Inicio » Los 90 »

¿Cómo luce el elenco de la película “Sueño de fuga” 20 años después?

Esta película de 1994, según el ranking de la IMDB, es considerada una de las mejores cintas de todos los tiempos.

Guía de: Los 90

Sueño de fugaEn agosto de 1982 el famoso escritor norteamericano Stephen King, de cuyas narraciones de horror se filmaron películas tan célebres como “Carrie” (1976) y “El Resplandor” (1980), publicó un libro de cuatro novelas cortas llamado “Las cuatro estaciones”. Cada narración tenía que ver con una estación del año (primavera, verano, otoño e invierno) y dos de ellas originaron películas que con el tiempo se convertirían en verdaderos clásicos del Séptimo Arte de sus respectivas décadas. Una fue “Cuenta conmigo” (basado en el relato “El Cuerpo”), un éxito instantáneo del año 1986 con River Phoenix, Corey Feldman y Kiefer Sutherland. La otra, “Sueños de fuga” (basada en el relato “Rita Hayworth y la redención de Shawshank”), fracasó estrepitosamente en la taquilla en 1994, aunque maravilló a los críticos de la época.

Sueño de fuga

Dos décadas después del estreno de aquella cinta dirigida por el director Frank Darabont en el Festival de Toronto, y que se tituló en inglés con el nombre de “The Shawshank Redemption” y fue conocida en Latinoamérica como “Sueño de Fuga” y “Sueño de Libertad”, y en España como “Cadena perpetua”, la película se convertiría en un curioso caso de éxito a largo plazo. Protagonizada por Tim Robbins, como Andy Dufresne, y Morgan Freeman en el rol de Ellis “Red” Redding, el largometraje, un heroico canto a la esperanza y la dignidad humana en medio de circunstancias amargas, contaba en casi dos horas y medio de metraje la relación de amistad de dos hombres condenados a cadena perpetua en una cárcel de Maine.

La cinta relataba cómo Andy Dufresne, el vicepresidente de un importante banco de Portland, Maine, Estados Unidos, era acusado injustamente por el crimen de su esposa y el amante de ésta. Luego de ser condenado a purgar dos cadenas perpetuas en la prisión estatal de Shawshank, Andy sufría en carne propia el sórdido y violento ambiente de la cárcel, ya fuera por el duro trato dispensado por el alcaide de la cárcel, Samuel Norton, y el sádico jefe de los guardias, Byron Hadley; o el acoso constante de un grupo de violadores conocidos como “Las Hermanas”, liderado por el recluso Bogs Diamond. El mismo día que Andy llegaba a prisión junto a otros presos, escuchaba el siguiente discurso del alcaide Norton: “Creo en dos cosas: la disciplina y la Biblia. Aquí recibirán ambas. Ofrezcan su alma al señor, porque sus cuerpos son cosa mía. Bienvenidos a Shawshank”.

Sueño de fuga Sueño de fuga

 

Durante los primeros meses de su condena, Andy se hacía amigo del preso encargado del contrabando en la prisión, el recluso de color Ellis Boyd “Red” Redding, a quien le encargaba dos cosas: un pequeño martillito para pulir piedras y labrar piezas de ajedrez y un poster de la actriz Rita Hayworth. Red, hablando de su nuevo amigo, decía: “Entiendo por qué algunos lo tomaban por un esnob. Tenía un aire sereno, una forma de caminar y de hablar nada común aquí. Se paseaba, como alguien en el parque sin pena ni preocupación. Como si tuviera una coraza invisible que lo protegiera en este lugar”.

Dos años después de su ingreso, Andy era seleccionado junto con “Red” y sus otros amigos para reparar el techo de uno de los edificios de la prisión. Mientras cumplía dicha labor, Andy escuchaba casualmente al capitán Hadley quejarse porque iba a recibir sólo la mitad de una herencia familiar por culpa de los impuestos del gobierno. Andy, valiéndose de sus conocimientos financieros y tributarios, se ofrecía a remediarle el asunto a cambio de cerveza fresca para cada uno de sus amigos. “Red”, después que el capitán Hadley estuviera a punto de arrojar a Andy desde la azotea antes de aceptar el trato, y de llevarles cervezas a todos ellos, contaba que “sentados al sol y bebiendo, nos sentimos como hombres libres, como si estuviéramos reparando el techo de nuestra propia casa. Éramos los reyes de toda la creación. Quizás Andy lo hizo para conquistarse a los guardias. O para hacer algunos amigos entre nosotros. Creo que lo hizo para sentirse otra vez normal aunque fuera por un corto tiempo”.

Sueño de fuga

Sueño de fuga

Este hecho cambiaría la vida de Andy para siempre en la prisión. Comenzaba a asesorar financieramente a todos los guardias de la prisión e incluso al corrupto alcaide Norton, cuyas coimas e ingresos ilícitos eran “lavados” por Andy e ingresados a una cuenta bancaria de una persona ficticia, creada por el mismo Andy, pero que existía legalmente pues esta persona ficticia tenía hasta número de seguridad social. “Soy un convicto que ofrece buena planificación financiera”, le dice Andy a “Red” en una secuencia de la película.

Andy, aprovechando su nueva posición y mandando cartas a diestra y siniestra, montaba la mejor biblioteca carcelaria de toda Nueva Inglaterra. En una de las secuencias más notables de la película, mientras desembalaba unos libros y unos discos que le acababan de llegar en calidad de donación, Andy ponía a escondidas un disco donde cantaban unas sopranos y conectaba la música a los parlantes de la cárcel. Todos los presos que se encontraban en el patio en ese momento, al oír la música, quedaban estupefactos. “Red” contaba que “hasta hoy no tengo idea de qué estaban cantando esas italianas. La verdad ni quiero saberlo. Hay cosas que es mejor no saber. Prefiero pensar que era algo tan hermoso que no puede expresarse en palabras y te hace sufrir por eso mismo. Esas voces se elevaban a una altura y lejanía que nadie osa soñar en un lugar gris. Era como un hermoso pájaro aleteando en nuestra jaula que hizo derretir esos muros. Y por un brevísimo momento todos en la prisión se sintieron libres”.

Andy veía en 1965 la llegada de un nuevo preso llamado Tommy Williams, quien revolucionaba la cárcel con su personalidad chispeante. Con la ayuda de Andy, Tommy lograba graduarse y terminar sus estudios secundarios. Sin embargo, al enterarse del motivo por el cual Andy estaba preso, Tommy le revelaba una dura verdad : el verdadero asesino de la esposa de Andy y el amante de ésta era otro recluso, que había compartido celda con Tommy en otra prisión, durante una condena anterior a su llegada a Shawshank. Al enterarse de esto, Andy le pedía al alcaide que reabriera su caso, pero éste, temiendo quedarse sin sus valiosos servicios financieros, en un acceso de ira lo enviaba por un mes al “hoyo”, un lugar donde los reclusos sufrían aislamiento total.

Después que el alcaide Norton ordenara al capitán Hadley matar de cuatro tiros a Tommy para silenciarlo para siempre, Andy, tras salir del “hoyo”, le decía a su amigo “Red” que, después de 19 años de prisión, ya consideraba cumplida su condena: “Estaba en la senda del huracán. Jamás pensé que la tormenta duraría tanto. Maté a mi esposa, Red. No apreté el gatillo, pero la alejé”, dice Andy, a lo que “Red” le contesta: “Si de algo eres culpable, es que fuiste un mal esposo, pero no un asesino”. Andy también le contaba a “Red” de su sueño de un día establecerse en Zihuatanejo, un idílico pueblo mexicano ubicado a orillas del Pacífico, invitando al mismo “Red” a que lo visitara una vez que saliera de la prisión. “¿Sabes lo que dicen los mexicanos acerca del Pacífico? Dicen que no tiene memoria. Ahí quiero vivir el resto de mi vida. Un lugar cálido sin memoria”, le dice Andy.

Red se negaba de plano a la invitación, diciéndole a Andy que jamás saldría de prisión porque había sido condenado a dos cadenas perpetuas sucesivas y que a él mismo, en el caso muy improbable que alguna vez lo dejaran salir, le sería muy difícil adaptarse a la vida fuera de la cárcel. “La esperanza es peligrosa. Puede hacerte enloquecer. De nada te sirve aquí adentro. Mejor acostúmbrate a la idea”, le dice Red. De todos modos Andy le pedía a Red que, una vez que saliera de prisión, buscara un lugar específico, donde habría algo enterrado para él.

Sueño de fuga Sueño de fuga Sueño de fuga

 

Esa misma noche, después de terminar su trabajo con las finanzas del alcaide, Andy volvía a su celda, pero a la mañana siguiente, durante el conteo, los guardias descubrían que había desaparecido. El alcaide y los guardias, estupefactos, descubrían entonces un túnel oculto tras un póster de Raquel Welch (que había reemplazado al de Rita Hayworth) en la pared. Andy lo había construido en secreto durante los 19 años de su estadía en la prisión, con el mismo pequeño martillo que le había pedido a Red casi dos décadas atrás.

Después de que Andy hubiera escapado de la cárcel a través de su túnel y un desagüe cloacal, éste usaba las identificaciones falsas a nombre del supuesto titular de las cuentas donde el alcaide Norton había depositado el dinero de las coimas, llevándose alrededor de 370 mil dólares. Antes de salir hacia México, Andy enviaba las pruebas del lavado de dinero (las cuales se había llevado al escapar de la cárcel) a un importante diario de Portland. La noticia estallaba entonces en todos lados: el capitán Hadley era arrestado por su complicidad en los crímenes del alcaide Norton, quien se suicidaba en su oficina de un disparo antes de ser apresado. “Quisiera creer que lo último que pasó por su cabeza además de la bala fue preguntarse cómo Andy pudo incriminarlo”, relataba “Red”.

Después de la espectacular fuga de Andy, sus amigos en la cárcel comienzan a recordarlo todos los días, especialmente “Red”: “Debo pensar que algunos pájaros no son para vivir enjaulados. Sus alas brillan demasiado. Y cuando se van, si piensas que era un pecado tenerlos encerrados, te alegras. Pero el lugar en donde vives queda más sombrío y vacío porque ya no está. Supongo que solo es que extraño a mi amigo”.

Un año más tarde, “Red” lograba finalmente salir en libertad. El diálogo que éste sostenía con la junta de libertad condicional es de antología:

“- Ellis Boyd Redding, su ficha dice que ha cumplido 40 años de su cadena perpetua. ¿Se siente rehabilitado?
- ¿Rehabilitado? Bueno, veamos. No tengo idea de lo que significa.
- Significa poder reincorporarse…
- Sé lo que significa para ti, hijo. Para mí es una frase hueca inventada por políticos para que jóvenes como tú vistan traje y corbata y tengan un empleo. ¿Qué es lo que quieres saber en realidad? ¿Si estoy arrepentido?
- Bueno, ¿lo está?
- No hay día que no lo lamente. No porque esté aquí, o porque creas que debo. Pienso en lo que era antes, un joven estúpido que cometió ese terrible crimen. Quiero hablarle. Quiero hacerle entrar en razón. Contarle cómo es todo. Pero no puedo. Ese chico ya no existe y este viejo es lo que queda. Debo vivir con eso. ¿Rehabilitado? Es una mierda de palabra. Pon el sello en los formularios, hijo, y no me hagas perder el tiempo. Porque a decir verdad me importa un carajo”.

Después de salir de prisión y permaneciendo fiel a su promesa, “Red” buscaba el lugar que Andy le había indicado (al lado de un gigantesco roble, cerca de una gran plantación de trigo) y encontraba una pequeña lata oculta bajo unas piedras, que contenía algo de dinero y una carta para él. En la carta estaban las instrucciones para viajar hasta Fort Hancock, cruzar la frontera con México y llegar a la población de Zihuatanejo. “Red” pensaba en ese momento: “Lo que quiero es volver donde las cosas tienen sentido. Donde no tenga miedo todo el tiempo. La esperanza es algo bueno, quizás sea lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Por segunda vez en mi vida soy culpable de cometer un crimen. Violación de libertad condicional. Supongo que no van a cortar el tráfico por esto. No por un viejo ladrón como yo. Estoy tan emocionado que no puedo estar quieto o concentrarme. Es la emoción que sólo un hombre libre puede sentir. Un hombre libre al comienzo de un largo viaje con destino incierto. Tengo la esperanza de que el Pacífico sea tan azul como en mis sueños. Tengo la esperanza”.

Sueño de fuga Sueño de fuga

 

En la última imagen de la película podíamos ver al viejo Red, caminando con su maleta en una bella y solitaria playa del Pacífico, en Zihuatanejo, a punto de encontrarse con Andy, quien vestido con una polera y unos pantalones cortos, estaba enfrascado en arreglar una vieja embarcación.

La película “Sueño de fuga”, que fracasó en la taquilla, recibiría 7 nominaciones a los premios Oscar, aunque no ganaría ninguno (compitió con “Pulp Fiction” y “Forrest Gump”). Sin embargo, con el paso de los años tendría su esperada revancha: el canal TNT, gracias a la presión del público, la exhibió una vez al mes durante al menos 10 años, mientras que se disparaban sus ventas, tanto en formato VHS como DVD y Blue Ray. Como si ello no fuera suficiente, en una encuesta realizada entre 400 personalidades de Hollywood por el diario especializado “The Hollywood Reporter”, “Sueño de fuga” ocupó el cuarto lugar de preferencias, detrás de “El padrino”, “El mago de Oz” y “Ciudadano Kane”, mientras que en el portal IMDB, el más consultado en cine por profesionales de la industria y por público general, la película obtuvo un sorprendente primer lugar desde el año 2008, cuando desplazó a “El padrino”.

Soberbio relato fílmico de dignidad humana, redención personal y de lazos fraternales, esta película ya puede ser incluida entre los “clásicos” más imperecederos del Séptimo Arte. Quizás la frase que mejor sintetiza su importancia la entregó el propio actor Tim Robbins, quien personificó a su protagonista, Andy Dufresne: “Todo lo que sé es que no ha pasado un sólo día de mi vida en que alguien no me haya dicho algo sobre esa película, sobre lo importante que fue para su vida, dándome las gracias”.

A 22 años de su estreno, así luce hoy el elenco de “Sueño de Fuga” o “The Shawshank Redemption”, una de las películas más importantes y significativas de los años 90’:

1) Tim Robbins (Andy Dufresne)

Tim Robbins

2) Morgan Freeman (Ellis Boyd “Red” Redding)

morgan freeman

3) Bob Gunton (Alcaide Samuel Norton)

Bob Gunton

4) Clancy Brown (Capitán Byron Hadley)

gal-watn-sr-clancy-brown-jpg

5) William Sadler (Heywood)

William sadler

6) Gil Bellows (Tommy Williams)

movies-shawshank-redemption-cast-then-now-gil-bellows

7) Marc Rolston (Bogs Diamond)

Mark Rolson

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X