Inicio » Los 90 »

Demi Moore desnuda y embarazada: La portada más famosa de los años 90’

En 1991, la revista “Vanity Fair” impactó a sus lectores con una osada y controvertida portada.

Guía de: Los 90

En agosto de 1991 la prestigiosa revista “Vanity Fair” publicó en su portada la imagen que se convertiría en la más famosa y controvertida de esa década: la actriz Demi Moore embarazada y desnuda.

Demi Moore

La historia de esa portada, obra de la famosa fotógrafa Annie Leibovitz, fue más bien casual. Leibovitz, por entonces, era amiga del entonces matrimonio formado por el actor Bruce Willis y la actriz Demi Moore. No sólo había sacado las fotos de la boda de la pareja, sino que ya había fotografiado en 1988 a Demi embarazada de su primera hija Rumer, en una serie de imágenes en blanco y negro.

Para el reportaje de la revista “Vanity Fair” del número de agosto de 1991 la idea de la redacción era que Demi, embarazada de siete meses de su segunda hija Scout LaRue, apareciera usando un lujoso vestido verde de satén de Isaac Mizrahi y ropa interior en las páginas interiores de la revista. Después que Leibovitz sacara las fotos de rigor, tomó otras imágenes más de la actriz, desnuda y de cuerpo entero, al estilo de las del anterior embarazo tres años atrás, aunque su idea era regalárselas a Demi para su uso único y exclusivo.

Demi Moore

Cuando los redactores y diseñadores vieron estas últimas imágenes, alguien comentó en voz alta que una de esas fotos podría ser una portada histórica. Tina Brown, entonces directora de Vanity Fair, estuvo totalmente de acuerdo. Y cuando todos pensaban que Demi Moore se negaría de plano a aceptar que una imagen suya desnuda y embarazada apareciera en la portada, ya que el cuerpo desnudo de una gestante y las barrigas prominentes eran considerados por entonces algo íntimo que debía permanecer en la esfera privada o hasta ocultarse dentro de lo posible, la actriz sorprendió al personal de la revista cuando los autorizó a que usaran su foto.

El resto es historia conocida. Cuando la revista “Vanity Fair” salió con esa imagen de la actriz desnuda junto al título “More Demi Moore” las ventas de la publicación se dispararon hasta el millón de ejemplares, el número se agotó en muchos lugares y se desató un escándalo sin precedentes. Se cuenta, por ejemplo, que en algunos quioscos el número de agosto de “Vanity Fair” fue vendido tapado por una bolsa de papel blanco, como si se tratara de una revista pornográfica.

Demi Moore

Con el correr del tiempo, la famosa fotografía de Demi Moore embarazada y desnuda tomada por la fotógrafa Anne Leibovitz se transformaría en una suerte de proclama feminista y en un desafiante alegato a favor de la femineidad, la belleza y la maternidad. Con respecto a la famosa imagen, la fotógrafa Annie Leibovitz declararía que no pensaba que la fotografía fuese demasiado buena, más allá de su evidente impacto: “Para que fuese un gran retrato, no debería estar cubriendo sus pechos. Mis mejores fotografías están dentro de la revista”, aseguró. Al año siguiente, en 1992, Demi Moore protagonizaría otra portada en Vanity Fair, desnuda y con el cuerpo pintado como un traje masculino.

Demi Moore

Hoy, a más de un cuarto de siglo de la aparición de la famosa fotografía de Demi Moore en la edición de agosto de 1991 de la revista “Vanity Fair”, otras celebridades también aparecerían en las portadas de esta misma publicación embarazadas y semidesnudas, como la tenista de color Serena Williams.

Demi Moore

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X