » Los 80 »

Schwarzenegger reveló desagradables detalles de una famosa escena de “Conan El Bárbaro”

Esta cinta de aventuras y fantasía de 1982 pavimentó el estrellato del actor austríaco.

Guía de: Los 80

En 1982 el actor austríaco Arnold Schwarzenegger se anotó el primer éxito mundial de su exitosa carrera cinematográfica con la película “Conan El Bárbaro”, cinta dirigida por John Milius y escrita por Oliver Stone que, basada en los relatos de cómics de Robert E. Howard, narraba la historia del musculoso y majestuoso guerrero cimerio que, tras presenciar la matanza de su familia cuando niño a manos de los secuaces de Thulsa Doom (James Earl Jones), y ser reducido a la esclavitud, al crecer, convertido en un mortífero guerrero, ganaba su libertad y buscaba venganza.
Conan The Barbarien

La cinta, rodada durante cinco meses en diversos lugares de España como los alrededores de Almería, Cuenca, Madrid, Segovia y Ávila, perfiló para siempre el futuro éxito como héroe del cine de acción para el actor Arnold Schwarzenegger, quien en esta cinta interpretó casi todas sus escenas de riesgo.

Para su personaje se forjaron dos espadas verdaderas distintas, valoradas en 10 mil dólares cada una; una de ellas, a pedido del director John Milius, llevaba la inscripción “Empuña esta espada en nombre de Crom” (Crom era el Dios de Conan).
Conan_el_baarbaro-879824393-large

“Conan El Bárbaro”, cinta que recaudaría unos 150 millones de dólares en taquilla en todo el mundo, todavía es recordada por varias escenas, como la apertura de la cinta, cuando Conan presencia la masacre de su tribu y su familia; la secuencia en que se convierte en un guerrero esclavo; la escena en que Valeria, su pareja, regresa del Más Allá y del Valhalla para salvarle la vida durante un combate con un guerrero de Thulsa Doom; la escena en que Conan es crucificado en un árbol y dejado allí para ser pasto de los buitres, pero el guerrero, simulando estar muerto, deja que se acerque un buitre para a continuación matarlo a mordiscos; y la poética secuencia en que Conan, con el mar de fondo, practica movimientos con su espada mientras el viento le azota la cabellera y la cara.
Conan-el-barbaro

Según Arnold Schwarzenegger, Conan, el héroe de historietas que en 1982 saltó por primera vez al cine, fue el papel más difícil que le tocó interpretar, pues lo “llevó al límite”, debido a las grandes exigencias físicas. Según el actor austríaco, el rodaje fue “traumático”. En la escena en que Conan tenía que arrastrarse entre rocas y huir de perros salvajes verdaderos, se hirió en la espalda y necesitó 40 puntos de sutura.

“Fue un rodaje muy difícil, pero lo recuerdo con cariño. Básicamente fui a otra escuela vocacional, una para aspirantes a héroes de acción. Aprendí a montar a caballo, en camello y en elefante. Aprendí a saltar desde grandes rocas, a trepar y a balanceárme con largas cuerda, a caer desde una altura”, recordó Schwarzenegger.
191207

Como anécdota de ese rodaje, el actor Arnold Schwarzenegger reveló que la escena en que su personaje muerde a un buitre cuando cuando está crucificado a un árbol, tratando de sobrevivir, fue totalmente real, pues no se trató de un buitre de utilería, sino que de un verdadero buitre muerto. Y ese mordisco necesitó varias tomas. “Mordí un buitre muerto real y tuve que lavarme la boca con alcohol después de cada toma”, explicó Arnie.

Irónicamente, el musculoso aspecto que garantizó el papel de Conan a Arnold Schwarzenegger supuso un impensado inconveniente para la película: los pectorales de Schwarzenegger estaban tan desarrollados que no le dejaban alzar la espada. Por ello, Arnie tuvo que reducir su régimen de ejercicios durante el rodaje, lo que no lo salvó del duro adiestramiento de Kiyoshi Yamasaki, el maestro de armas que lo instruyó en la esgrima y que tuvo un pequeño papel en el filme.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios